Popular channels

Posibles representantes de Funes Mori

Varios posibles candidatos para sucederlo a Ratzinger, entre ellos un argentino.



Se trata de Leonardo Sandri, quien hizo toda su carrera en el Vaticano y durante el papado de Juan Pablo II llegó a ocupar el tercer puesto en importancia

El anuncio de Benedicto XVI de su renuncia establece el escenario para que el Vaticano celebre un cónclave en el que se elegirá a un nuevo Papa a mediados de marzo, ya que no será necesario respetar el tiempo de luto tradicional que se guarda cuando muere un Sumo Pontífice.

Hay varias figuras de la Iglesia Católica que aparecen como candidatos papales, pero ninguno es uno obvio como fue el caso de Benedicto XVI, quien fue elegido Papa en 2005 después de la muerte de Juan Pablo II.

Cuando Benedicto XVI fue elegido Papa a los 78 años -siendo entonces el Papa de más edad en ser elegido en casi 300 años- ya había previsto retirarse de su función previa, como prefecto de la Congregación para la Doctrina de la Fe, un cuerpo ortodoxo del Vaticano.

Había dicho que quería pasar sus últimos años escribiendo en la "paz y tranquilidad" de su natal Baviera, en Alemania.

Los líderes católicos que posiblemente puedan sucederlo en el máximo cargo de la Iglesia Católica incluyen al cardenal Angelo Scola, arzobispo de Milán, el cardenal Christoph Schoenborn, arzobispo de Viena, y el cardenal Marc Ouellet, el director canadiense de la oficina del Vaticano para los obispos.

Otro candidato, aunque menos probable, es el cardenal de Nueva York, Timothy Dolan. Aunque Dolan es popular y respalda la línea conservadora del Papa, la tradición general en el Vaticano es que la Iglesia Católica no necesita un Papa de una "superpotencia", como es el caso de Estados Unidos.

También algunos señalan entre los 'papables' a un argentino, el cardenal Leonardo Sandri, de 66 años, quien hizo toda su carrera en el Vaticano y llegó a ocupar el tercer puesto en importancia durante el papado de Juan Pablo II y anunció su muerte el 2 de abril de 2005.

Todos los cardenales menores de 80 años pueden votar en el cónclave, una reunión secreta que se celebra en la Capilla Sixtina.

Según la tradición, las papeletas se queman después de cada ronda de votación, por lo que el humo negro que sale de la chimenea significa que no se pudo elegir un Papa. Cuando emerge humo blanco, el Vaticano indica que ha sido elegido un nuevo Papa.

Los papas pueden renunciar, según lo contempla la ley eclesiástica, que sólo especifica que se deberá "hacer libremente y manifestarse adecuadamente".

Sin embargo, sólo unos cuantos papas lo han hecho. Una de las razones por las que no es algo común es que la existencia de dos papas -incluso cuando uno ha renunciado- puede generar divisiones e inestabilidad en la Iglesia.

El anuncio de Benedicto XBI podría sentar un precedente que presione a futuros papas a renunciar ante el menor indicio de enfermedad.


funesdios
0
0
0
0No comments yet