Presidente de Corea se fracturó los tobillos por usar tacos

Kim Jong-un, el presidente de la casi inexpugnable Corea del Norte, hacía tiempo que no aparecía en público, y ahora se sabe por qué: sufre del complejo del petizo…




En efecto, el inefable líder norcoreano tuvo que ser operado recientemente tras quebrarse los tobillos por usar tacos para parecer más alto, según informó la prensa vecina del sur.
De acuerdo al diario surcoreano Chosun Ilbo, el Kiko oriental (sus mofletes son antológicos) usaba suplementos debajo de los talones para parecer más alto ante el público y los ciudadanos norcoreanos, tacos que terminaron por provocarle la fractura de ambos tobillos durante una caminata.
El líder estalinista de Corea del Norte estaría ahora sometiéndose a un tratamiento de rehabilitación en el hospital Bonghwa Clinic, de Pyongyang, y se prevé que vuelva a aparecer en público el próximo 10 de octubre.