Canales populares

Pionero : Homenaje al 1º Argentino, que invernó en la Ant













El alférez Sobral, pionero en los hielos de la Antártida







131 años del nacimiento | 50 años de su muerte

El 1º Argentino, que invernó en el Continente Antártico






Alférez de Navío D. José María SOBRAL






Los nietos de José María Sobral recuerdan la vida y obra de su antecesor, que fue –enfatizan– el primer geólogo argentino reconocido a nivel mundial y de cuya muerte se cumplió el cincuentenario el 14 del corriente. El lunes a las 11 frente a la corbeta Uruguay, en Puerto Madero de Buenos Aires, se realizará un homenaje.




Podría contarles sobre "farfar" (abuelo paterno en sueco), como le decíamos sus nietos. Pero prefiero hablar del Doctor José María Sobral, dado que su paso por la Armada Argentina no fue fugaz o casi inexistente.

¿Quién fue el alférez de navío José María Sobral? Podría comentarles que a los 21 años fue el primer argentino en invernar en la Antártida dos años. Uno de esos años sin comunicación alguna, junto a la expedición científica sueca, comandada por el Dr. en Geología Otto Nordenskjöld.

Esta expedición fue rescatada, y encontrada gracias a un letrero que dejara Sobral en una de las costas en que pasó junto a sus compañeros, quienes estaban realizando una excursión de estudios. Sobral en uno de sus paseos descubre un palo dejado como señal, que decía "Jason - 1899" y él le agregó "Andersson - Sobral, octubre 1903"

Por esas casualidades de la vida, la corbeta Uruguay, por estar el mar muy helado debió parar máquinas y fondear en la Isla Seymour. Se dispuso, entonces, una comisión para reconocer la costa sur de la isla, comandada por el alférez de navío Felipe Fliess, y, llegando a tierra firme, se encuentran con dicho letrero que decía: "Jason - 1899" y "Andersson - Sobral octubre 1903". De ahí, deducen que podrían estar vivos y continúan la búsqueda ya con más esperanzas.

Sé que sin la ayuda de la corbeta Uruguay y su tripulación, yo no estaría entre ustedes y mi abuelo no hubiera podido escribir el libro "Dos años entre los hielos", donde relata el viaje y su estada en la estación invernal en la Isla Snow Hill, en el Polo Sur.



En la misma fecha



Sobral nació un 14 de abril de 1880 y falleció el mismo 14 de abril, pero de 1961 cuando cumplía sus 81 años.

Era entrerriano, descendiente de una familia de Gualeguaychú (Pcia. de Entre Ríos) familia que había llegado desde Vigo allá por el año 1730.

Fue el primer geólogo argentino reconocido a nivel mundial con título universitario de la prestigiosa Universidad de Uppsala, Suecia, inexplicable e incoherentemente, título nunca revalidado en la Argentina. Fue el mejor petrólogo de su época.

Ustedes se preguntarán ¿por qué alférez? y no almirante, pues a su regreso de la Antártida pidió una beca a la armada para estudiar geología en Suecia, pedido que fue rechazado, y tramitó su baja y se la concedieron.

La familia juntó dinero y así pudo viajar a realizar sus estudios en el país nórdico donde fue recibido con todos los honores, e invitado a estudiar en la Universidad de Uppsala. Este mismo país que lo reconoció con el nombre de una roca (sobralit) y se le otorgó la medalla de Caballero de la Real Espada de Suecia, dispensada exclusivamente a personas de valor destacado.

Siendo director de Minería de la Nación participó en la primera ley de minas que hubo en la República Argentina, lo que le acarreó muchos enemigos, tanto nacionales como extranjeros, donde fue removido de su cargo por alcohólico, y, sin embargo, era abstemio. Cosas ¿no?

Que fue una buena persona; digamos mejor, un buen ser humano, que es una palabra más amplia. Justo e incorruptible.

Que amó a su patria como pocos, y fue un investigador incansable hasta sus últimos días por el bien de la humanidad toda, dejando en sus estudios e investigaciones un compromiso para las generaciones venideras.

De su libro rescaté esto que es bueno para estos días:

"El hombre nunca debe contentarse con la victoria adquirida; el éxito no sólo debe ofuscarle sino que debe darle nuevo aliento para atacar lo más difícil, porque precisamente en eso se encuentra el placer de la vida"

"Mis entusiasmos no han disminuido en nada, hoy mismo volvería a salir rumbo al sur". (1)

"No me parece que en la Argentina tengamos hombres como el sueco Dikson, que dediquen parte de su fortuna al progreso de la ciencia"

(1) Nunca más le dieron la oportunidad de volver.

Datos extraídos de los libros "El alférez Sobral y la soberanía argentina en la Antártida", Laurio H. Destéfani, 1979 (pág. 184), y "Dos años entre los hielos", José María Sobral, 1904

Jorge A. Sobral y Guillermo J. Sobral







Podés leer el libro "Dos años entre los hielos" ( 1904 ), de José María Sobral Acá :














SOBRAL Y LA CIENCIA EN LA ANTÁRTIDA


La expedición del Doctor Otto NORDENSKJÖLD fue apoyada por Argentina que le proveyó víveres y provisiones, a cambio de que admitieran que un representante del Gobierno Nacional se sumara al grupo a instancias del perito Francisco MORENO. El elegido fue José María SOBRAL, joven miembro de la Armada que actuaría como observador meteorólogo, geodesta, efectuando además estudios de biología y reconocimiento geológico.

El 21 de diciembre de 1901 parte de Buenos Aires la Expedición Antártica Sueca del Doctor Otto NORDENSKJÖLD a bordo del "Antarctic".

En Febrero de 1902, NORDENSKJÖLD, SOBRAL y cuatro compañeros desembarcaron en la isla Cerro Nevado (Snow Hill) donde armaron una casilla de madera prefabricada en Suecia.(*)

Allí permanecieron durante todo el invierno efectuando observaciones meteorológicas, estudios de magnetismo, trabajos de biología y reconocimientos geológicos.

Entre las tareas desarrolladas, el grupo realizó una expedición hasta las proximidades del Circulo Polar Antártico.

Durante esta excursión los expedicionarios caminaron más de 600 kilómetros en territorios desconocidos para el hombre.

Luego de un invierno de intenso trabajo, los hombres esperaban la llegada del Antarctic, buque que los llevaría de regreso.

Sin embargo, el barco había sido atrapado por el hielo.

NAUFRAGIO


Cuando el Antarctic navegaba para buscar a los invernantes a principios de 1903, naufragó en el mar de Weddell.

El capitán Carl LARSEN y 19 miembros de la tripulación buscaron refugio en la isla de Paulet, donde construyeron una pequeña cabaña de piedra.

En los días previos al naufragio, el segundo jefe de la expedición había desembarcado junto con otros dos hombres para intentar llegar hasta la cabaña desplazándose sobre el mar congelado.

Una franja de mar abierto impidió el avance de este grupo, así que ellos también debieron improvisar un albergue para sobrevivir en el sitio que hoy se llama bahía Esperanza.

Sorpresivamente, entonces, los integrantes de la primera expedición sueca a la Antártida quedaron divididos en tres grupos sin comunicaciones, con muy escasas herramientas y limitadísimas provisiones. Luego de un penoso invierno, el 8 de Noviembre de ese año una misión argentina de salvamento dirigida por el teniente Julián IRÍZAR, a bordo de la corbeta Uruguay rescató al contingente y lo llevó de regreso a Buenos Aires.


Podés leer mas de la expedición de NORDENSKJÖLD acá :






http://www.rionegro.com.ar/diario/rn/nota.aspx?idart=603373&idcat=9521&tipo=2

http://www.marambio.aq/alferezsobral.html




Si te gustó comentalo y compartilo . Gracias por pasar





0
0
0
0No hay comentarios