Check the new version here

Popular channels

Pérez acuerda una tregua en la pelea con YPF

El jueves se reunió con los gobernadores de Chubut, Río Negro y Neuquén, los otros distritos castigados por la Rosada. Luego, se juntó con Galuccio para retomar el diálogo. Buscan acordar un proyecto de ley de Hidrocarburos que no perjudique a las provincias.



Los gobernadores petroleros, castigados por la Casa Rosada por oponerse al proyecto de modificación de la ley de Hidrocarburos, buscan una tregua con el Gobierno nacional. El jueves, Mendoza, Neuquén, Chubut y Río Negro no pudieron firmar la prórroga del Programa Federal de Desendeudamiento -que sí suscribieron otros 13 distritos- con la Nación a causa de su resistencia al proyecto de ley que impulsan el CEO de YPF, Miguel Galuccio, y la presidenta Cristina Fernández, para el sector petrolero y gasífero.

Atemorizados por la desmedida reacción de la administración nacional, que podría ser el principio de mayores presiones financieras sobre sus gobiernos, ese mismo día por la mañana los mandatarios de las cuatro provincias excluidas de la renegociación de la deuda se reunieron de urgencia para buscar una salida al conflicto.

El encuentro fue en la Casa de Chubut en Capital Federal, en el microcentro porteño, y participaron los gobernadores Martín Buzzi (anfitrión y presidente de la Organización Federal de Estados Productores de Hidrocarburos -Ofephi-), Francisco Pérez (Mendoza), Jorge Sapag (Neuquén) y Alberto Weretilneck (Río Negro), además de algunos funcionarios de los cuatro distritos. En este cónclave, definieron acercar posiciones con la Nación y se resolvió que el mendocino Pérez estableciera contactos para servir de mediador entre las partes.

Fue así como Pérez, pasado el mediodía, se reunió con Galuccio en las oficinas de YPF en Puerto Madero. El mensaje que llevó el gobernador cuyano al CEO fue que las provincias no rechazan la totalidad de su proyecto, con el que la Nación busca incentivar la llegada de inversiones para recuperar la soberanía hidrocarburífera. Allí le explicó que cuestionan algunos de los puntos centrales debido a que “son ilegales”, ya que se avanza sobre el dominio originario que la Constitución otorga a las provincias sobre sus recursos naturales y sobre la Ley Corta de Hidrocarburos que dio, en 2006, la administración de las concesiones a los Estados sub-nacionales.

En primera instancia, los mandatarios petroleros “rebeldes” buscan que la Nación comprenda que, de aprobarse el proyecto redactado por Galuccio y por el secretario Legal y Técnico, Carlos Zannini, podría generarse la judicialización de la futura ley por transgredir la Constitución. Además, algunas Legislaturas, como la neuquina, podrían rechazar la adhesión a la nueva ley marco y ésta podría caer en saco roto a la hora de volverla operativa.

“Paco (Pérez) le explicó a Galuccio que este escenario de judicialización podría conspirar contra la llegada de inversiones, que es lo que se está buscando. Entonces es necesario encontrar alternativas”, confió un funcionario mendocino. “Galuccio se mostró receptivo a la gestión”, agregó optimista la fuente.

Quien también confirmó a este diario las gestiones de Pérez fue su ministro de Trabajo, Justicia y Gobierno, Rodolfo Lafalla: “El Gobernador se reunió con Galuccio para buscar un acuerdo en base al consenso y al diálogo, pero puso en salvaguarda los intereses de Mendoza. Lo trascendente es que la futura ley respete la soberanía de las provincias”.

Ahora, los gobernadores petroleros buscan una nueva alternativa al proyecto de reforma de la Ley de Hidrocarburos que permita captar inversiones, como pretende la Nación, pero que no viole los derechos soberanos de las provincias. Se trabajará en ello todo el fin de semana con la expectativa de acercar la semana entrante una propuesta concreta a las autoridades nacionales.

Por su parte, Galuccio se comprometió a coordinar una reunión con el Ejecutivo nacional y las provincias, de la que deberían participar Zannini y los ministros de Planificación Federal, Julio de Vido, y de Economía, Axel Kicillof.

Las cuatro provincias castigadas por la Casa Rosada buscan también sumar apoyos en los otros distritos petroleros que no venían planteando críticas al proyecto K de reforma de la Ley de Hidrocarburos, para poder construir una sola posición en el seno de la Ofephi.

Por otro lado, en el Gobierno mendocino esperan poder firmar la prórroga trimestral del Programa Federal de Desendeudamiento una vez superada la tormenta por la renta petrolera y encauzada la discusión con la Nación. Esto podría ser en el trascurso de agosto, aunque nadie tiene por ahora una fecha estimada.
0
0
0
0
0No comments yet
      GIF
      New