1. Noticias y actualidad
  2. »
  3. Otros países

¿Por qué los estudiantes no van a Reino Unido?


Reino Unido.- Gran Bretaña se encuentra perdiendo su encanto entre los estudiantes perspicaces. La cantidad de alumnos internacionales que llega al país ha descendido cerca de quince por ciento entre los meses de enero y junio. Es decir a ciento sesenta y cuatro mil, de acuerdo con cifras de la Oficina Nacional de Estadística, lo cual representa el número más bajo desde el año 2007.
En este sentido, los jóvenes dejan Reino Unido para ir a países con políticas y estrategias inmigratorias más incondicionales y amigables como Canadá y Australia. “En el trascurrir de los últimos años, el gobierno ha incrustado reglas mucho más precisas para los estudiantes internacionales. Por ejemplo, ahora resulta más difícil hallar trabajo durante y después de sus estudios”, dijo Chris Murray, científico en temas migratorios del Instituto de Investigación para Políticas Públicas.
Al respecto, Theresa May, primera ministra de Reino Unido, quien fungía como secretaria del Interior durante la dirección de David Cameron, ha descalificado permisos para estudiantes que querían permanecer en Reino Unido tras su graduación.
Anteriormente, las juventudes lograban quedarse hasta dos años posterior de finalizar sus estudios para laborar y ganar experiencia. Pero ese privilegio terminó en el año 2002, como parte de las estrategias  gubernamentales para someter la inmigración. “Esto ha transformado la reputación de Reino Unido como una plaza estudiantil” afirmó Murray.
La nación también deportó a quienes ingresaron con visas de estudiantes, solo para trabajar ilegalmente. Más de ochocientas instituciones educativas han perdido sus autorizaciones para transferir estudiantes extranjeros, algunas inclusive, fueron culpadas de tener permisos falsos.
Universities UK, un grupo de acción de instrucción superior, explicó que mientras Gran Bretaña siga siendo uno de los destinos más seductores para los estudiantes extranjeros, no se encuentra haciendo lo suficiente para cautivar mentes brillantes.
“Esto resulta más importante que nunca, debido a que Reino Unido cree afianzarse a un lugar en el mundo post-Brexit”, comentó un vocero. Los alumnos internacionales representan una fuente decisiva de ingresos para las academias británicas, ya que costean cuotas de inscripción más altas que los locales y que los estudiantes europeos. El gobierno notificó que los estudiantes de otros lugares sumaron dieciocho mil  millones de libras esterlinas a la economía del año 2012.
0
0
0
0No hay comentarios