Check the new version here

Popular channels

Playstation 2 se deja de fabricar



La hegemónica 128 bits de SONY, la que dió a la compañía de Kutaragi una época dorada e irrepetible, ha cesado en su producción. Como homenaje, escogemos su centena imprescindible; los títulos más emblemáticos y representativos de un periodo grabado a fuego en la historia del videojuego.

12 años de Emotion Engine en 100 juegos

“Playstation 2 se deja de fabricar”. No fueron pocos los que sintieron una extraña sensación de vacío, de vértigo, no hace nada que Playstation 2 era la reina más bella de nuestro baile particular en la sala de estar, la más popular, la más deseada, la niña mimada. Y ahora nos despiertan no con una carta de defunción, pero sí con un claro indicio del principio del fin. Todavía habrá juegos para la negra de Sony, millones de usuarios seguirán explorando durante años y décadas su inabarcable librería, descubriendo juegos que se pasaron por alto o encontrando nuevas experiencias. Una consola no muere mientras se juega y Playstation 2 se jugará durante mucho tiempo... pero no deja de ser el fin de una época, una época que ha durado 12 años, que se dice pronto, desde que apareciera en las calles japoneses un 4 de Marzo del 2000. Pese a algunos problemas de hardware en las primeras hornadas y un lanzamiento inicial algo pobre, falto de títulos de peso, nada de eso impidió que la plataforma cogiera fuerza de forma imparable. Compatible con los juegos de la enormemente exitosa PSX y equipada con la entonces tecnología punta DVD con la que se quería sustituir el VHS, Playstation 2 llegó con un importante ruido mediático que hablaba de su potencia sin igual, amenazando con dejar en mantillas una Dreamcast que se trataba de preparar para un reto que a la postre demostró ser imposible.



No fue imposible por alguna magia en el hardware y ciertamente no lo fue por sus primeros títulos. Con el tiempo, la plataforma ha demostrado una versatilidad encomiable y no ha dejado de crecer técnicamente a medida que los desarrolladores dominaban el complejo hardware del Emotion Engine, el ultra publicitado nombre con el que un todopoderoso Ken Kutaragi todavía pletórico y con el beneplácito de la plana mayor de SONY, bautizó a su criatura. Pero los principios no fueron fáciles, hasta que los principales socios de Sony empezaron a llegar con exclusivas de peso. Llegó Onimusha, llegó Devil May Cry, llegó el antes exclusivo de Dreamcast Code: Veronica... llegaron los anuncios de Metal Gear Solid 2, de Jak & Daxter, de Silent Hill 2... todos en exclusiva, todos prometiendo mucho más y mucho mejor de lo vivido en PSX. No sólo Dreamcast claudicó ante el peso de la evidencia, ni Nintendo ni Microsoft pudieron siquiera soñar con competir con PS2 que seguía acumulando exclusivas de todas las luces y colores, occidentales y japonesas, grandes juegos y títulos notables de fondo de armario, auténticos superventas como GTA en exclusivas que podían durar meses. La gigantesca cantidad y la enorme calidad acumulada del catálogo de la consola de Sony queda para el recuerdo y justifica un récord difícil de superar: más de 150 millones de consolas, más que ninguna consola de mesa, muy por encima de Playstation o Wii, enmarcadas alrededor de los 100 millones.



En parte, el fin de la era de PS2 parece también marcar un fin de era para la consola tradicional. Vivimos en un mundo de multiplataformas, donde cada vez importa menos la máquina, donde Japón parece completamente rendido al juego portátil y donde en Occidente móviles, televisores inteligentes y tablets parecen amenazar la existencia de la máquina de juegos. Vivimos en un mundo donde podemos comprar o crearnos nuestras propias máquinas a la carta, usando carcasas con forma de consola en donde integramos tarjetas y componentes a nuestro gusto para acabar conectándolo en el salón de casa. Quizás el concepto de plataforma fuerte, que aglutine juegos de todas clases y grandes exclusivas, que tenga a toda la industria a su alrededor ha pasado. Quizás no veamos más un catálogo como el que tenemos en esta consola... Puede que sea para bien, o no, pero no podemos evitar sentir ese vacío, esa mirada nostálgica a las muchas horas que hemos pasado con esta máquina. El vacío de una pérdida se empieza a llenar con una despedida, y esta es la nuestra, un homenaje a una plataforma que ha marcado época, una mirada a 100 juegos seleccionados que no han dejado indiferente a nadie, todos aparecidos en España y sin orden de preferencia, porque no necesitamos clasificarlos. Los más grandes, los más populares, los más polémicos y brillantes. 100 juegos que son una pequeña parte de muchos, pero que aportan 100 razones por los que está máquina estará siempre en el recuerdo de nuestras vidas. Hasta siempre Playstation 2, y gracias, Kutaragi.

















0
0
0
2
0No comments yet