Check the new version here

Popular channels

Pichetto cerró la Legislatura para que Weretilneck no le saq

Pichetto mandó a cerrar la Legislatura para que Weretilneck no le saque al vice


La pelea entre Alberto Weretilneck y Miguel Ángel Pichetto en Río Negro va tomando ribetes insólitos. Desesperado por el avance del gobernador para nombrar a un nuevo vice y sacarle ese lugar, el senador kirchnerista mandó a sus hombres a cerrar literalmente la Legislatura e impedir que se sesione.




Desde hace dos semanas, Weretilneck tiene los votos para nombrar a un nuevo vicegobernador y desplazar de la presidencia de la Legislatura al pichettista Ariel Rivero, quien resiste la avanzada y hasta ahora había logrado postergar las sesiones. Pero ayer los integrantes de cinco bloques se autoconvocaron en la comisión de Labor Parlamentaria y llamaron a una sesión para mañana, donde se concretaría la designación de Pedro Pesatti como nuevo vice.

El pichettismo respondió con furia y decidió cerrar el Congreso, una medida que poco tiene de democrática. “Que no vengan porque no va a estar la Legislatura abierta. No van a estar los taquígrafos ni va a haber ningún colaborador, que lo sepan de antemano”, advirtió Rivero, que denunció a través de los canales oficiales un “intento de golpe institucional”.

“Estamos en un gobierno que institucionalmente es el peor de la historia. Tratar de sesionar cuando yo llamé a Labor Parlamentaria para la próxima semana, no respetar la investidura del Presidente de la Legislatura, me votaron ellos con la dos terceras partes de los votos, creo que es una avasallamiento terrible en contra de la institucionalidad de la Legislatura”, continuó el dirigente.

Los cinco jefes de bloque que se autoconvocaron ayer representan a casi 30 legisladores, el número suficiente para desplazar a Rivero. Así, Weretilneck no sólo se aseguraría a un hombre de confianza en el segundo lugar de la línea de sucesión sino que también allanaría el camino para poder avanzar con la aprobación de la renegociación del contrato con Petrobras, para lo cual también tendría los votos.

La discusión por ese contrato fue la que desencadenó la pelea entre Weretilneck y Pichetto. El senador ordenó a su tropa trabar el tratamiento legislativo de un acuerdo que le permitiría al gobernador hacerse con casi cien millones de dólares para sortear la asfixia económica a la que lo somete la Casa Rosada. La pelea aceleró el pase del mandatario al massismo.

Como telón de fondo a la pelea legislativa, Pichetto denunció ayer ante la justicia al gobierno de Weretilneck por supuesto seguimiento y espionaje en su contra.

Según el senador, el ministro de Gobierno, Luis Di Giácomo, contrató a un experto de la Policía Bonaerense como director de Análisis Delictivo e Investigación del gobierno rionegrino. “El ejecutor es un personaje que, siendo oficial activo de la Policía Bonaerense, está afectado a Di Giacomo, cuyo nombre es Ramiro Lucena. Es un cuadro de inteligencia, formado en la Escuela de Inteligencia de Buenos Aires cuando ésta existía, especialista en intercepción de teléfonos y perteneciente al Grupo Halcón”, le dijo Pichetto al diario Río Negro.

“Estoy convencido de que también el intendente de Roca (Martín Soria) está siendo víctima y han estado siguiendo en auto a Ariel Rivero por todo Viedma (…) Vamos a probar tecnológicamente que nos tomaron los teléfonos”, agregó el jefe del bloque de senadores kirchneristas, que metió en el barro a Daniel Scioli.

“Hablé del tema con el actual ministro bonaerense de Seguridad, Alejandro Granados, y con el gobernador Daniel Scioli. Granados me confirmó que este hombre (Lucena) fue pedido por Di Giacomo a Casal con el falso argumento de investigar el crimen de Carlos Soria, un hecho que sabemos que fue esclarecido en cuatro horas. Está con licencia extraordinaria y me dijo que ellos van a solucionar ese problema, porque es algo inédito en la historia de la Bonaerense”, agregó y dijo que hace responsable a Weretilneck por cualquier cosa que le pase a su hijo a algún allegado.

0
0
0
0
0No comments yet