Check the new version here

Popular channels

Peruanos y paraguayos se matan por la droga

El acribillamiento a tiros de cuatro jóvenes paraguayos oriundos del departamento de San Pedro, en un atentado de narcos en una villa miseria del Bajo Flores de Buenos Aires, Argentina, desataría una guerra contra otra facción de traficantes peruanos, con quienes un importante grupo de distribuidores compatriotas se disputan el manejo de un territorio tan peligroso en el que ni siquiera el papa Francisco pudo construir una capilla.











Aunque la disputa entre las facciones de narcotraficantes peruanos y paraguayos no es nueva en Buenos Aires, ya que de hecho esta guerra se cobró al menos 500 vidas en la última década, las autoridades argentinas advirtieron ayer que ahora sí esperan una batalla encarnizada y sangrienta en la peligrosa villa 1-11-14 del sur de Bajo Flores.

La zona, ubicada en las inmediaciones del nuevo estadio del club San Lorenzo de Almagro, es considerada una de las más peligrosas de Argentina, donde ni la Policía se anima a efectuar operativos. Incluso, ni el propio Papa argentino Francisco pudo conseguir que se construyera una capilla en el lugar.

Los medios de prensa más importantes del país vecino, como el diario Clarín, el portal Infobae y el canal de televisión TN dieron ayer un amplio destaque al hallazgo de los cuerpos acribillados de los hermanos Hugo Ricardo Lezcano González, de 30 años y que presentaba cuatro disparos; Agustín Lezcano González, de 24 años y con 10 balazos, y Leticia Mabel Lezcano González, de 19 años y quien murió de ocho tiros. El amigo de estos, Fabio Basualdo Gómez Ruiz Díaz, de 21 años, recibió 12 impactos.

Los cuatro compatriotas fallecidos son oriundos de la colonia Nuclear 2 del distrito de Choré, en el departamento de San Pedro.
Sus padres recibieron la inesperada noticia recién ayer de mañana, pese a que los cuerpos fueron encontrados en las primeras horas de la madrugada dentro de un automóvil Mercedes Benz.
El dantesco ataque fue perpetrado por al menos cuatro tiradores armados con pistolas calibre 40 y 9 mm, que habrían actuado desde otro coche Mercedes Benz.
Los jóvenes vivían en la localidad de General Rodríguez, a más de 50 kilómetros del Bajo Flores, y aparentemente fueron a reunirse con otros amigos paraguayos para celebrar el cumpleaños de Leticia, quien justamente fue asesinada en el día en que cumplía 19 años.

Antigua rivalidad


De acuerdo con los medios de prensa argentinos, la rivalidad entre los narcos peruanos y los narcos paraguayos ya no es nueva en la peligrosa villa 1-11-14.

El negocio es manejado por el peruano Marco Antonio Estrada González Ramos, excombatiente de la guerrilla Sendero Luminoso, quien había sido capturado en Paraguay en 2007 y extraditado a Argentina, donde sin embargo obtuvo prisión domiciliaria.
La rivalidad creció aún más porque los peruanos manejan en su sector la distribución de cocaína y paco (crack), mientras que los paraguayos venden en su zona marihuana. Pero es la captación de nuevos clientes indecisos sobre qué droga consumir es lo que llevó a ambas facciones a enfrentarse.
Ahora, la Policía argentina se prepara para intervenir en una ola de muertes, en el marco de la eventual vendetta de los paraguayos contra los peruanos.
0
0
0
0No comments yet