Popular channels

Peatones tecnológicos, un peligro en la vía pública

Diez, nueve, ocho. Mientras el semáforo termina la cuenta regresiva un grupo de gente especula si cruzar la calle o no. Con paso acelerado caminan unos metros y vuelven sobre sí. Algunos deciden esperar a que la luz esté verde, otros hacen alianza con los desconocidos peatones de a su alrededor y a la vez que avanzan rápido con la mirada puesta en los autos, cierran los puños y preparan las piernas por si es necesario correr. También están los que cruzan mirando sus celulares, enviando mensajes, conectados a sus auriculares.

Escenas como éstas se repiten a diario y por miles en la ciudad de Buenos Aires. Aunque los peatones son los actores más vulnerables del "mundo vial", según un estudio del Observatorio Vial Latinoamericano (Ovilam), no hay suficiente conciencia sobre los riesgos al transitar. Los celulares y auriculares son los amigos más frecuentes de los infractores que, en general, ignoran la senda peatonal, no respetan el semáforo o cruzan en diagonal o a mitad de calle.



El informe se realizó a partir de la observación directa y de fotografías en 15 esquinas porteñas, entre las que están Corrientes y Florida, Callao y Santa Fe, Alicia Moreau de Justo y Macacha Güemes, Independencia y Santiago del Estero, y 9 de Julio y Belgrano.

El propósito del trabajo fue identificar cuáles son los comportamientos y actitudes de los peatones y de qué manera las condiciones del entorno pueden alterar esas acciones. Por eso se observó qué conducta toma la gente a la hora de cruzar las calles y avenidas del centro porteño y se puso el acento en el uso de celulares y reproductores de música.

Según el estudio, el 19,5% de los peatones no respeta el semáforo y cruza con la mirada puesta en los autos para ver si detiene su marcha en la calle o si debe retroceder hasta la vereda, a la vez que el 18,2% ignora las sendas peatonales o el cruce por las esquinas y se desplaza a cualquier altura de la cuadra.

Del total de transgresores, el 13,8 % son definidos como "peatones tecnológicos", es decir, personas que circulan usando aparatos electrónicos que los distraen o afectan principalmente sus sentidos de vista y oído. De ellos, el 7,2% usa auriculares, el 3,5% habla por teléfono y el 3,1% envía mensajes de texto.

Por otro lado, el 3,8% cruza corriendo y, de ellos, el 69% lo hace cuando el semáforo tiene inhabilitado su paso. Además, hay un 32,8 % de los porteños que espera la señal de cruce permitido debajo de la acera. Teniendo en cuenta que cada vez hay más bicisendas, esperar sobre ese espacio destinado al ciclista suele ocasionar no pocos accidentes.

Según Ovilam, "en la ciudad de Buenos Aires durante 2013 fallecieron 86 personas en siniestros viales en el lugar del hecho; de ellas, 39 fueron peatones". En el país mueren 600 peatones por año. En la conclusión del análisis se observa que, pese a ser los más débiles en la cadena del tránsito, "tienen actitudes temerarias". Como agravante, éstas están naturalizadas y no se asumen como infracciones que son.
Salvar la senda

El problema de las infracciones de los peatones ocupa un lugar en la agenda de algunos municipios, por eso Prójimo, una agencia de publicidad del barrio La Cava, en conjunto con el Concejo Deliberante de San Isidro, lanzará próximamente la campaña participativa "Sí, San Isidro está en la senda". Esta movida tiene como objetivo concientizar sobre la importancia de respetar las normas de tránsito y "salvar" la senda peatonal, que parece estar en peligro de extinción para muchos.
0
0
0
0No comments yet