Prisión preventiva para mujer acusada de matar a travesti en

Prisión preventiva para mujer acusada de matar a travesti en La Pintana



La madre de la víctima recordó que la formalizada y su pareja “le gritaban maricón a mi hija. Ella misma me contó que una oportunidad habían incluso intentado quemarle el pelo y la cara”.

En prisión preventiva quedó la mujer acusada de asesinar a puñaladas a un joven transexual en la comuna de La Pintana. La imputada se encontraba prófuga hace más de un mes y fue capturada el miércoles en San Antonio.

María Inés Norambuena de 52 años fue formalizada por la Fiscalía Metropolitana Sur por el delito de homicidio simple. La audiencia se realizó hoy en el 15° Juzgado de Garantía de la capital.

En la audiencia, el fiscal Hernán Soto expuso que el crimen se cometió el 29 de diciembre pasado en la población Pablo de Rockha en la vía pública, a pocos metros del domicilio de la víctima, Dilan Vera, de 26 años.

Minutos antes de que Norambuena apuñalara en el tórax a la víctima, herida que le provocó la muerte, la mujer le había arrojado un líquido irritante al rostro, a la vez que le gritaba insultos por su condición sexual.

El fiscal evalúa invocar la Ley Zamudio, pues existen sospechas de que se trata de un crimen de odio. De hecho, el juez Jaime Salas tuvo en consideración esta circunstancia para dictar la prisión preventiva de la mujer.

El líder del Movilh, Rolando Jiménez, quien asistió a la formalización, dijo que “estamos satisfechos con estos primeros resultados y en especial con porque se dejará en prisión preventiva a esa mujer”.

Añadió que “la familia de Dilan estaba muy atemorizada. Según varios testigos, Norambuena había insultado en repetidas ocasiones a Dilan por su identidad de género y todo indica que fatídica noche del 29 de diciembre no fue la excepción”.

La PDI informó que Norambuena tiene un amplio prontuario por robo y asalto, además de haber sido cómplice de homicidios y tener órdenes pendientes de detención.

Tras la formalización, la madre de la víctima recordó que la asesina y su pareja “le gritaban maricón a mi hija. Ella misma me contó que una oportunidad habían incluso intentado quemarle el pelo y la cara”.