Check the new version here

Popular channels

Preocupan los Neonazis en Bolivia

Neonazis en la Bolivia de Evo




Al enterarse que Evo Morales fue elegido presidente con el 54 por ciento de los votos en las elecciones presidenciales, lo primero que sintió fue impotencia y rabia. Luego fue desesperación. Él, el camarada “León 88”, que desde sus 15 años había elegido ser un neonazi, no sabía qué hacer en un país gobernado por “la extrema izquierda y a la cabeza de un indígena”. Fue en diciembre del 2005 que recién se dio cuenta que vivía rodeado de “indios”.
Hoy tiene 25 años y el hecho de vivir en la Bolivia de Evo le ha planteado un mayor reto personal: salvar al país, junto a sus camaradas, del peligro del comunismo.
“Soy racista, en el sentido peyorativo de la palabra como los medios lo usan y la gente popular. Soy racista porque amo a mi raza”, reflexiona “León 88"

¿Nazis en un país de indios?

Aunque suene ilógico y poco creíble para el lector, en Bolivia –con una población indígena del 61 por ciento según el Instituto Nacional de Estadística (INE)– existen neonazis… y no son pocos.
La intolerancia hacia diferentes formas de pensar y vivir, como la homosexualidad, el mestizaje, la libre elección del aborto, las creencias religiosas, la prostitución, el rechazo al comunismo o al capitalismo son algunos de los rasgos comunes que identifican de forma general a los neonazis bolivianos. Para aclarar: nazi es la contracción de la palabra alemana NAtionalsoZIalistische Partei, que significa Partido Nacionalsocialismo (NSP por sus siglas en alemán) y los neonazis son los actuales seguidores de esta ideología, aunque aplicada a cada realidad en la cual viven.
“Quizás los indígenas son los que más están trabajando para lograr un lugar histórico en nuestro medio, han sido explotados y masacrados, es natural que algunos quieran una revancha y que sean los mestizos y blancos los que sufran y ‘paguen’ estas consecuencias. Pero el indígena aún no es libre, lo será cuando reclame su lugar dentro la historia dejando de lado el ser en algunos aspectos marioneta de lo que hemos llamado ‘intelectuales anacrónicos’ (actuales gobernantes), los cuales les han vendido a costa de la miseria la lucha de clases y el avivamiento de la idea genocida del desquite”, explica JEML, fundador y el responsable encargado para la entrevista con la Unión Radical Nacional Socialista de Bolivia (URNSB), la principal organización neonazi boliviana, que tiene un sitio en internet y correos electrónicos para ser contactados

Si bien es conocido que los grupos de neonazis se identifican por llevar las cabezas­rapadas o tatuajes con la esvástica (la cruz gamada) o como complemento en sus prendas de vestir, los neonazis bolivianos pueden pasar desapercibidos en la universidad, en la oficina o en alguna dependencia pública o privada y su perfil laboral puede abarcar desde un empleado hasta un profesional, aunque la mayoría de los entrevistados denota una alta preparación académica y una probable pertenencia a las clases medias y altas. Los que existen en Bolivia se identifican por una clara convicción política.
“Es que no puedes ser neonazi si no has leído, si no tienes cultura, si no sabes la historia de tu país pero conocerla de forma crítica y no tragártela como te da la dan. No cualquiera puede ser uno de nosotros, tiene que tener mucha preparación cognitiva, física y mental”, dice “León 88”, con aire de superioridad pero dispuesto a socializar su “conocimiento”.
De manuales y biblias
A sus 70 años cree firmemente que el nacionalsocialismo es la única vía –una tercera opción– “entre la derecha decadente y el actual izquierdismo”. Y aunque vive rodeado de tecnología –su casa es la única con antena parabólica en su zona, cuenta con una moderna computadora con pantalla plana de plasma y una palm (pequeña computadora)– nunca se desprende de lo que considera es su “biblia”: “Mein Kampf” (“Mi lucha”), el libro de Adolf Hitler.
La acción concreta
“Si en Santa Cruz no permitimos que se realicen los desfiles de homosexuales es porque eso va contra la naturaleza humana y si para ello tenemos que usar la fuerza pues la hemos usado y la seguiremos usando. Esperen a sentir nuestra fuerza el próximo junio cuando esos degenerados intenten exhibir su inmoralidad”, manifiesta “León 88”. También confiesa que muchos nacionalsocialistas estuvieron presentes cuando los “campesinos” intentaron entrar a la ciudad de Santa Cruz, comandados por los dirigentes de la Unión Juvenil Cruceñista (UJC), considerado un brazo “armado” del Comité Cívico Pro Santa Cruz.
“Tuvimos buenos y malos presidentes en la UJC pero todos aportaron para crear una identidad cruceña y a amar a nuestra raza, como Luis Fernando Camacho, Juan Ramón Banegas (quien falleció el 2003), Eduardo Zurita y actualmente con Jorge Begner Hollweg. No puedo decir quién nos los dio, pero siempre tuvimos y tenemos a disposición laques, bates, palos, escudos, manoplas, sables de hierro y hasta gases lacrimógenos para cuidar a nuestra ciudad”, cuenta
La propia URNSB admite el nexo de muchos neonazis con la UJC pero a la vez lo condena. “Hay muchos jóvenes nacionalsocialistas que se han sumado a estas agrupaciones, que si bien tienen sesgos fascistas están siendo promocionadas junto a varias otras por la derecha y sus variaciones radicales como la extrema derecha. Son agrupaciones que al ser brazos armados de la extrema derecha han dado pie a confusiones ideológicas y desvíos bastante graves. Lo decimos de frente: los nacionalsocialistas no tenemos nada que ver de bueno ni apoyar a las derechas, son apéndices de los estratos más conservadores, masónicos y racistas coloniales”, explica JEML.
Contactos con el exterior
En los últimos cinco años los neonazis bolivianos se han caracterizado por realizar sus actividades de forma imperceptible ante la ciudadanía, aunque de vez en cuando aparecen graffitis en algunas calles de la ciudad, como en el Cementerio Judío de Cochabamba, la realización de congresos nazis y anticomunistas o el pronunciamiento en internet sobre acontecimientos políticos. Es que la red se ha convertido hoy en día en el principal instrumento para difundir las ideas neonazis. Basta buscar un poco en internet para encontrar a varios militantes de esta ideología y sus respectivos nexos con sus similares en la región, principalmente con los neonazis chilenos.
También existen varios foros públicos donde neonazis bolivianos debate y exponen sus ideas.
0No comments yet
      GIF
      New