Check the new version here

Popular channels

Preocupan presuntos casos de tuberculosis animal en estudian

La indicación surgió al resultar positivas las pruebas de reacción dérmica realizadas en el Hospital San Carlos de Casilda, al igual que al resto de un grupo de alumnos.


El lugar. Los casos se detectaron en el predio que comparten Veterinarias y la Escuela Agrotécnica.

Dos estudiantes de la carrera de Ciencias Veterinarias están siendo tratados con medicamentos para bloquear la tuberculosis. La indicación surgió al resultar positivas las pruebas de reacción dérmica que se les practicaron en Hospital San Carlos de Casilda, al igual que al resto de un grupo de alumnos que participó de la necropsia practicada a un animal que habría muerto por esa enfermedad en el predio que la facultad y la Escuela Agrotécnica comparten en esa ciudad. No obstante, aún resta conocerse el resultado de las muestras enviadas al laboratorio central del Senasa en Buenos Aires para corroborar si el animal murió o no de la patología que se supone.

Alertados de la situación, los estudiantes recurrieron por razones de salud al efector público que, al detectar dos casos positivos, aplicó las medidas de profilaxis indicadas dentro del protocolo de salud para bloquear el avance de esta enfermedad.

"Hicimos lo que se recomienda en estos casos, tanto para controlar a los pacientes como para evitar la propagación de la enfermedad atacando los focos de contagio", explicó el director del centro asistencial, Walter Palanca. El profesional llevó tranquilidad a la sociedad, que "no corre ningún riesgo, ya que el problema está focalizado en el predio de la facultad y ya se actuó en consecuencia". Y en esa misma línea aclaró que "los estudiantes cuyos resultados dieron positivos no están enfermos de tuberculosis, sino que al estar expuestas tuvieron una reacción orgánica que debe ser tratada para bloquear el desarrollo de una enfermedad".

Sacrificados. Tras tomar contacto con las autoridades del Hospital San Carlos, la facultad instrumentó acciones para monitorear la situación, por lo que en los últimos días fueron al centro asistencial personas que están en contacto con el ganado a fin de realizarse los estudios de tuberculina, que dieron negativos, incluso el practicado al tambero.

También se realizaron controles en la población bovina y se detectaron casos sospechosos de tuberculosis en ocho terneros y tres vacas, que una vez aisladas de sus corrales fueron sacrificadas a través de la eutanasia y posteriormente incineradas.

"Que las pruebas hayan sido positivas no significa que las dos estudiantes estén enfermas de tuberculosis ya que es la placa radiográfica la que tiene que dar los signos de la patología cosa que no sucedió en estos casos ni el resto", explicó el decano de la Facultad de Veterinarias, Gustavo Sanmiguel, quien insistió en aclarar que "acá no hay ningún brote de tuberculosis".

El profesional indicó que "la reacción positiva puede ser por presencia excesiva de anticuerpos o que (las jóvenes) hayan tenido una exposición anterior al suceso actual que estamos analizando". Asimismo, aseguró que la situación registrada "no pone en riesgo" el inicio del próximo cuatrimestre previsto para el lunes venidero ni tampoco la toma de exámenes como otras actividades que se están desarrollando normalmente en la facultad que tiene una matrícula de 1.500 estudiantes.

Similar panorama presenta la Escuela Agrotécnica General San Martín donde ya se reiniciaron las clases tras el receso escolar. "Los chicos no están expuestos a ningún peligro ya que se tomaron todas precauciones al sacar de los corrales a los animales con problemas (de salud) y dejar solamente, como corresponde, los sanos", explicó el director de la institución, Sergio Ascolani.

Sanmiguel destacó la importancia de "guardar las normas de bioseguridad y ante estas cuestiones presuntas hay que ser rápidos en reflejos y llevar adelante las buenas prácticas para preservar la salud de las personas".

Consultado sobre las medidas que se aplican para evitar el ingreso al predio de bovinos que no reúnen las condiciones de salud exigidas, el decano aseguró que se realizan controles y vinculó la aparición de problemas sanitarios como los detectados al "posible contacto de los bovinos (que entran al complejo agropecuario universitario) con animales de establecimientos linderos". Y advirtió sobre la posibilidad que ocurra algo similar con el ganado proveniente de la Facultad de Ciencias Agrarias que la UNR tiene en Zavalla.
0
0
0
0
0No comments yet