Popular channels

Por qué hoy somos todos negros de mierda

El colectivo de arte La Araña Galponera inaugura hoy una intervención contra la discriminación, la estigmatización y la intolerancia tras ese calificativo.



“Todos los ciudadanos, de aquí en adelante, serán conocidos por la denominación genérica de negros”, declara la Constitución haitiana de 1805. “Hoy todos somos negros de mierda”, reluce la leyenda que los integrantes de La Araña Galponera pintaron ayer en el predio de la Facultad de Artes y Diseño de la Universidad Nacional de Cuyo (UNCuyo).

En esa casa de estudios comienza hoy I Encuentro de Arte Social e inclusión en Prácticas Artísticas y las IV Jornadas de Investigación Teatral, con un amplio programa de actividades que incluye charlas, mesas redondas, presentaciones e intervenciones (el programa completo se puede consultar haciendo clic aquí).

Invitado a participar en este encuentro, el colectivo de arte La Araña Galponera realizará hoy a las 20 la inauguración de una interverción que realizó en el predio de la facultad y que surge de la acción gráfica del artista plástico Juan Carlos Romero en la que declaraba:



Como siempre, las propuestas de La Araña Galponera son un desafío en varios sentidos. La frase elegida para ser plasmada en el suelo ya nos da una clara pista de a qué apuntan. La discriminación, la estigmatización y la intolerancia que se esconden detrás de quienes usan la palabra “negro” para calificar a las personas son el lugar al que apunta el colectivo de arte.

Pero en esto no deja afuera la crítica hacia la misma UNCuyo, con la clara intención de repensar el presente y el pasado de la institución.

Hoy a las 20 se realizará la inauguración de esta intervención, que para que sea comprendida en su totalidad nada mejor que el texto que La Araña Galponera elaboró para dar detalles de la intervención.



Hoy todxs somos negrxs de mierda.

Esta intervención tiene puntos de contacto con la “acción gráfica” realizada por Juan Carlos Romero “ahora todos somos negros” que partió de una convocatoria en Internet basada en la en la declaración del articulo 14 de la Constitución de Haití de 1805: “Todos los ciudadanos, de aquí en adelante, serán conocidos por la denominación genérica de negros”.

Nos interesa reflexionar sobre este presente de intolerancia social, linchamientos, crucifixiones, casos de gatillo fácil, seguridad-inseguridad, violencia policial, etcéteras; donde lo que está en tensión permanente es la mirada hacia lo “otro”, la violencia que genera la estigmatización o la negación del otro. En este sentido, el planteo de Grüner sobre la acción de Romero, pone el acento en la real dimensión de la palabra y su contenido político; “Negro es una denominación política y no biológica, que des-construye la falacia racista y aspira a un nuevo universal desde la generalización del particular (más) excluido”. (Texto “Ahora todos somos negros” Grüner, Eduardo en “Romero”. Buenos Aires. Fundación Espigas. 2010.p.219).



Importa aquí pensar cómo lo particular desborda ese universal normalizador, sobre todo en este marco donde la institución Universidad se propone y nos invita a hablar de inclusión, es en este punto donde el término o acción nos genera interrogantes. ¿Quién tiene el poder de incluir?, si la institución lo tiene, ¿no reproduce relaciones de poder entre el inclusivo y el incluido conservando así las desigualdades?

Repensar la institución no es cosa fácil, pero de nuestra consideración algo muy necesario y vital, para no caer en olvidos o repeticiones, abrir el debate sobre la historia de la universidad es también responsabilidad de la misma. Por eso insistimos: la inclusión de parte de la Universidad ¿un caso aislado?, y volvemos a traer esta cita ya usada por este colectivo, para vincular las complicidades de ayer y hoy:

“…En la Universidad Nacional de Cuyo también se produjo un profundo reordenamiento del personal docente, no docente y alumnos… El 2 de septiembre de 1976 el Poder Ejecutivo Nacional designó al Profesor Dr. Pedro Santos Martínez, catedráticos de la Facultad de Filosofía y Letras y miembro de la Academia Nacional de la Historia, como el nuevo rector de la Universidad. Su gestión tendió a restablecer el normal funcionamiento de las casas de estudios, como así también recuperar el nivel académico que se había perdido a raíz de la excesiva politización”.

Cueto, Adolfo O.; Romano, Aníbal y Sacchero, Pablo. “Historia de Mendoza. La etapa pendular (1955-1991). Segunda parte 1973-1991”. Fascículo 24. Diario Los Andes. Mendoza. p.20.



Para concluir, proponemos que la Universidad no sólo debería sumar a los sectores sociales marginados, sino sumarse a los procesos sociales que éstos sectores atraviesan. Y por eso sostenemos:

HOY TODXS SOMOS NEGRXS DE MIERDA

La Araña Galponera. Mayo 2014

Alejandro Frias
0
0
0
0No comments yet