Check the new version here

Popular channels

Procesan a Fariña y Elaskar por lavado de dinero


El juez federal Sebastián Casanello procesó hoy sin prisión preventiva al "valijero" Leonardo Fariña y al financista Federico Elaskar, ex dueño de la financiera SGI, por el delito de lavado de dinero, pudo saber Clarín de fuentes judiciales. Ambos habían sido indagados en junio del año pasado por el escándalo que desencadenó el programa Periodismo para Todos. En tanto, el empresario Lázaro Báez sigue imputado, pero aún no fue indagado. Tampoco su hijo, Martín Báez, dueño de la cuenta de la empresa panameña Teegan, que depositó 1.500.00 dólares en el banco Lombard Odier de Suiza.

A Fariña el juez le embargó los bienes por 32 millones de pesos y le prohibió la salida del país. Al ex dueño de SGI, Casanello le aplicó un embargo de hasta 27 millones de pesos. También le prohibió dejar el país y lo obligó a presentarse en el juzgado cada 15 días y a notificar “todo cambio de domicilio y toda circunstancia en virtud de la cual deba ausentarse por más de 24 horas”.

En su resolución, de 206 carillas, el magistrado también embargó los bienes de SGI Argentina; de la sociedad Vanquish Capital Group, utilizada por Elaskar para comprar una Ferrari 430 en 300 mil dólares; sobre el departamento donde vivía Fariña con la modelo Karina Jelinek, ubicado en Avenida Del Libertador 2434, piso 23°; y sobre la estancia “El Carrizalejo”, ubicada en Mendoza. Casanello también aplicó embargo preventivo sobre un BMW X6, dominio JMK- 762; sobre una Ferrari, modelo California, dominio INP- 622, y sobre las acciones de las sociedades Andrómeda Corporate Finance S.A. y Diego Sociedad Anónima S.A.

La causa se inició en abril del año pasado por una denuncia de la diputada Elisa Carrió, quien recogió la investigación de PPT. Luego de varias idas y vueltas entre varios jueces, la causa quedó radicada en el juzgado de Casanello. El primer requerimiento fiscal, firmado por los fiscales Ramiro González, Carlos Gonella y Omar Orsi, no imputaba a Báez ni a su hijo. Sólo mencionaba unos Reportes de Operaciones Sospechosas (ROS) enviados tardíamente por la UIF.

En mayo del año pasado, el fiscal Guillermo Marijuán, amplió el requerimiento de instrucción e imputó a Lázaro Báez, Martín Antonio Báez, Fabián Rossi y el contador Daniel Rodolfo Pérez Gadín. Eso derivó en una serie de allanamientos.

Según explicó el juez Casanello, la investigación tenía dos líneas muy marcadas: las operaciones financieras que presuntamente habrían llevado a cabo los Báez junto a Fariña, Elsakar, Rossi y Pérez Gadín para sacar del país unos sesenta millones de dólares, tal como probó el suspendido fiscal Jose María Campagnoli, y las operaciones llevadas a cabo en el mercado local por Fariña y Elaskar. El magistrado optó por la primera. Así lo justificó: “Estas últimas operaciones (las del lavado) constituyen el objeto del presente pronunciamiento, pues son las que motivaron el pedido de indagatoria de la Fiscalía y sólo en torno a ellas se alcanzó el grado de sospecha al que alude el art. 294 del C.P.P. Estas operaciones, a priori, no guardarían relación con aquellas conductas de expatriación de capitales”.

En un hecho llamativo, el juez destacó en el fallo los motivos que complicaron, léase demoraron, la investigación. Lo justificó por la repercusión mediática del caso. Casanello explicó que el lavado de dinero “exige contar con una premisa: el origen delictivo de esos activos”. Esto es, si provienen del narcotráfico, de hechos de corrupción, u otros. “La principal dificultad en tanto ésta causa no es derivación de otra donde se haya demostrado, o cuanto menos investigado, ese hecho ilícito precedente, sino que se inició de forma autónoma a partir de una denuncia que se hizo eco del mentado informe periodístico”, escribió el juez.

Fuentes judiciales justificaron la lentitud de la investigación. “Si tomábamos otro camino, la causa se caía a los pocos meses en la Cámara Federal”, dijeron a Clarín en Tribunales.

El fallo fue festejado en el entorno del empresario patagónico, quien ya venía de sumar una buena noticia en Tribunales: hace apenas dos semanas, el fiscal Marijuán pidió el sobreseimiento de Báez, Pérez Gadín y otros imputados en la causa donde estaban acusados de extorsionar a Elaskar para vender “La Rosadita”.

Fariña está detenido en la cárcel de Ezeiza por el delito de evasión agravada a raíz de la compra de un campo en Mendoza por 4 millones de dólares. El juez Manuel Blanco investiga la evasión de 28 millones de pesos en concepto de IVA 2010/2011, Ganancias 2010/2011 y Bienes personales 2010/2011/2012.

El valijero acumula malas noticias en Tribunales. Esta semana, la Cámara Federal ordenó seguir investigando al valijero por la causa de de la camioneta BMW X6 que había comprado Juan Suris y que tenía una denuncia de robo.

0
0
0
0No comments yet