Policías se emborracharon y balearon a invitados

En la ciudad chubutense de Comodoro Rivadavia, tres efectivos policiales que debían custodiar el salón donde se realizaba la celebración, golpearon, arrojaron piedras y hasta le dispararon balas de goma a los presentes. Hubo cinco heridos y los agresores siguen trabajando con normalidad.



La tan soñada fiesta de 15 años de una adolescente terminó en un verdadero escándalo. Los padres de la chica habían contratado a dos policías para que custodiaran el salón, pero su precaución se les volvió en contra: los agentes se habrían emborrachado y luego comenzaron a pegarles a los invitados y a dispararles con balas de goma. Familiares de la cumpleañera y distintos invitados -serían al menos cinco- resultaron heridos.

La fiesta había sido organizada por Carlos y Ruth Hernández, los padres de la chica, en un salón llamado El Encuentro, en el Cordón Forestal, un barrio de la ciudad chubutense de Comodoro Rivadavia. El papá acabó con varias heridas y con marcas de los perdigones de goma en la cara y en el cuerpo. La mujer, con lastimaduras en el hombro izquierdo. Y el lugar terminó con los vidrios destrozados.

“Contratamos el servicio de dos policías adicionales porque así lo obliga el salón, lo que nos costó más de 1.000 pesos”, contó Ruth Hernández a la prensa. Según su relato, todo empezó mal: los agentes llegaron tarde. “Debían llegar a la 1 (de la madrugada del domingo), pero llegaron a las dos, diciendo que habían estado en un asalto. Además, en lugar de dos policías llegaron tres”, agregó.