Popular channels

Presupuesto: El Gobierno subestimó la realidad economica

Un informe difundido por la Fundación Pensar, ligada al macrismo, revela el "excesivo optimismo" que suele tener el Ejecutivo para proyectar la actividad. Para 2015 prevé inflación de 15,6% y dólar a $9,45




Ayer, el gobierno nacional envió al Congreso el Presupuesto 2015. Desde la Fundación Pensar advierten sobre el "excesivo optimismo" del proyecto de ley respecto del desempeño de la economía y del sector público para el próximo año.

Desde la usina de ideas de PRO, recordaron que "en años anteriores la subestimación del gasto llevó a previsiones de superávit fiscales que nunca se realizaron en la práctica". "Un elemento central que dio lugar a estos pronósticos errados fueron proyecciones macroeconómicas igualmente alejadas de la realidad", alertaron.

Como consecuencia de la manipulación de esos números, se "aumentó la discrecionalidad en la asignación del gasto y para concentrar una parte mayor del gasto público en detrimento de las provincias". El escenario para el próximo año no parece tan distinto.

El análisis realizado desde Pensar descree de las proyecciones oficiales tanto de crecimiento como de aumento de precios. Según el proyecto presentado por el ministro Axel Kicillof, se prevé un crecimiento de la economía de 2,8% -cuando muchos pronostican una caída para el año que viene- y una inflación de 15,6% cuando el IPC-Congreso de junio marcó un aumento interanual de 39,9%.

En cuanto a la política presupuestaria, en 2014 el Sector Público Nacional mostrará déficit por cuarto año consecutivo (sexto si se corrige por la remisión de utilidades del BCRA y la ANSES), señala el informe. En este sentido, recordaron que "año tras año se pronosticaba un resultado fiscal positivo que nunca llegó; más aún, el desequilibrio sólo aumentó".

Las estimaciones del proyecto presentado "proponen como objetivo un crecimiento de los ingresos de 28%, de los gastos de 14%, resultando en un déficit fiscal de apenas 1% del PIB (sin corregir por las transferencias de la autoridad monetaria ni de la ANSES)".

Ayer, el gobierno nacional envió al Congreso el Presupuesto 2015. Desde la Fundación Pensar advierten sobre el "excesivo optimismo" del proyecto de ley respecto del desempeño de la economía y del sector público para el próximo año.

Desde la usina de ideas de PRO, recordaron que "en años anteriores la subestimación del gasto llevó a previsiones de superávit fiscales que nunca se realizaron en la práctica". "Un elemento central que dio lugar a estos pronósticos errados fueron proyecciones macroeconómicas igualmente alejadas de la realidad", alertaron.

Como consecuencia de la manipulación de esos números, se "aumentó la discrecionalidad en la asignación del gasto y para concentrar una parte mayor del gasto público en detrimento de las provincias". El escenario para el próximo año no parece tan distinto.

El análisis realizado desde Pensar descree de las proyecciones oficiales tanto de crecimiento como de aumento de precios. Según el proyecto presentado por el ministro Axel Kicillof, se prevé un crecimiento de la economía de 2,8% -cuando muchos pronostican una caída para el año que viene- y una inflación de 15,6% cuando el IPC-Congreso de junio marcó un aumento interanual de 39,9%.

En cuanto a la política presupuestaria, en 2014 el Sector Público Nacional mostrará déficit por cuarto año consecutivo (sexto si se corrige por la remisión de utilidades del BCRA y la ANSES), señala el informe. En este sentido, recordaron que "año tras año se pronosticaba un resultado fiscal positivo que nunca llegó; más aún, el desequilibrio sólo aumentó".

Las estimaciones del proyecto presentado "proponen como objetivo un crecimiento de los ingresos de 28%, de los gastos de 14%, resultando en un déficit fiscal de apenas 1% del PIB (sin corregir por las transferencias de la autoridad monetaria ni de la ANSES)".



La falta de credibilidad sobre las proyecciones del Presupuesto tiene un elemento central: "El debilitamiento institucional". En este sentido, desde Pensar reclamaron la necesidad de "devolver a la Ley de Presupuesto Nacional su capacidad informativa y su utilidad como herramienta de gestión es un paso importante de cara al futuro".

Para este espacio vinculado al PRO, el uso de los "superpoderes" como mecanismo de modificación presupuestaria al igual que los DNU (Decretos de Necesidad y Urgencia) "no hace más que agravar las consecuencias económicas que implican las equivocadas proyecciones presupuestarias".

"Las consecuencias de la subestimación relativa de los egresos (en comparación con los ingresos), resultó en sucesivas subestimaciones del déficit fiscal en los últimos años. En las leyes de presupuesto, recurrentemente se ha mencionado la reversión de esta tendencia, pero año tras año el equilibrio parece cada vez más lejano", aseguraron.

Revertir esto y encauzar las cuentas públicas a partir del próximo año implicaría modificaciones de política económica considerables. "Ante la ausencia de anuncios claros en este sentido, la proyección de un resultado fiscal de -1% del PBI para 2015 resulta difícilmente creíble. Más aún, si se considera el resultado fiscal "corregido" de las fuentes de financiamiento no genuinas, la corrección necesaria es aún de mayor magnitud", alertaron.

Respecto al valor del dólar, "los problemas cambiarios reflejan estas inconsistencias en cuanto a la cantidad de pesos circulando en la economía argentina". "Es importante recordar que el primer día de 2014 el valor del cambio entre pesos y dólares ya estaba por encima del proyectado como promedio para todo el año por la última ley de presupuesto. Desde ya, si se considera el tipo de cambio blue la diferencia es mucho mayor", remarcaron.

Según el análisis de la Fundación, la manipulación de los números le "ha servido al gobierno nacional para aumentar la discrecionalidad en la asignación del gasto y para concentrar una parte mayor del gasto público en detrimento de las provincias" y eso se sustenta en que "las previsiones del proyecto de ley 2015 están alejadas de las estimaciones independientes y de lo ocurrido realmente en los últimos años".





Empleados de Kicillof compararon su gestión con la de Moreno

Trabajadores del Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (Indec) cuestionaron al ministro de Economía porque con su gestión "nada ha cambiado". "Son los mismos índices dibujados, la misma intervención, la misma persecución y la misma discriminación", apuntaron.

La comisión interna del organismo, que responde al gremio de ATE dentro de la CTA opositora, se manifestó frente a la oficina del propio Kicillof para cuestionar su "falta de respuesta" ante los "casi ocho años de destrucción de las estadísticas públicas", según denunciaron a través de un comunicado.

"Le corresponde al ministro Kicilof dar solución a los problemas del instituto, dado que el Indec depende de su cartera. Hemos mantenido reuniones con él y sus asesores sin obtener hasta la fecha ninguna solución. Por ello decidimos expresar nuestro descontento", concluyeron.
0
0
0
0No comments yet