Piba de 15 muere al quedar atrapada en tiroteo



El dramático episodio tuvo lugar en el partido bonaerense de Morón cuando la menor se encontraba en el patio de su escuela y hampones y policías mantuvieron un enfrentamiento armado. La víctima falleció en el acto.

Una alumna de 15 años murió al recibir un balazo de un tiroteo que se registraba afuera del establecimiento, entre policías y delincuentes, en la localidad bonaerense de Gervasio Pavón, partido de Morón, informaron fuentes policiales.

Por el caso, la Policía detuvo a un sospechoso a 300 metros de la escuela en un auto robado y ahora la Justicia investiga si la bala que mató a la víctima partió de un arma de los delincuentes o de la policía.

El hecho ocurrió alrededor de las 9.30 de la mañana del lunes en la escuela Félix Burgos, un colegio parroquial ubicado en el cruce de las calles Monseñor Tomás Solari, entre Burgos y Santiago de Chile, de la mencionada localidad del oeste del conurbano.

La víctima, de 15 años y cuyo nombre de pila es Sabrina, se encontraba en el patio de la escuela durante un recreo cuando fue alcanzada por una bala perdida que le impactó en el tórax.

Un vocero judicial detalló que el disparo ingresó por la espalda, aunque otras fuentes señalaron que la bala entró por el pecho, a la altura del corazón.

La chica cayó desvanecida en el patio del colegio, con un sangrado en la nariz y los docentes decidieron trasladarla a un centro de salud ubicado a sólo cuatro cuadras de la escuela, donde luego los médicos constataron que la chica estaba baleada y había fallecido.

Los voceros explicaron que el disparo provino de una persecución con tiroteo que se registraba fuera del establecimiento, sobre la calle Grito de Alcorta al 2700, entre la Policía y dos delincuentes que se movilizaban en un automóvil Fiat Palio.

Según fuentes judiciales, el auto había sido robado en la calle Julián Alvarez del centro de Morón, a unas 30 cuadras de la escuela donde fue baleada la adolescente.

"Estamos trabajando a 20 cuadras a la redonda del colegio, en los distintos escenarios: donde se inició la persecución, donde hubo disparos y donde culminó todo. Estamos recolectando testimonios y evidencias", dijo un vocero judicial.

La misma fuentes reveló que hubo un primer choque en el que un primer patrullero quedó fuera de servicio, luego un tiroteo justo en uno de los costados del colegio, y finalmente otro patrullero embistió al vehículo robado y se detuvo a un sospechoso.

Si bien algunos testigos aseguraron que los delincuentes que había sobre el auto robado eran dos, los investigadores lograron detener a sólo uno de ellos.

La persecución terminó a 300 metros de la escuela, en el cruce de las calles Lanús y Coronel Arena, donde en poder del sospechoso se secuestró un revólver que sería calibre 32 largo.

El detenido fue identificado como José Luis Rodríguez quien, según fuentes judiciales, tiene como antecedente una condena a cinco años y seis meses de prisión por robo con armas y privación ilegítima de la libertad, cuya pena se agotó en octubre del año pasado.

El caso es investigado por el fiscal Claudio Oviedo, de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 5 de Morón, que por estar involucrada la policía bonaerense decidió que las pericias balísticas queden a cargo de Gendarmería Nacional.

El fiscal también ordenó que la autopsia de la víctima sea realizada por forenses de la morgue judicial de Lomas de Zamora.

Oviedo espera que en la autopsia puedan recuperar el proyectil que le produjo la muerte a la chica, para intentar identificar en un futuro cotejo balístico si el arma que lo disparó es de la policia o de un delincuente.

Además, el fiscal les secuestró las pistolas reglamentarias a los seis policías del Comando de Prevención Comunitaria (CPC) que participaron en distintas instancias de la persecución para ver si de algunas de esas armas partió el disparo mortal.




link: https://www.youtube.com/watch?feature=player_embedded&v=krhKtFThO1o