Te damos la bienvenida a la comunidad de T!Estás a un paso de acceder al mejor contenido, creado por personas como vos.

O iniciá sesión con
¿No tenés una cuenta?



Un impactante video grabado por la cámara de un auto policial muestra cómo un agente utiliza su vehículo para arremeter contra un sospechoso armado, en un golpe que lo eleva por los aires antes de que el auto se estrelle contra un muro en un suburbio de Tucson, Arizona.

El video fue difundido el martes y está acaparando atención en todo Estados Unidos, pero el hecho ocurrió el 19 de febrero.



El hombre atropellado, Mario Valencia, de 36 años, está acusado de varios delitos, incluyendo agresión contra un agente de policía. Su abogada, Michelle Cohen-Metzger, no respondió a una solicitud de comentarios por parte de The Associated Press.

El raid de Valencia comenzó con un robo a una tienda de ultramarinos en Tucson. Luego, irrumpió en una iglesia, allanó una vivienda y robó un auto, según señaló el sargento de la Policía de Marana, Chris Warren. Después manejó en el auto hasta Marana, justo al norte de Tucson, donde robó un rifle en un Wal-Mart.

Imágenes de video de dos autos de policía distintos muestran a Valencia caminando por una zona llena de tiendas con un rifle en las manos. En un momento dado, el sospechoso se apunta a sí mismo y amenaza con matarse.

el momento del impacto

En una de las grabaciones, se ve cómo un agente conduce despacio por detrás de Valencia mientras éste dispara al aire. Ese agente dice a los demás que se mantengan atrás porque el sospechoso está armado.

Pero en cuestión de segundos, otro agente arremete con su auto patrulla a gran velocidad y embiste a Valencia, haciéndolo saltar por los aires. Rápidamente, otros oficiales con armas desenfundadas llenan la escena.

El agente que atropelló a Valencia fue identificado como Michael Rapiejko. Estuvo de baja administrativa estándar porque el incidente se consideró un uso excesivo de la fuerza, explicó Warren. Pero después la oficina del fiscal del condado de Pima lo absolvió de cualquier mala práctica y el oficial volvió al cuerpo.