Check the new version here

Popular channels

Peña Nieto anula licitación de tren bala otorgada a china



El presidente de México, Enrique Peña, anuló la licitación ganada por un consorcio encabezado por la empresa China Railway Construction Corporation (CRCC) para construir un tren de alta velocidad, de la capital mexicana a la ciudad de Querétaro, con 210 km de vías por 3.700 millones de dólares.



En una decisión sin precedentes, el mandatario mexicano revocó la licitación otorgada recién hace cuatro días, el lunes 3 de noviembre, luego de las críticas al procedimiento que ganó el consorcio China Railway, junto con otra empresa china, una francesa y cuatro empresas mexicanas, con un costo de 50.800 millones de pesos (3.700 millones de dólares).

Peña instruyó a la Secretaría de Comunicaciones y Transportes a convocar a un nuevo concurso para el que sería primer tren bala del continente americano: "Se repondrá el procedimiento, dando un tiempo más amplio para ganar absoluta claridad, legitimidad y transparencia", dijo en un comunicado el titular de esa cartera del Ejecutivo, Gerardo Ruiz.

La inédita derogación de la licitación de un proyecto estelar del Gobierno mexicano, diseñado para trasladar 23.000 pasajeros diarios a 300 km por hora, se tomó "en razón de las dudas e inquietudes que han surgido en la opinión pública", marcada por quejas de grandes empresas internacionales.

Compañías tales como la española CAF, constructora de líneas de metro en el mundo, la japonesa Mitsubishi, la canadiense Bombardier, la francesa Alstom, la alemana Siemens y las gigantes mexicanas ICA y Carso, de magnate Carlos Slim, enviaron protestas por el tiempo insuficiente para diseñar sus propuestas del proyecto multimillonario.

El Gobierno argumentó que el plazo de 60 días otorgado fue tres veces mayor que el establecido por la ley, de 20 días; sin embargo 16 empresas internacionales y nacionales se retiraron por la negativa a extender los plazos y sólo quedó sin competidor el consorcio comandado por la china CRCC.

El grupo empresarial que había ganado el concurso lo forman, además de China Railway Construction, la empresa CSR Corporation Limited, también china, y la francesa Systra, filial del Sistema Nacional de Ferrocarriles de Francia.

Las cuatro empresas mexicanas del consorcio chino son: GIA, de Hipólito Gerard, cuñado del ex presidente de México Carlos Salinas de Gortari; Constructora Teya, de Juan Armando Hinojosa Cantrú, ambas con sede en el Estado de México, que Peña gobernó antes de ganar la presidencia de México; Prodemex, del magnate Olegario Vázquez y GHP Infraestructura Mexicana.

"Con la finalidad de dar un tiempo más amplio y propiciar la posible participación de un mayor número de fabricantes de trenes, así como de fortalecer la absoluta claridad, legitimidad y transparencia, el Ejecutivo Federal determinó se convoque a un nuevo proceso de licitación" indica el comunicado gubernamental.

El propósito reorganizar un nuevo proceso "en el que no haya duda y que el proyecto no sea cuestionado, así como que cuente con absoluta claridad", dijo el secretario de Comunicaciones y Transportes del gobierno.

"El procedimiento que queda sin efecto siempre estuvo en tiempo y apegado a los términos legales, pero el señor presidente tiene la sensibilidad de que un proyecto tan importante y de tanto beneficio para la sociedad no tenga duda alguna", indica el texto oficial.
0
0
0
0No comments yet