About Taringa!

Popular channels

Preso cuenta sus días en Facebook



Reclusos del Comcar cuentan en Facebook sus días tras las rejas. Exponen fotos que se sacan con sus celulares y se exhiben con enormes cuchillas dentro de la celda al tiempo que se ufanan porque la guardia no las encontró en la requisa.




Luce orgulloso en la red social con el torso al descubierto, un gorro de visera rojo y dos cuchillas con hojas de unos cincuenta centímetros. El título de la imagen es conciso: "en prisión".

El recluso, que aparenta unos 20 años, según los datos de su perfil se casó el mes pasado en la cárcel y antes de caer preso estudió en la UTU de Camino Domingo Arena, en Piedras Blancas, donde se dictan, principalmente, cursos de electricidad y metalúrgica. Según los mensajes que él mismo escribe en su Facebook, cayó por uno o más robos.



"Mi mundo es esta pricion donde nunka llega el sol" (sic), expresa en su último mensaje, escrito en el mediodía de ayer. El anterior post, en el que se muestra con los dos gigantescos cortes carcelarios, motiva comentarios de todo tipo: "si somos que se note", dice Javier; "buenos tus cubiertos… están chiquitos", continúa Dilan; "tas gordo, hermanito", cambia de tema otro de sus amigos; y "patético", cierra Micaela.
El 14 de julio subió dos fotos, en una sostiene un hierro y posa en la celda con otros sujetos a los que llama, con ironía, "los peligrosos del Comcar".

Son varias las fotos dentro de la prisión. Muchas con su familia en el día de la visita. Siempre vistiendo ropa deportiva de marca y junto a reclusos desayunando o simplemente posando para las fotos. Todos parecen tener celular.

La activa presencia de este recluso en Facebook -no es el único- demuestra que al menos posee celular, conexión a internet y cierta libertad para moverse junto a otros presos. Nunca especifica en qué módulo se encuentra. La exhibición de las armas es lo más preocupante y deja en claro que la requisa que realizan los guardias no es del todo eficiente aunque las autoridades no dieron ayer una explicación al respecto.

La caída.
El último mensaje en libertad es del 13 de abril. Allí escribe: "¿quién me hace el dos para ir al Sudamérica?", en referencia al baile de música tropical. Días antes aparece haciendo compras en un shopping, frente a la tienda de una reconocida marca de ropa deportiva. El siguiente post, ya del 12 de mayo, es un mensaje de "la enana" -quien también parece tener la contraseña del Facebook -, que señala: "Bueno negro, solo vengo a decirte que Te amo y estoy contigo".

El 21 de mayo aparece en la red el primer mensaje de su autoría luego de caer preso. "Acá acostado en el Comcar con los pibes", sostiene, y acompaña la oración con un emoticón sonriente y con lentes de sol. Ese mismo día, un rato más tarde, advierte: "la libertad es un tesoro que no sabés cuánto vale hasta que lo has perdido", un extracto de la canción "La cárcel", de El Grupo Niche, una banda de salsa colombiana.

Tres días después, el 24 de mayo, aparece un nuevo mensaje de la joven: "¡Hola! Bueno, sí, soy yo: ¡la pesada de la enana! Como siempre invadiendo este `face` para hacer requisa. ¿Qué decirte? Te re extraño y me re quema, me deprime y me es estresante estar dependiendo de que alguien me lleve para poder verte. Y ta, decidí que no voy a ir a verte hasta que cumpla la mayoría. …" (sic).

Enfrentamientos.
El 28 de junio vuelve a escribir: "La cárcel es un cementerio de hombres vivos donde cae gente mala y buena. Es una casa grande sin ventanas. Es mi nuevo hogar, así lo han decidido. Sin una cama y el piso frío". El 30 de junio, tras un aparente enfrentamiento en la prisión, cuenta al fin por qué fue que cayó preso: "Como se nota que no saben lo que es pelear con cuchillos, que estás al borde de perder tu vida y encima perder a un hermanito de la prisión… Pero yo ya estoy cansado de los giles. Yo en la calle no andaba robando viejas. Me sarpe de chorro y nadie tiene los huevos que yo tuve, así que no me molesten porque hoy todo el mundo vio que sangre me sobra para agarrar cuchillos y pelear mientras que los botones te están tirando balas de gomas. Esto es el Comcar y es una mierda. Para los pibitos que roban les digo que piensen bien porque les aseguro que no es nada lindo ver irse a su familia y entrar al modulo y tener que pelear como yo hoy, peligrando tu vida" (sic).

Y también escribe su madre: "Ay, hijo, y uno sin poder ayudarte". Dos días después, el 1° de julio, cambia su estado civil en Facebook a "casado" y publica una foto de su pareja.

El dos, en tanto, sube la primera foto con cortes carcelarios junto a otro recluso, que también tiene cuenta de Facebook y que al igual que él cuenta en la red social sus días en prisión.

"¿Por qué tengo tanta mala suerte con las mujeres? ¿No habrá una que calce con mi zapato y que me de mucho amor y cariño? No se va a arrepentir", advierte el segundo recluso en un post del 20 de julio.

Irregular.
A diferencia del Penal de Libertad, el Comcar no cuenta con inhibidores de celulares. "De todos modos, los controles deberían ser mejores para que los presos no puedan comunicarse con el afuera a través de sus teléfonos", sostuvo a El País el comisionado penitenciario, Álvaro Garcé, que reconoció haber visto en el día de ayer las fotos del recluso y no ocultó su sorpresa.

El País intentó obtener explicaciones del director del Instituto Nacional de Rehabilitación (INR), Luis Mendoza, quien no devolvió la llamada.

"He visto cortes tan grandes"
El comisionado parlamentario para el sistema carcelario, Álvaro Garcé, sostuvo a El País que cuando se hacen las requisas en las prisiones se suelen ver "cortes tan grandes" como los que exhiben los reclusos en Facebook. De todos modos sostuvo que "cuanto más chicos, más peligrosos resultan".









0No comments yet
      GIF