Check the new version here

Popular channels

Peligro: la otra historia del radar del aeropuerto de Ezeiza

Peligro: la otra historia del radar del aeropuerto de Ezeiza

El radar que se rompió por la caída de un rayo en Ezeiza continúa sin repararse y la Fuerza Aérea no da precisiones acerca de cuándo estará listo.
El problema no sólo afecta las salidas y entradas de los vuelos en Aeroparque y en el Aeropuerto Internacional. Los peligros que representa operar de esta manera son mucho más graves.
El ex piloto y director de cine Enrique Piñeyro da una versión distinta sobre el problema.
"El aparato roto es tan viejo que no hay gente capacitada en nuestro país para poder arreglarlo" advirtió en diálogo con minutouno.com

La imagen impacta, es verdad, parece sacada de una historia de George Lucas, pero no. Es realidad y sucedió acá, en Ezeiza nomás: un rayo cae durante una tormenta sobre un radar que maneja el tránsito aéreo de la Terminal Aeroportuaria y caput!!!. Chau aparato.

Y entonces lo de siempre, a los problemas “comunes” que afectan el funcionamiento normal de los servicios públicos hay que sumarle ahora los retrasos ocasionados por el bendito radar a los vuelos de cabotaje e internacionales.





La palabra Radar ya se hizo común en los medios, basta con tratar de averiguar a que se debe cualquier tipo de demora y la respuesta será siempre la misma: es por culpa del radar.
Desde la Fuerza Aérea el Mayor Argañaraz le dijo a minutouno.com que “la primera fase de reparación ya está terminada ahora sólo falta re-chequear todos los componentes” para que vuelva a funcionar.


La descarga electromagnética del rayo también afectó a varias manzanas aledañas al Aeropuerto, por lo que se dañaron televisores y otros electrodomésticos de las casas del lugar, que sin dudas serían un poco más modernos que el aparato que se encargaba de controlar el tránsito aéreo.


Enrique Piñeyro, ex piloto de LAPA y director de las películas Whisky Romeo Zulu y Fuerza Aérea, SA, en las que se ponen al descubierto las falencias e inoperancias de la Institución para controlar el servicio afirma que “este tipo de radares son carcajas que ya están fuera de circulación en todo el mundo, son piezas del año 50”.


Piñeyro descarta además que haya gente capacitada en el país para arreglar este tipo de máquinas debido a la antigüedad de su fabricación. Sobre ese tema Argañaraz, desde la Fuerza Aérea asegura que “se trajo técnicos desde San Pablo -Brasil- para poder repararlos”.


El espiral de denuncias por parte del ex piloto continúa: “Además mienten cuando dicen que en este momento están utilizando los radares de Paraná y Mar del Plata, cuando esos radares jamás estuvieron homologados para la vigilancia del tránsito aéreo”.


Como consecuencia de las investigaciones de Piñeyro hubo denuncias de fiscales por falencias en el sistema de control aéreo y presuntos hechos de corrupción que radicaron en el juzgado del juez Oyarbide, pero finalmente nunca se llegó a lo que él supone que es necesario para terminar con los problemas aéreos, que es "el traspaso del control aéreo de las Fuerzas Armadas a manos civiles".


El peligro que representa seguir operando sin el radar es grande, Enrique Piñeyro explica que ahora todas las comunicaciones son aún más obsoletas todavía, que desde la torre de control no pueden registrar a los aviones por lo que es muy difícil evitar que “no se encimen y puedan circular en carrusel”, o sea que las probabilidades de choque son mayores. Nada alentador en un país con los antecedentes como el nuestro.



Ya pasaron seis días del temporal y del famoso rayo y del radar no hay demasiadas novedades. En la Fuerza Aérea no saben precisar cuando estará listo, pero Piñeyro habla de la incapacidad del personal para poder resolver el problema de unas "plaquetas". Por ahora las demoras continúan, la imagen del rayo sigue presente y, si el radar no se arregla, el desenlace puede ser peor que el de un film de Lucas.

Fuente: http://www.minutouno.com/1/hoy/article/Peligro:-la-otra-historia-del-radar-del-aeropuerto-de-Ezeiza%5Eid_16840.htm
+1
0
0
0No comments yet