Popular channels

Pistas: Estás o no hecho para tener hijos

Pistas que indican que no estás hecho para tener hijos

Lejos de todo mandato cultural, aquí va una lista con algunas señas particulares que permiten reconocer la ausencia total de eso que llaman “instinto maternal/paternal”. Miralas



Una escena de la película "Knocked Up" (Ligeramente embarazada).

Convertirse en madre o padre requiere de una voluntad previa que no siempre está desarrollada en los adultos en condición de serlo.

Lejos de cualquier mandato cultural o argumentos ligados al "instinto" y la "supervivencia", la revista Playground elaboró una lista con algunas pistas que lo certifican. Parte de la redacción de Rosario3.com sumó otras.

Entre las señales que indican que no estás hecho/hecha para tener hijos, el medio señala: “Te da miedo alzar a los bebés por si te se caen y cuando finalmente aceptás, tu posición es tan forzada que podés acabar con una contractura”. A esto habría que sumar que el bebé siempre llora.

La lista también incluye “nunca sabés con qué tono debés hablar a los niños”. Además, en materia de interacción adulto-chico, se menciona la molestia que te provocan las reuniones familiares o las cenas con amigos en las que hay pequeños (mayormente, después de escucharlos gritar un rato).

“Nunca te has planteado escoger a tu pareja en función al potencial que le ves como padre/madre” y “estás completamente centrado en tu carrera profesional y no entra en tus planes que alguien te distraiga de ello”, también se mencionan.

Asimismo, habría que citar otros comportamientos, por fuera del vínculo con “los bajitos”, como que se te mueran las plantas o que nunca te planteaste tener una mascota como el paso previo a tener un hijo.

Tenés perro, gato peces o loro porque te gustan. O no los tenés por la razón inversa. Y punto.

No tenés ni idea de cuándo debería empezar a caminar un chico o cuándo cambian la dieta los bebés. Es más, hasta que no llegan a la adolescencia, te cuesta trabajo saber cuántos años tienen y, mucho menos, saber si son altos o bajos para su edad.

En las reuniones de madres, te quedás afuera de las bromas sobre la maternidad (o paternidad) y te miran horrorizadas cuando contás que le pusiste un pañal al revés a tu sobrino. Y ni hablar si revelás que la primera vez que lo cambiaste, tuviste que bañarlo (por el enchastre, obvio)

Por último, dos de los indicadores más certeros sobre la carencia de todo instinto maternal/paternal. Uno, dormir es una de las principales prioridades de tu vida. Dos, en el fondo, sabés que el único niño/niña en tu vida sos vos.
0
0
0
0No comments yet