Por primera vez, dos argentinos en el Parlamento israelí



JERUSALÉN.- Por primera vez en la historia de Israel, dos argentinos hoy ciudadanos israelíes se convirtieron en diputados tras las elecciones parlamentarias celebradas ayer.

Se trata del profesor Manuel Trajtenberg, oriundo de Córdoba y destacado economista, que se presentó por las filas del Partido Laborista, y el porteño Jaim Jelin, encuadrado en las filas del partido centrista Yesh Atid, del ex ministro de Finanzas Yair Lapid.

A Trajtenberg, catedrático egresado de Harvard, profesor de Economía en la Universidad de Tel Aviv, se lo identificó en los últimos años con el esfuerzo por atender las fallas en la economía nacional.

Cuando estalló la multitudinaria protesta social hace más de dos años, con Benjamin Netanyahu como jefe de gobierno, Trajtenberg encabezó la comisión encargada de estudiar la forma de combatir los problemas económicos.

Se reunió con los jóvenes que acampaban en el bulevar Rotschild en Tel Aviv, investigó las diversas aristas del problema a fondo y obtuvo algunos logros, aunque gran parte de lo que recomendó quedó estancado debido a las limitaciones de la estrategia política en una coalición.

El acuerdo pactado por Trajtenberg y Herzog antes de anunciar su candidatura era que este destacado economista sería el ministro de Finanzas si el jefe de la Unión Sionista llegara a formar el gobierno.

Pero ayer, horas antes del cierre de las urnas, aclaró: "Estoy dispuesto a hacer todo lo que pueda para garantizar un cambio", dando a entender que renunciaría a la promesa que recibió, si ello es necesario para poder entregar la cartera de Finanzas a otro partido y garantizar así la formación de una nueva coalición de gobierno.

Trajtenberg, que aceptó originalmente el acuerdo porque se le dijo que él determinaría la línea económica porseguir, aclaró ayer que no cree que haya solamente una persona apropiada para ejercer debidamente un cargo.
Solución negociada

Jelin, exitoso alcalde desde hace siete años, resolvió postularse porque, a su juicio, "la política regional tiene un tope".

"Si quiero cambiar las cosas a fondo, para ayudar a la gente a la que hoy represento, entendí que el lugar es Jerusalén, la política nacional", dijo.

Su rostro y voz son identificados por todos en Israel; se conocen sus mensajes durante la guerra con Hamas. Desde Eshkol, la zona que representa, siempre se mostró partidario de la cooperación con la Franja de Gaza, "si optan por el desarrollo y no por el terrorismo".

Jelin tiene claro que, paralelamente a la lucha activa contra el terrorismo, es imperioso buscar una solución negociada con los palestinos .

"Si no hay un acuerdo, las guerras serán cada vez más continuas y así no se puede vivir", explicó.