Canales populares

Periodista española y su "vision" de Chile

"Gobierno de Sebastián Piñera, caracterizados por un gran crecimiento económico, los bajos índices de cesantía, las grandes reformas en educación" : Por @MonicaMullor (periodista española que visitó Chile recientemente)
CARTA DE UNA PERIODISTA ESPAÑOLA.  (periodista española que visitó Chile recientemente) 

En mi reciente estancia de mes y medio en Chile –coincidiendo con las
elecciones municipales, observé que la izquierda de todos los sabores
y colores alberga la esperanza de que las próximas presidenciales las
gane la ex presidenta socialista Michelle Bachelet. Es éste un
pronóstico que se da por seguro desde la izquierda y también desde el
centroderecha.

Así las cosas, y curiosamente impulsada más por su ausencia que por su
presencia en el debate político, Bachelet pareciera encarnar a la Gran
Mamá del pueblo chileno, capaz de hacer realidad todos los deseos
imaginables y poner la casa en orden, luego de los “desastrosos” años
de gobierno de Sebastián Piñera, caracterizados por un gran
crecimiento económico, los bajos índices de cesantía, las grandes
reformas en educación, la lucha contra la pobreza extrema y las
medidas en favor de la mujer; es decir, por las reformas que Bachelet
no acometió en sus años de gobierno.

De vuelta en Madrid, y reflexionando sobre mi estadía en Chile, me
quedo con lo mejor: allí los derechos van ligados a los deberes y se
potencia el espíritu emprendedor. Los chilenos tienen conciencia de
que todo cuesta, porque, por ejemplo, ni la universidad ni el sistema
sanitario son gratuitos. Chile es un país que funciona y los chilenos
parecen contentos con el gran progreso que están experimentando. Yo
también.

El contagioso optimismo de los chilenos se desvaneció rápidamente
cuando me reencontré con la desesperanza que agobia cada día más a los
españoles. El desempleo no para de crecer y ya supera los 5,8
millones; el 52% de los jóvenes no tiene trabajo, 1,7 millones de
hogares tienen a todos sus miembros en paro. No sin razón, en lo que
va de año en Madrid se han celebrado ya más de 3.000 manifestaciones,
autorizadas o no.

Este es el resultado de los años locos de España, de cuando estuvo
gobernada por un colega socialista de Michelle Bachelet. ¿Lo
recuerdan? Su nombre es José Luis Rodríguez Zapatero, que tiró la casa
por la ventana e hizo que se olvidase la relación existente entre
deberes y derechos, entre esfuerzo y resultado. Su política de
promesas a destajo, de ofrecer múltiples derechos a la ciudadanía,
como si fueran maná caído del cielo, hizo que España llegara a la
situación en que está ahora: endeudada, embargada y desacreditada.

En tiempos de bonanza económica, el colega de Bachelet permitió que en
España se inflaran muchas burbujas, empezando por la crediticia y la
inmobiliaria, que a su vez condujeron a una burbuja política,
sustentada en la acumulación de ingresos tributarios de todo tipo.

Los tiempos del despilfarro y del todo gratis de Zapatero dieron
también lugar a la burbuja sanitaria. Todos los partidos políticos
(sin excepción) coreaban al unísono que la sanidad pública sería
siempre universal y gratuita, lo que condujo a un uso irresponsable de
los recursos sanitarios.

En el plano educativo, hace ya mucho que España optó por la vía
populista argentina: universidad para todos y gratuita. Se apostó por
la cantidad y no por la calidad, lo que llevó a la masificación de la
educación superior, que abrió sus puertas a estudiantes poco
preparados. Y así continúa hasta hoy la universidad española,
navegando en un mar de mediocridad institucionalizada. Por eso no es
de extrañar que España no tenga una sola universidad entre las 150
mejores del mundo.

En el ámbito de las infraestructuras, los políticos (con dinero de los
fondos europeos) invirtieron miles de millones de euros en la
construcción de aeropuertos sin viajeros, autopistas sin automóviles,
palacios de congresos sin congresos, tranvías y trenes de alta
velocidad sin pasajeros.

Fueron los años del populismo desenfrenado del Estado de Bienestar, de
la generosidad irresponsable del Estado y la inflación de derechos. Su
efecto más dañino fue una concepción falsa del progreso como algo
conquistado de una vez y para siempre. Todo era un engaño: los tan
mentados derechos no estaban pensados para momentos de verdadera
necesidad, cuando muchos pierden su empleo y caen en la indefensión.
Solo podían pagarse en situaciones de bonanza económica, no en tiempos
como los que vive España desde hace ya cuatro años.

Resumiendo: el socialista Rodríguez Zapatero embaucó a los españoles,
y ahora a España no le queda más que mendigar el dinero que precisa.

Nadie sabe lo que Bachelet se propone realmente, pero los ávidos de
derechos y los beneficiarios del clientelismo ya están golpeando la
puerta. Su juego de diva ausente a lo Garbo le está resultando de
maravilla, y tal vez le sirva para ser elegida. Pero tendrá un
problema. Un día deberá también gobernar y aguantar el chaparrón de
las ilusiones frustradas, especialmente entre el izquierdismo más
militante, que ha crecido alentado por el izquierdismo moderado de la
Concertación, deseoso de hacer ingobernable el país para que crezca la
nostalgia por Mamá Michelle.

La crisis de los países del sur de Europa, en especial la española, es
una advertencia para Chile y los chilenos, un llamado a que no se
dejen embaucar por argumentos populistas sobre las supuestas
maravillas de los Estados de Bienestar.





La Periodista que firma la nota, Monica Mullor, se dice "sin tendencia política" sin embargo al buscar encontramos notas con títulos tan pomposos y ¿Sin tendencia política? como "Chile: Otra vez, el cuento socialista", también "Chile, diez indicadores de un gobierno mediocre" haciendo referencia al gobierno de Michelle Bachelet a quien no deja de fustigar en "Lo que Bachelet no hizo por la mujer" y "Bachelet, la Zapatero chilena" o "Bachelet, la versión chilensis de Mr. Gardiner" con un ante titulo esclarecedor en relación a su sentimiento por la ex mandataria "LA POPULISTA PERFECTA".
También hace circular, en una de sus notas, una imagen con lo que ella denomina "populistas iberoamericanos" en la que se puede ver a Michelle Bachelet junto a Cristina Fernandez (Argentina), Evo Morales (Bolivia), Hugo Chavez (Venezuela) y Zapatero (España) junto a un texto que reza "En fin, Michelle Bachelet ha apostado por sumarse al discurso encendido de la calle y de algunos políticos populistas latinoamericanos, así como por coquetear sin reparos con los comunistas, que aún son marxistas-leninistas y ajenos a toda autocrítica sobre los genocidios del comunismo. Claramente, no es esto lo que Chile necesita."
Su últimos artículos destinados a publicitar la supuesta mediocridad de la Ex-Presidenta de Chile se basan en comparaciones con el actual gobierno de Sebastian Piñera al que destina títulos tales como "Sebastián Piñera, el mejor gobierno menos querido".
Esta mujer nacida en Chile que desde hace varios años vive entre Suecia y España, que tiene la "suerte" de conocer la realidad del pueblo chileno en un mes y medio comete varios vicios en sus trabajos. Por ejemplo en uno de sus textos donde "polemiza conceptualmente" se lanza a hablar sobre la constitución chilena y debate sobre que allí se dice que la educación es un deber y luego se pregunta si un deber es un derecho pero omite en sus lineas que persiguen la defensa del sistema educativo chileno tal y como quedo desde la época de Pinochet y que va en detrimento de los cambios que piden los jóvenes estudiantes que la constitución chilena es incostitucional desde sus orígenes. Intenta chicanear el debate sobre la educación haciendo uso de conceptos vertidos en una constitución ilegal, incostitucional armada a gusto, placer y necesidades de los militares que habían usurpado el gobierno constitucional de Salvador Allende Gossens gracias a la conjunción de varias fuerzas que operaron para tal fin (el diario El Mercurio fue un medio subvencionado por la CIA, grupos como Patria y Libertad, etc, etc) y que tuvo a personajes como Jaime Guzman en su elaboración; una constitución inconstitucional que intento ser legalizada de forma espuria a lo largo de varios gobiernos de la Concertacion bajo la mirada filosa del mismísimo Pinochet que ocupaba el cargo de Senador Vitalicio como "expresidente de la republica" (aclaremos que fue un dictador y no un presidente ya que no fue elegido, llevo adelante un golpe de estado y no hubo voto popular) hasta 2002 (cargo que abandono recién cuando la corte le aseguro la impunidad necesaria para no ser juzgados por sus crímenes aberrantes) y que fue Comandante en jefe del Ejército de Chile hasta 1998 (8 años después de haber llamado a elecciones).
Los pequeños detalles conceptuales que ella encuentre a favor de su discurso "sin tendencias" vienen de una constitución armada por una dictadura, sus cooperadores intelectuales y socios económicos (los mismos que favorecieron y propiciaron el golpe de estado y que luego se vieron beneficiados por el camino tomado en términos económicos y políticos).
La elaboración de dicha constitución se hizo negando todo tipo de acto democrático, yendo en contra de todos los principios que incluso esa misma constitución establece como necesarios para el establecimiento de una carta magna (es decir, que en base a lo que en ella misma se establece su creación queda marcada como institucional y por tanto ilegal)
Su principal artífice, Jaime Guzman, dijo: "La constitución debe procurar que si llegan a gobernar los adversarios, se vean constreñidos a seguir una acción no tan distinta a la que uno mismo anhelaría, porque -valga la metáfora- el margen de alternativas que la cancha imponga de hecho a quienes juegan en ella sea lo suficientemente reducido para hacer extremadamente difícil lo contrario".
La honestidad intelectual de Jaime Guzman en esta frase recién citada es absoluta.
La constitución chilena, el mecanismo electoral por él elaborado (el tramposo "Binominal" y el camino que ha tomado Chile en la supuesta transición a la democracia esta repleta de impunidad y de ilegitimidad. Esos conceptos son los que abraza Monica Mullor cada vez que destila servilismo periodístico, es decir, cada vez que escribe.
Como si todo esto fuese poco prefiere también dar crédito a los indices consabidamente manipulados de las encuestas que presenta el estado chileno o, en su defecto, las consultoras amigas del poder economico de Chile.
Niega de esta forma el retroceso que se ha producido en relacion a violencia de genero, niega y -por tanto-  no analiza los falsos avances en materia de educacion, mira hacia otro lado a la hora de ver que los logros obtenidos en puntajes nacionales logrados por estudiantes son fruto del trabajo realizado en el anterior gobierno (si, el de Bachelet que tanto se empecina en defenestrar), son cosecha de siembras anteriores al igual que las casas entregadas por SERVIU por ejemplo. Niega que Piñera al comenzar su mandato comenzó a quitar todo tipo de beneficio social y asistencia para luego soltar algunas migajas en determinados momentos claves ya sea por ser anteriores a algún comicio o ante alguna situación a la cual ya no podía esquivar.
El gobierno de Piñera se caracteriza por no hacer nada de lo que prometió y el famoso crecimiento no es un crecimiento para la economía del pueblo chileno, no es un avance que se note en el bolsillo de la gente ya sea en mejores sueldos o en la disminución del costo de vida, es un crecimiento que solo tiene repercusiones en el mundo empresarial a costa del mundo obrero, a costa de los trabajadores. No tiene ni la mas remota idea, la señora Mullor, sobre la realidad de los temporeros por ejemplo, no se fijo ni por casualidad en la ley de Pesca, no se entera de la represión hacia los estudiantes, la infiltración de las marchas por parte de carabineros, la intensificación de la guerra en pequeña escala que el gobierno de Chile lleva adelante en la araucania -gobierne quien gobierne- no analiza ni por casualidad el esquema político de Chile, no hace nada de esto porque su discurso debe gustar a su sector "sin tendencia" o a quienes le pagan porque es inexplicable tanta estupidez y forzado desconocmiento de la realidad de forma gratuita para alguien como Monica Mullor. La Periodista si no ve es porque no quiere ver ya sea por que su tendencia es la misma que defiende las políticas impuestas desde la dictadura en adelante o porque gana mucho dinero escribiendo en contra del "socialismo" pero "sin tendencia" y en contra de Michelle Bachelet (a quien le reconoce una gran posibilidad de éxitos en las próximas elecciones presidenciales).
Habla de la derecha y la izquierda chilena con un desconocimiento que aterra, elige no ver el binominal y sus trampas, no analiza la composición de cada sector para poder así tener un discurso que le permita ensuciar a lo que ella denomina el "socialismo" y defenestrar a los comunistas "marxistas-leninistas y ajenos a toda auto critica".
Alguien debería avisarle el desempeño por demás de democrático de los comunistas chilenos no solo durante el gobierno de la UP sino anterior a todo eso cuando fueron traicionados por Gonzalez Videla  con la famosa ley maldita, esa misma ley que revivió Pinochet y la misma que pretendían volver a traer en el actual mandato de Sebastian Piñera pedida por criminales como Cristian Labbe y otros tantos. No se acuerda o no se entero de Alvaro Corvalan que desde la cárcel aconsejaba al gobierno como terminar con las marchas estudiantiles y todo tipo de manifestación "izquierdista" amen de organizar los homenajes a torturadores sanguinarios como Miguel Krassnoff .


Miro hacia otro lado en todo lo que pudo en su afán de escupir en contra de Bachelet y apaludir a Piñera.
No se acordó que Piñera fue procesado por una estafa al banco de Talca, se hizo la "lesa" con el Piñera Gate, con el trafico de influencias (recordemos que fue acusado por haber utilizado información privilegiada que le proporciono sus buenas ganancias en plena campaña electoral). Intenta no ver el origen de la fortuna del actual presidente y enarbolarlo como el mejor y mal querido...¡que pueblo mas desconsiderado!.
El mundo político chileno es sumamente particular, por un lado esta la "Alianza" donde se juntan y achoclonan los pinochestistas mas rancios y orgullosos, los pinochetistas vergonzosos, los hijos de Guzman y de Milton Friedman -es decir la derecha mas inocultable- y por el otro lado esta la Concertacion, eso que denominan izquierda solo por oposición a la derecha. Esto es, y para ser mas claro, que si la derecha es la "alianza" pues la "concertacion" debe ser izquierda por simple ley de oposición no obstante lo cual decir que "concerta" es izquierda es un eufemismo pavote. La "concertacion" es un grupo dominado por la Democracia Cristiana -socia  conspiradora en el golpe del '73- y un socialismo aderechado, light y penoso, un socialismo de salon; ¿y los comunistas?, bien gracias, en el fondo a la derecha.
Entre el Socialismo de Salon y la Democracia Cristiana que en el fondo es mas o menos lo mismo porque la derecha encubierta de la DC tiene copado -o infiltrado- cuanto sector puede tenemos a los principales socios económicos de la derecha tradicional fascista y neoliberal de la Alianza.
Así, entre fascistas lisos y llanos y neoliberales consevadores (liberales en lo económico y consevadores en todo lo demás) tenemos el 80% -yo diría que mas- de las falsas opciones de Chile repartidas en estos dos grupos de Concertacion y Alianza. Estos mismos intereses son los dueños de cuanto medio periodístico exista dando tan poco lugar a la circulación de ideas en los medios como en los partidos políticos.
Hay algunos que se pretenden independientes pero esto es solo un recurso retorico para engañar y mentir aun mas dado que por independientes que se pretendan terminan luego yendo por uno de los dos grandes bandos y finalmente sometidos al discurso hegemonico de quien domine ese bando, si vas por alianza...bueno no hay independencia allí, es falso con todas las letras y si van por Concertacion quedan sometidos a la DC o al socialismo de salón chileno, mas nunca al comunismo.
El ideario político chileno fue bombardeado, al igual que La Moneda, con el golpe de estado y la dictadura militar de Augusto Pinochet y companía.
La cosa fue simple, se llevo adelante un proceso de "desideologización" que consistio en emparejar la ideologia para un solo lado; apartir de alli pensar politicamente era pensar como pensaban los dictadores y sus socios economicos, lo contrario era ser ideologizado, un titere del marxismo-leninismo ateo internacional, era ser un comunistas lo cual en Chile es mala palabra. Cualquier atisbo de pensamiento de izquierda es mala palabra y recibe la etiqueta de comunista...y ahi sonaste, puedes golpear a tu mama pero jamas ser comunista.
Se olvida de marcar que en las ultimas elecciones municipales (momento en el que la periodista dijo haber estado presente en Chile) primó el robo de urnas y desaparición de votos, se olvida que en los padrones electorales figuraban como votantes gente muerta desde hace 30 años, entre ellos Salvador Allende...por cierto ¿Por quien habrá votado el ex presidente depuesto por el golpe de Estado de Pinochet y que murió ese fatídico 11 de septiembre de 1973?.
Si ustedes me dicen ahora ¿Paro Bachelet no puede recibir criticas? debo decirles que si, que las merece y de hecho la vuelta de Bachelet puede no ser la vuelta esperada, sus primeras declaraciones no eran la que esperaban por ejemplo lo estudiantes dado que se mantuvo en un discurso similar al del actual gobierno y al que ya tenia cuando fue presidenta pero de ahí a que venga Monica Mullor a querer hacer campaña por el gobierno de Piñera falseando absolutamente toda realidad y pretender que creamos que lo hace de forma gratuita (sin dinero de por medio) y de puro "paleteada" es un verdadero asco.
Por mas criticas que pueda recibir el gobierno de Bachelet es imposible reconocer que fue el mejor gobierno desde la dictadura en adelante y esto es así aunque a muchos no les guste por varias razones. La mas importante de todas ellas (1) me retrotrae a la frase que he citado de Jaime Guzman (lo diré en mis palabras sin cambiar el mensaje: la constitución debe garantizar que así gobiernen nuestros adversarios harán lo que nosotros anhelamos y les sera extremadamente difícil hacer lo contrario), otro factor es (2) el dominio de la derecha disfrazada de centro por medio de la democracia cristiana y el socialismo de salon; (3) la desideologización, la falta de cultura política y el temor impuesto a fuerza de represion, (4) el paso a la "democracia" sostenido en un pacto fiscalizado por las fuerzas armadas que hasta el dia de hoy amenaza en los medios de comunicacion haciendo uso de voceros ad-hoc como Hermogenes Perez de Arce (y recordemos a Pinochet en pleno senado amenazando con que si le tocaban a uno solo de sus hombres se acababa el estado de derecho,¡Así de fuerte es la democracia en Chile!), (5) el dominio de los medios masivos de comunicación como también de las instituciones educacionales están en mano de los poderes económicos, los ex miembros y colaboradores de la dictadura, (6) el binominal que impide una real manifestación de las diferentes posturas e interpretaciones políticas posibles y por tanto una real y democrática elección de las mismas y del desarrollo político; (7) Bachelet tuvo que cargar en sus espaldas los acuerdos y malos negocios realizados por Ricardo Lagos, (8) el gobierno de Michelle Bachelet hizo de las políticas sociales una política de estado y no un manotazo de ahogado como hace el gobierno de Sebastian Piñera y su repartija de chocman (9) que los frutos del gobierno de Bachelet los recogió Piñera como logros propios.
Cabe destacar también que Bachelet esta intentando ser acusada por supuestas negligencias varias de su administración en relación a lo sucedido con el terremoto/tsunami del 27 de febrero de 2010 y que hoy se comprueba que que dichas negligencias no provinieron del gobierno de Bachelet sino de sectores de las fuerzas armadas que minorizaron el problema y propiciaron el caos posterior producto de la catastrofe natural, se la acusa por no haber reprimido actos de vandalismo que hoy se comprueban que fueron propiciados por funcionarios de la policia de Chile que participaba de los saqueos y arengaba a que la gente llevase adelante actos degradantes para que puedan ser televisados y relatados por el extraño acento chileno-iberico de Amaro Gómez-Pablos Benavides.
Tambien podemos decir que se intenta hacer cargo a Michelle Bachelet de los actos de genocidio etnicos que lleva el estado de Chile en la araucania pero no se analiza la real incidencia que pudo haber tenido la ex mandataria en aquellos actos de querer evitarlos o propiciar leyes y sanciones ante determinados hechos por parte de Carabineros o el grupo Hernan Trizano.
Michelle Bachelet en todo caso fue un titere mas del poder real de Chile, un títere que no tiene incidencia en determinados temas, que no puede meterse en determinadas áreas y eso, sí, lo hace (al títere de turno) cómplice de alguna forma por acción u omisión pero que no acumula toda la responsabilidad en una sola persona como la de Michelle Bachelet.
Recuerden la frase de Eduardo Matte en 1889 "Los dueños de Chile somos nosotros, los dueños del capital y del suelo; lo demás es masa influenciable y vendible; Ella no pesa como opinión ni prestigio".
Pese a los puntos enumerados, pese a estos últimos puntos a los que no les he puesto numero y pese al Bisabuelo de Eleodoro Matte, Michelle Bachelet pudo hacer el mejor gobierno de Chile de lo últimos 40 años, con todas esas inconsistencias, con todas esas contradicciones, con todos esos palos en la rueda. Sera lo mejor de lo menos malo, pero eso ya es otra cosa.
El chileno aprendió bien, como lo dice la misma Monica Mullor (y lo pretendía el dictador y sus socios económicos): "allí los derechos van ligados a los deberes y se potencia el espíritu emprendedor. Los chilenos tienen conciencia de que todo cuesta, porque, por ejemplo, ni la universidad ni el sistema sanitario son gratuitos. Chile es un país que funciona y los chilenos parecen contentos con el gran progreso que están experimentando. Yo también." Pues esto del contento popular, de potenciar el espíritu emprendedor y de que todo anda es una total mentira, el movimiento estudiantil es un ejemplo de esto, la necesidad de caer en planes auges es una muestra de esto, las AFP es una muestra de esto, la impunidad de los dictadores y sus cómplices que gobiernan Chile desde la sombra algunos y desde el gobierno de hoy algunos otros es la mas desagradable muestra de todo esto, que le paguen a Monica Mullor para que mienta es una muestra de todo esto.





0
0
0
0No hay comentarios