Check the new version here

Popular channels

Por falta de pago, 3 buques gasíferos no descargan

Son tres –por ahora- los barcos gasíferos varados en Bahía Blanca por la falta de dólares por parte del Gobierno nacional. Transportan cada uno 55.000 toneladas de gas natural licuado (GNL). El buque Sestao Knutsen espera autorización para descargar desde el 22 de setiembre. El British Ruby y el Lobito aún están en fecha y se espera al Lena River dentro de una semana. Irónicamente, a pesar de que la Argentina está atrapada por la necesidad de importación de energía y la falta de dólares, hay recesión. Porque sin dólares y si Kicillof tuviera éxito en reactivar el mercado interno, la importación destrozaría la economía.





Ironías de la Administración Cristina a propósito de los tres buques gasíferos que están varados en el puerto de Bahía Blanca porque no hay dólares para pagarles la descarga de 55.000 toneladas de gas natural licuado (GNL): El déficit cambiario energético fue notable a partir de 2010, pero en 2014 es menos dramático a causa de la recesión. Si en 2015 el PBI aumentara 3% el déficit podría saltar a los US$11.000 millones de acuerdo a los trabajos que tienen los candidatos presidenciables. Entonces, la Argentina está atrapada. Tiene problemas con la importación de energía porque no tiene dólares. Pero lo favorable es que hay recesión porque sin dólares y si Axel Kicillof tuviera éxito en reactivar el mercado interno, la importación destrozaría la economía.

Ahora, la situación de los buques: Las modalidades de contratación establecen que las operaciones de descarga en los puertos no se inician hasta tanto no se haya abonado el embarque, cuyo costo individual se ubica alrededor de los US$ 50 millones. Luego hay que sumar la multa por el retraso respecto de la fecha pactada, estimada en unos U$S 75 mil diarios. En el caso del Sestao Knutsen, que espera autorización para descargar desde el 22 de setiembre, la suma por multas trepa a los US$750.000.

Hasta la salida de Fábrega del Banco Central, la entidad le ponía límites a la demanda de divisas desde Enarsa y esta empresa, responsable de las compras de gas licitadas por YPF, debía asumir el costo global de las operaciones.

La situación de incertidumbre, que afecta también al otro puerto regasificador de Escobar, no es nueva y significa una demostración más del dolor de cabeza creciente que la cuenta energía representa para las arcas estatales, informa Clarín.

Este año, el déficit por las compras externas de energía se estima que superará los U$S 6.000 millones. Las temperaturas del invierno, que estuvieron por encima de los valores promedio para la época, también conspiraron contra las estimaciones iniciales de demanda, que preveían la llegada de un buque cada cinco días a ambos puertos.

Anoche (01/10), desde el área de operaciones del puerto bahiense informaron que hoy, a última hora, podría ingresar al muelle uno de los buques que está en la lista de espera.

Sin embargo, otros consideran que la demora no responde a una falta de pago sino que es debido a las altas temperaturas de la pasada temporada invernal y comienzos de la primavera que hicieron que las necesidades de gas sean menos acuciantes que los despachos de GNL ya contratados. Así, según esta versión, se prefiere esperar y pagar las penalidades usando a los metaneros como una especie de silos flotantes, publicó el portal bahiense La Nueva Provincia.

En el muelle de Compañía Mega aguarda por la carga el buque regasificador Express.
0
0
0
0No comments yet