Canales populares

Piden ADN del nene que estuvo con Lola





Piden ADN del nene que estuvo con Lola antes de su muerte





La Justicia solicitó el estudio sobre el hijastro de la madrina de la joven asesinada para cotejarlo con la sangre encontrada en la mochila de Chomnalez. Según prensa uruguaya, el chico manifestó que "le daba igual que apareciera Lola o no".

La Policía busca agotar las líneas de investigación sobre el crimen de Lola Chomnalez, la adolescente argentina de 15 años asesinada el 28 de diciembre entre Valizas y Aguas Dulces (Rocha). Se pretende que no quede ni un cabo suelto. Por esa razón, considera necesario cotejar el ADN de un adolescente de 14 años cercano a Lola con la sangre encontrada en la mochila de la víctima, informaron fuentes policiales a El Observador. Se trata del hijo del esposo de la madrina de Lola, que estuvo junto a la adolescente durante sus últimas horas de vida.

Lola llegó a Valizas el sábado 27 de enero, invitada por su madrina. En la casa, se quedaban además el esposo de su madrina y el hijo de su esposo.

El domingo, luego de almorzar, Lola salió a caminar, a las 14hs., rumbo a Aguas Dulces con una mochila. A la misma hora, salió el hijastro de la madrina (V.) junto a un amigo (D.), también de 14 años. “V. y Lola no salían juntos, no hacían planes juntos. Se llevaban pero no eran amigos”, declaró la madrina en el juzgado.

Los dos adolescentes (V. y D.) declararon en el juzgado en calidad de testigos. Sus declaraciones coincidieron. Explicaron que fueron a un cyber y que sobre la hora 18, de camino a la casa alquilada, se encontraron con el padre de V. y la madrina de Lola en la playa. Subieron juntos hasta la casa y al llegar notaron la ausencia de Lola. Comenzaron, al principio con cautela, su búsqueda.

En el juzgado, D. declaró que V. (el hijastro de la madrina) le decía que “le daba igual que apareciera Lola o no” , informaron fuentes del caso a El Observador.

El esposo de la madrina de Lola estuvo presente durante la declaración de su hijo. El hombre había declarado antes, en calidad de indagado. La Justicia le pidió muestras de ADN, que se obtienen a través de un exudado bucal. Policía Científica cotejó la muestra con la sangre encontrada dentro de la mochila de Lola y no hubo coincidencias, según el sitio elobservador.com.uy.

En principio, esta prueba también podría descartar que se trate de la sangre de su hijo. Pero la Policía pretende no dejar ni un cabo suelto. Por eso, pretende obtener el ADN del adolescente de 14 años, ya sea de forma directa o a través del ADN de su madre.

La Justicia ya utilizó ese método alternativo para cotejar el ADN de otro adolescente con el de Lola. El artesano de Aguas Dulces que junto a uno de sus hijos encontró el cuerpo de Lola semienterrado en la arena aportó su ADN para cotejarlo con la sangre encontrada. Pero la Justicia solicitó que la madre del hijo del artesano también aportara su ADN. La mujer lo hizo y, de esa manera, Policía Científica descartó que la sangre hallada fuera del adolescente que junto a su padre encontraron el cadáver.

Este adolescente es pariente de otro que estuvo junto al hijastro de la madrina la noche del sábado 27 de diciembre, cuando fueron a escuchar un toque de tambores.

Por la forma en que se concretó el crimen (fue sofocada contra la arena y recibió varios cortes de arma blanca pero poco profundos), la Policía no descarta la hipótesis de que el homicida es una persona con poca fuerza física. Por eso, la indagatoria apuntó a varios adolescentes.









0
0
0
0No hay comentarios