Check the new version here

Popular channels

Periodista de día, 'escort' de noche.


_____________________________________________________________________________________

Amanda Goff, periodista de día, 'escort' de noche


Goff gozaba de una sólida reputación como periodista, con 20 años de carrera. Unas semanas ejercía como madre, otras como prostituta.



La periodista, en una imagen promocional de su autobiografía


El periodista James Thomas, en su programa 'Sunday Night' del Canal 7 australiano, admitió al comienzo de su 'show' que durante mucho tiempo pensó que 'conocía casi todo' sobre la que incidió es una 'gran amiga'.

Para él, Amanda Goff era una persona 'alegre, entretenida, una buena compañera y una buena periodista, a la que leía o veía en television a menudo. Sí, creía que la conocía'.

'En realidad no era así', enfatizó.

La entrevista comenzó con una cierta admonición del presentador hacia su invitada. 'Amanda, ¿me has escondido algún secreto?'.

'¿Y me puedes echar la culpa por no contártelo?', le replicó ella.

'No te puedo echar la culpa, pero creo que estoy asombrado al saber que llevabas una doble vida', le espetó Thomas.

Asombro, cuando no estupefacción, son dos de las reacciones que de seguro se han multiplicado entre los australianos al conocer la doble vida de la periodista Amanda Goff, que confesó ser también una cortesana de lujo desde 2012 en la conversación televisada que mantuvo con el citado Thomas el pasado día 31 de agosto.

La fémina, de 40 años y madre de dos niños de cinco y siete, gozaba de una sólida reputación como periodista con casi dos décadas de experiencia. Una experta en temas femeninos de belleza y salud que había desempeñado cargos directivos en revistas tan populares de aquel país como 'New Idea', 'InStyle' o 'Prevention', además de trabajar en programas de TV como Today Tonight o The Morning Show.

Licenciada en Arte y ex alumna de un colegio privado británico, Goff creció en una familia de clase media 'extremadamente conservadora', como ella misma refiere. Un entorno que, según los estereotipos, no se estila a la hora de buscar empleo en un lupanar, pero que precisamente ha sido uno de los motivos para que Goff -apodada Samantha X en su faceta más salvaje- decidiera hacer pública su historia a través de un libro: 'Enganchada, secretos de una señorita de compañía de alto standing'.

'Escribí el libro para otorgar una voz inteligente a las trabajadoras del sexo, lo mismo que a los hombres que las usan. No todas las mujeres que trabajan en esta industria son adictas [a las drogas], víctimas de abusos, etc. Ni todos los hombres que nos visitan son perdedores o violadores. Esta industria está llena de seres humanos, educados, normales', afirmó en una entrevista que concede a LOC a través de e-mail.




0
0
0
1
0No comments yet