Check the new version here

Popular channels

¿Puede conducir tan rápido que no le pillen las cám.,..

¿Puede conducir tan rápido que no le pillen las cámaras de velocidad?

Ni lo intente, necesitaría viajar a un sexto de la velocidad de la luz para que su matrícula fuera invisible, según un estudio de la británica Universidad de Leicester

El coche tendría que moverse a 191 millones de km por hora para que la matrícula se volviera invisible
Cualquiera que quiera evitar recibir una multa por velocidad puede hacerlo de manera muy sencilla: respetando los límites. Pero resulta que existe otra manera de ser invisible a los radares, y es apretando mucho el acelerador, tanto que sería necesario viajar a una sexta parte de la velocidad de la luz.

Estudiantes de Física de la británica Universidad de Leicester aseguran que el coche tendría que moverse a 191 millones de km por hora para que la matrícula se volviera invisible. Esta velocidad equivale a una sexta parte de la de la luz, y ningún vehículo creado por el hombre es capaz de ir a ninguna parte tan rápido. Por lo tanto, para todos los interesados, obedecer el reglamento sigue siendo la única respuesta.

El cálculo de los estudiantes se basa en el efecto Doppler, el efecto físico por el que las frecuencias de la luz o las ondas de sonido que emana un objeto aumentan o disminuyen cuando se acerca o se aleja. Es el efecto que se produce cuando se oye la sirena de una ambulancia.

Con la luz, este proceso crea un «corrimiento al rojo», donde la frecuencia de la luz de un objeto alejándose del observador se desplaza hacia el extremo rojo del espectro de color. Cuanto más rápido viaja un objeto, más grande es el cambio en la frecuencia.

Esto significa que sería teóricamente posible que la luz procedente de un número de matrícula del coche en movimiento pasara fuera del rango de frecuencia que los radares son capaces de detectar.

Una ecuación de las estrellas
El grupo asumió que la cámara sería capaz de detectar un rango de frecuencia similar al del ojo humano, de más o menos 400 terahercios al final «rojo» del espectro a 790 terahercios en el extremo violeta. Las placas de matrícula del coche son generalmente de color amarillo, el cual tiene una frecuencia de alrededor de 515 terahercios.

Para calcular la velocidad necesaria del coche para que la matrícula fuera «desplazada» más allá del límite de 400 terahercios del espectro visible, el grupo utilizó la ecuación utilizada por los astrónomos para calcular la rapidez a la que las estrellas viajan lejos de la Tierra.

Encontraron que el coche tendría que viajar a 53 millones de metros por segundo, 191 millones de km por hora, o una sexta parte de la velocidad de la luz. Teniendo en cuenta que el objeto más rápido hecho por el hombre -la sonda Helios- sólo es capaz de viajar a 1/5000 de la velocidad de la luz, claramente queda mucho camino por recorrer antes de que podamos llegar a ser capaces de ver este efecto en acción.
0
0
0
0
0No comments yet