Canales populares

Piden "no a las caza-abusadores en transmilenio"



Organizaciones feministas levantaron su voz en contra de la utilización de otras mujeres, así sean policías, para capturar a presuntos agresores sexuales




La atención de los medios en los últimos meses ha estado en los manoseos y abusos cometidos por usuarios del servicio masivo de transporte de Bogotá, Transmilenio, hacia mujeres que también usan el sistema todos los días, las cuales se dirigen a todo tipo de destinos y son de todas las edades.

Se han reportado decenas de casos en lo corrido del año, con víctimas de todas las edades y perpetradores reincidentes.

Entonces, el Estado comenzó a tomar medidas como el aumento de rutas en servicio durante las horas pico para evitar el hacinamiento en el interior de los vehículos; la implementación de vagones rosa que son exclusivos para mujeres, y recientemente, miembros de la fuerza pública, mujeres, camufladas entre la muchedumbre. Seguirán perfiles de mujeres residentes en Bogotá, de “Ejecutivas y universitarias” dice la teniente en jefe del escuadrón “Cazaabusadores”, Lina María Ríos, el cual por ahora sólo cuenta con 6 agentes encubiertos.

“La idea es llamar la atención de esas personas que cometen este tipo de delitos. Se vestirán llamativas, pero no provocativas, porque no se trata de vender a la mujer, sino de llamar la atención de una forma decente. La policía no busca incentivar que la gente las toque, sólo es una forma que tenemos de hacer inteligencia”, indicó Ríos.

Pues bien, cualquiera creería que con las medidas que están tomando las autoridades, tanto desde la administración del servicio como de la fuerza pública, las asociaciones feministas y de protección a la mujer estarían más que complacidas; nada más lejos de la verdad.

Estas asociaciones criticaron la medida, afrimando que “el mensaje que se termina enviando con una campaña aislada como esta es la idea de que una mujer vestida con un pantalón apretado, como estas policías encubiertas, está más expuesta a ser abusada.”Además, dijeron que “se agreden a las que tienen esa estética, y no, en el país se violan y se abusan a todas las mujeres, de las verdes, las azules, las habitantes de calle, todas.”

Si bien es denigrante que el Estado tenga que tener un policía sobre el hombro de la ciudadanía para que se respete al prójimo en una situación común, como lo es el transporte público a la hora pico; es vergonzoso que tengan que segregar a los individuos de sexo femenino en vagones exclusivos, no se puede ignorar que estas asociaciones se fueron por la tangente más sutil que pudo existir en este tema.

Si señora, es verdad que por vestir de cierta manera no está usted más expuesta a sufrir uno de estos manoseos o abusos en el transporte público. La idea de estos agentes encubiertos es reducir la criminalidad de manera preventiva y represiva mediante las capturas en flagrancia, no educar a las personas en respeto básico -que se debe hacer en casa- ni en ideología feminista, mucho menos.

Con respecto al segundo comentario de estas respetables damas: No se está hablando en estas medidas acerca de las miles de mujeres -y hombres, aunque pocos lo crean- que son abusadas de muchas maneras en todo el país, de todos los estratos y niveles socioeconómicos, edades y características físicas. No. Están hablando de los abusos en el transporte público, están hablando de un flagelo muy específico, bien delimitado, y están tomando medidas específicas al caso.
No pretendan que un escuadrón creado para una tarea específica eduque a todo un pueblo y prevenga todo abuso sexual que se dé en el país.

También, es cínico que califiquen a la medida como unos paños de agua tibia y la única solución que propongan es “una propuesta integral de prevención, que incluya a toda la comunidad, como a las comisarías de familia” La sociedad siempre ha enseñado que a una persona -no sólo a las mujeres- se les respeta. El que va a abusar no le va a importar cinco su “propuesta integral” y va a seguir en lo mismo. No.

La solución es muy sencilla

Primero: cambien la tipificación de este delito. Tipificarlo como injuria por vía de hecho es incorrecto, además de que viola la figura de unidad punitiva, en la que cual se tipifica la conducta según la ley con una pena mayor. Esto es sin duda típico del delito conocido como actos sexuales diversos del acceso carnal.

Segundo :estimule la solidaridad ciudadana. Eduque a las mujeres para que pidan ayuda de inmediato, y a la ciudadanía en general para que se solidaricen con esta persona y aprehendan al abusador.

Tercero: delimite apropiadamente la definición de abuso, para evitar las falsas denuncias que congestionen el sistema. Un ejemplo claro se dio en los noticieros, donde mostraban a una “víctima” cuyo abusador, en medio de las muchedumbre de la hora pico “rozó sus partes” contra su brazo, ya que ella se encontraba sentada y él, de pie. Eso perfectamente pudo haber sido un acto involuntario.

Por último, aumente la vigilancia y la cantidad de buses en servicio, cosa que ya se está implementando. Sin embargo, las medidas dos, tres y cuatro son completamente inútiles si no se implementa la primera.

Para finalizar, señoras feministas, no desvíen el debate de sus límites claros, porque el que mucho abarca poco aprieta, y el irse por las ramas finalmente sólo perjudica a las víctimas.
0
0
0
0No hay comentarios