Check the new version here

Popular channels

Presidente Lacalle Pou - Busca las coincidencias positivas






Lacalle Pou lanza el concepto de las "coincidencias positivas"





Luis Lacalle Pou y su equipo sienten que la campaña se está tornando muy agresiva. Por eso se propusieron poner en la agenda el concepto de "coincidencias positivas" entre candidatos. Ya encontraron cinco.





En las últimas semanas Lacalle Pou vivió dos situaciones simultáneas. Por un lado, recibió críticas del Frente Amplio, del Pit-Cnt y del Partido Colorado, por sus ideas en materia laboral y de seguridad. Por otro, coincidió con Pablo Mieres y Pedro Bordaberry en varios foros sobre distintos temas (educación, responsabilidad social empresarial) y le dio la sensación de que estaban de acuerdo en los puntos esenciales.

Por eso se propuso darle un giro a la campaña, y en medio del "palo" y la "estridencia nacional", descolgarse con un nuevo concepto: el de las "coincidencias positivas".

"Es una forma de entender la actividad política. Me parece que en este momento de estridencia nacional, de muchos actores involucrados en descalificar, es un buen momento para que la gente diga `vamos a ver en qué están de acuerdo`. Lo clásico sería buscar las diferencias. Nosotros queremos buscar las coincidencias, no solo por un tema de campaña, sino porque después vamos a tener que gobernar", dijo Lacalle a El País.

Agregó que si bien no se ha visto con Tabaré Vázquez, lo ha escuchado decir cosas con las que está de acuerdo, por ejemplo "en temas de innovación".

La idea la lanzó ayer en Villa Constitución, un pequeño pueblo de Salto. Allí explicó a un puñado de paisanos que si bien de chico le habían enseñado a buscar "las siete diferencias", él estaba empeñado en buscar las coincidencias. Allí se limitó a mencionar algunos puntos de consenso, pero lo cierto es que su equipo de campaña se tomó el trabajo de revisar cada uno de los programas de gobierno en busca de ideas similares. Así, encontraron cinco coincidencias con el Partido Colorado, el Partido Independiente y el Frente Amplio en cuanto a las propuestas sobre primera infancia, gestión de políticas sociales, innovación y rol de la Agencia Nacional de Investigación e Innovación (ANII), transferencias económicas y asentamientos (ver recuadro).

En Villa Constitución dijo que con esto quería "prender una ilusión". "Hay cosas que tenemos en común y que son buenas para el país. Algunos dicen que así no se ganan las elecciones. Bueno, nosotros no creemos eso", afirmó.

Para Lacalle, este encare electoral es parte de su estrategia "por la positiva", el eslogan por el cual se permite hablar bien de programas ajenos. Al Frente Amplio le ha elogiado el Plan Ceibal (aunque tiene sus discrepancias sobre su instrumentación), el Plan Juntos (ha dicho que comparte la esencia) y el Plan de Salud Bucal.

No planea por ahora proponer pactos sobre esos temas como lo hizo Bordaberry con el de la corrupción. Lo que pretende es "simplemente decir que hay coincidencias para adelante". Eso no significa, aclaró a El País, que todos los presidenciables estén de acuerdo en todo. Y en todo caso, aunque las coincidencias sean muchas, la diferencia principal será la ejecución de las ideas, "en las personas y en los equipos". "Una cosa es escribirlo y otra es hacerlo", subrayó.



Reclamos.
En ese pequeño pueblo salteño, Lacalle recibió varias cartas con pedidos y reclamos. Ya está acostumbrado; suele decir que es como el personaje Minguito porque en cada pueblo por el que pasa acumula papeles. Esta vez, una señora llamada Marvila Costa se le acercó muy decidida a pedirle que aumente las jubilaciones, uno de los reclamos más habituales en las giras de Lacalle por el interior, donde la mayoría de los que asisten a los actos peinan canas.

Costa le aseguró que en Villa Constitución se cobran jubilaciones de $ 6.000, que según ella "alcanzan para comer 10 días". Y luego le aconsejó que si quiere ganar, que haga "una propuesta para los jubilados". Lacalle la escuchó atentamente y se limitó a contestarle, sin aspavientos: "Hay que buscar propuestas que uno pueda cumplir".

A Costa, que no tiene el voto resuelto, no le convenció mucho la respuesta. Después explicó a El País que siente que los candidatos no se concentran en lo que verdaderamente les importa a los jubilados. "Se ocupan de las cosas tecnológicas, ¿y del `morfi` quién se acuerda? La tablet (que propuso Vázquez) puede servir, pero antes necesitamos una jubilación digna", alegó.

A cada salteño que se le acercó con un pedido, Lacalle le pidió el teléfono para volver a llamarlo. "Va a ser leído y metido en el disco duro", prometió a uno. Entre tanto, se le apareció una señora que sin mediar saludo, le espetó muy alegremente: "Parecés muy chiquito para gobernar todo un país". Él soltó una carcajada, y mientras preparaba su respuesta, ella (que tampoco era muy alta) le agregó: "Necesitás una mujer como yo para que te ayude". Así, entre risas, Lacalle le recordó el viejo dicho de que lo bueno va en frasco chico, y agregó: "No me quiero comparar con nadie, pero, ¿sabés de qué tamaño era Aparicio Saravia?".
0
0
0
0
0No comments yet