Popular channels

¿Puede una anciana demente consentir las relaciones sexuale

¿Puede una anciana demente consentir las relaciones sexuales?


El juicio a un importante político de Iowa que mantuvo relaciones con su esposa, de 78 años y con Alzheimer, abre un debate en EE.UU. sobre el sexo de los ancianos con demencia


Captura de una foto facilitada por la pareja a Bloomberg



Cuando Henry y Donna Rayhons se casaron en 2007, ambos pasaban los setenta años. Los dos habían enviudado, y se conocieron en el coro de su iglesia. Todos los que los conocían aseguraban que tenían una relación amorosa sana, llena de afecto. Henry es un empresario agropecuario de Iowa, dedicado a la soja y el maíz. Es una persona conocida en su estado: ha sido elegido durante nueve legislaturas para la Cámara de Representantes de Iowa.

Donna murió en agosto del año pasado. Pocos días después, Henry fue arrestado con una acusación sorprendente: un abuso sexual contra su mujer, ocurrido en una residencia el 23 de mayo del año pasado, después de que los empleados del centro le comunicaran que ellos creían que estaba incapacitada para consentir relaciones íntimas.

La mujer de Rayhons estaba aquejada de Alzheimer: no era capaz de recordar el nombre de sus hijas y un día en el baño de un restaurante trató de lavarse las manos en el retrete, relata «The New York Times». Al mismo tiempo, en ningún caso Donna Rayhons se resistió a tener relaciones con su marido, ni mostró señales de abusos físicos.

El caso de los Rayhons ha abierto el debate en EE.UU. sobre cómo se determina si una persona con demencia está capacitada para otorgar su consentimiento a relaciones sexuales y quién tiene el derecho a decidirlo. ¿Quería o no quería Donna Rayhons tener intimidad con su marido?

Donna fue ingresada en un centro de asistencia en marzo de 2014. Michelle Dornbier, empleada del centro, afirmó que ella «siempre estaba encantada de ver a Henry». El médico de la familia, John Boedker, aseguró que “la intimidad es beneficiosa para los pacientes con demencia”. Sin embargo, ambos reconocieron que la paciente no era capaz de recordar palabras como ‘calcetín’, ‘cama’ o ‘azul’.

Durante la investigación, Henry Rayhons aseguró que practicaba sexo con su mujer y que ella a veces se lo pedía. Pero no recordó el cargo por el que fue arrestado, el del 23 de mayo del año pasado, cuando supuestamente tuvo una relación sexual con su esposa en una habitación doble, con otra paciente en la cama de al lado, separados por una cortina. Para entonces, la dirección del centro le había instado a no tener relaciones sexuales con ella, después de que una de las hijas de su esposa lo considerara inapropiado y falto de consentimiento.

Las comparecencias de las partes en el juicio comenzaron la semana pasada, y en él se mezclaron debates fisiológicos, sociales, legales y éticos: la delimitación de la capacidad de consentimiento, el tabú del sexo en edad avanzada y los beneficios para la salud de las relaciones íntimas en la vejez.

Algunos expertos han destacado el impacto positivo del sexo en pacientes con demencia, ya que calma la agitación, reduce el sentimiento de soledad y puede desencadenar mejoras físicas.

«Buena parte del envejecimiento y de estar en un centro de asistencia tiene que ver con la pérdida: de independencia, de amigos, de la capacidad de usar tu cuerpo. ¿Por qué querríamos disminuir eso?», se preguntó en «The New York Times» Daniel Reingold, consejero delegado de Hebrew Home, un centro del Bronx, en Nueva York, que anima a los pacientes a tener relaciones íntimas.

Henry Rayhons ha negado que forzara en ningún caso a su mujer a tener relaciones: «Nunca la toqué si ella no quiso. Solo traté de satisfacer sus necesidades cuando ella me lo pidió», le dijo el verano pasado a uno de los investigadores del caso.

Las preguntas que suscita el juicio a Rayhons ganarán importancia con el paso del tiempo: la esperanza de vida aumenta, se prevé que se multipliquen los casos de demencia senil y cada vez hay más parejas, como los Rayhons, que se forman con edad avanzada y en las que el sexo es parte fundamental de la relación.


Preguntas intersantes que yo me pregunto

¿estamos autorizados a menternos en asuntos de pareja?
¿quen decide si esta capacitada? juez , hija, marido
¿cuando se decide si esta capacitada? en cuanto hay un diadgnostico, o cuando esta totalmete incapacitada pata todo?
¿y si el deseo sexual es con terceros?
¿Y si esta en edad fertil? se puede permitir que pueda quedar embarazada. imaginemos que el pagre quiere tenr un hijo y por edad se puede
¿y si esta en un establecimiento publico?
¿se puede permitir convertirse en una muñeca inchable? quien interviene
y si el afectado es del otro sexo ¿como se actua? puede la mujer tener sexo artificial y quedarse embarazada?
¿debemos poner limites y donde estan estos limites?


Las personas enfermas de Alzheimer pueden presentar: Aumento o disminución del interés por conductas sexuales

- Aumento de comportamientos y conductas sexuales desinhibidas y consideradas socialmente incorrectas, la causa es el aumento de interés por la sexualidad, este interés se relaciona con los cambios cerebral que se está produciendo

- Disminución del interés por el sexo y las relaciones sexuales de cualquier tipo, incluido todo lo relacionado con ese tema: revistas, conversaciones, películas, etc., relacionado con los cambios cerebrales que presenta esta enfermedad
0
0
0
0No comments yet