Check the new version here

Popular channels

¿Placer sexual o adictos al porno?


¿Placer sexual o adictos al porno?



El mundo de la sexualidad no tiene límites, porque cada persona es tan única en este sentido que sería imposible uniformar actitudes, conductas o gustos.

Sin embargo, las inquietudes, mitos y creencias poco fundamentadas invaden desde las pantallas mismas (de todo tipo de medios) la cabeza tanto de hombres como de mujeres... La mecha se enciende entonces a un sólo estímulo visual-sonoro y el universo de la pornografía aparece servido en bandeja de plata, para consumidores ávidos.

Pero cabe preguntarse ¿es acaso esta costumbre o gusto (sea en hombres o mujeres) una señal de que algo anda mal, o como en todo hay límites? Y en caso de haberlos: ¿cuáles son?, ¿cómo saber si se está frente a un comportamiento natural o a una patología? Las respuestas nos las brinda el doctor José Luis Rodríguez (sexólogo, médico psicoterapeuta especialista en sexología clínica).

¡Porno, Porno, Porno!

“‘Enganchados al porno online” titula un artículo revelador, en cuanto a conductas tan extremas como increíbles que terminan siendo adicción de la mano de la nueva era de la comunicación, y la facilidad de contenidos que ofrece a diestra y siniestra, y a un sólo click.

“Nos adentramos en la vida extrema de los adictos al cibersexo. Noches en vela navegando por chats eróticos. Onanismo fuera de control ante la pantalla. Una doble identidad al margen de la pareja, la familia y el trabajo... Esta realidad paralela crece al calor de las nuevas tecnologías y afecta por igual a mujeres y a hombres...”.

De esta manera entra en tema la extensa publicación haciendo hincapié en ejemplos en primera persona, porcentajes, y argumentos profesionales que hablan de un estilo casi de vida de muchas personas.

Un disparador que dirige la pregunta hacia el límite de lo normal y patológico, de algo que pareciera ser sólo cosa de hombres (aunque en realidad no sea así) en donde se muestra una sexualidad ficcionada en todo sentido.

“El consumo de pornografía no es privativo sólo del mundo masculino, sino que la mayoría está hecha para hombres. Responde a estereotipos machistas y la sexualidad que se representa en ella es respecto a las fantasías que se tienen de las mujeres: que estarían siempre dispuestas, interesadas sólo en el coito y que inmediatamente terminado el orgasmo, quedarían satisfechas. Paradigmas de la sexualidad, que no tiene que ver con la realidad”.


0No comments yet
      GIF
      New