Te damos la bienvenida a la comunidad de T!Estás a un paso de acceder al mejor contenido, creado por personas como vos.

O iniciá sesión con
¿No tenés una cuenta?
Damian Cassino, abogado estrella del multimedio, se alejaria de la defensa del Grupo tras la adecuación de oficio aprobada por la Afsca.






El directorio de la Autoridad Federal de Servicios de Comunicación Audiovisual (Afsca) aprobó la moción presentada por su titular, Martín Sabbatella, para que finalice la etapa de adecuación voluntaria del Grupo Clarín a la ley de medios audiovisuales y se inicie el proceso de adecuación de oficio por “irregularidades” en el plan presentado por el multimedios. Esta situación llevó a una crisis interna dentro del multimedios ya que el principal abogado de la empresa, Damián Cassino habría presentado su renuncia.

"Que los defienda Sáenz Valiente", es la frase que se escuchó mostrando el enojo de Cassino ante el panorama interno que afecta al multimedios tras la adecuación de oficio que impulsa laAfsca.

El problema para aprobar el plan de adecuación presentado por Clarín es que no tiene que haber vínculos comerciales entre las unidades en las que se divide el grupo. "Están desenmarcarados los vínculos entre la unidad 1 y la unidad 2. Para garantizar el espíritu democratizador de la ley, necesitamos que la división sea una división en serio. Está claro que hay vínculos societarios entre los abogados y los miembros de muchísimas empresas. Son una gran unidad de negocios con cruces en todos lados", describió al respecto Martín Sabbatella.

Después de la aprobación de su plan voluntario, Clarín trajo los nombres de los titulares de las seis unidades. Eso es lo que hoy rechazamos, no el plan de las seis unidades que ya habíamos aprobado. Entre los titulares es donde hallamos los cruces y los vínculos societarios entre ellos



La propuesta presentada por Clarín

Las unidades 1 y 2 son las que presentan mayor cantidad de anomalías. En su propuesta, el grupo propone "una gran sociedad", porque en realidad las diferentes empresas que conforman las unidades 1 y 2 terminan vinculándose entre si a través de los fideicomisos, de los estudios de abogados (Estudios Sáenz Valiente & Asociados y el estudio Fox Horan & Camerini) y de sociedades comerciales.

Los nombres que se entrecruzan son los de José Antonio Aranda, David Camerini, Francisco Pagliaro, Lucio Andrés Pagliaro, Lucio Rafael Pagliaro, María Florencia Pagliaro, José María Saenz Valiente que pertenecen a la unidad 1, pero que tienen estrechos vínculos comerciales con los accionistas, abogados y fiduciarios de la Unidad 2.
Los vínculos comerciales no sólo se dan en sociedades en la Argentina sino que tienen firmas radicadas en Estados Unidos, Panamá y Nueva Zelanda.