Perú retira a su embajador en Chile por caso de espionaje



El Gobierno peruano anuncia que ha retirado a su embajador en Santiago hasta que las autoridades chilenas le den una explicación satisfactoria sobre las supuestas acciones de espionaje a favor de Chile.

El Ministerio de Asuntos Exteriores peruano ha informado la madrugada de este sábado que había entregado una nota diplomática a Chile, donde reitera su más enérgico rechazo y honda preocupación por las acciones de espionaje en contra de su seguridad nacional.

Agrega que "en tanto no se den las satisfacciones del caso, se procederá al retiro del embajador del Perú en Santiago de Chile", Fernando Rojas Samanez, que de hecho ya se encuentra en Lima tras haber sido llamado a consultas el 20 de febrero.

Para Perú el espionaje contradice el espíritu de colaboración y buena vecindad que deben regir las relaciones entre ambos países, y recuerda que en su nota anterior acreditó debidamente las actividades de espionaje y, esta vez, remite información complementaria.

Al final, urge una pronta respuesta que contenga los resultados de la investigación interna que se está llevando a cabo en Chile, así como garantías de que este tipo de actos no se repetirán.

Las relaciones entre Perú y Chile se oscurecieron a partir del 20 de febrero, cuando Lima envió una nota a Santiago donde expresaba su malestar por los actos de espionaje de los que decía ser víctima.

Denunció que tres miembros de la Marina de Guerra peruana, actualmente en la cárcel, recibieron dinero para espiar a favor de Chile entre 2005 y 2012.

El 21 de febrero, Chile respondió en una nota diplomática que no había promovido acciones de ese tipo, pero al día siguiente, el presidente peruano, Ollanta Humala, dijo que el comunicado de Santiago no “satisface” la demanda peruana de investigación y sanción de los actos de espionaje de los que sería víctima y aseguró que evaluaría dar "una respuesta más enérgica".