Putin acusa a Estados Unidos de dañar el orden mundial

Putin acusa a Estados Unidos de dañar el orden mundial


El líder ruso acusa a EEUU de poner en peligro la seguridad al imponer un dictado único

Niega que esté tratando de reconstruir el imperio soviético a costa de sus vecinos

Traslada la culpa de la crisis que está atravesando Ucrania y las críticas a Occidente


El presidente de Rusia, Vladimir Putin, ha acusado este viernes a Estados Unidos de poner en peligro la seguridad global al imponer un dictado unilateral al resto del mundo y ha enculpado a Occidente de la crisis en Ucrania.

En una diatriba de 40 minutos contra Occidente que ha resultado ser una reminiscencia de la Guerra Fría y ha ahondado en el acantilado que existe entre esta parte del globo y Moscú, Putin también ha negado que esté tratando de reconstruir el imperio soviético a expensas de los países vecinos de Rusia.

"Nosotros no empezamos esto", ha expresado el mandatario, sonriente, desde una tribuna en un club de esquí situado en las montañas que se erigen ante la ciudad de Sochi, a la vez que ha advertido de que Washington está tratando de "rehacer el mundo completo" en base a sus propios intereses.

Enumerando una serie de conflictos en los que ha criticado las acciones estadounidenses, entre los que se incluyen Libia, Siria e Irak, Putin ha sido preguntado si las políticas de Washington han reforzado la paz y la democracia. Ha contestado que no, añadiendo que "el dictado unilateral y la imposición de sus esquemas sobre otros tienen exactamente el efecto opuesto".

A sus 62 años, Putin ha intensificado la retórica anti Occidente desde que regresó al Kremlin como presidente en 2012, lo que ha ayudado a subir sus índices de popularidad desde la anexión de la ucraniana Crimea en marzo. Pero éste ha sido uno de los discursos más hostiles que el líder ruso ha pronunciado contra Occidente, en el que ha querido transmitir a los votantes la impresión de que él se levantará contra el resto del mundo para defender sus intereses.

Traslada la culpa

En esta reunión anual, Putin también ha rechazado las críticas que ha recibido sobre la crisis en Ucrania, en la que Moscú se ha puesto del lado de los separatistas prorrusos del este del país, y ha rebotado éstas hacia Occidente: "ha sumido al país en el caos, en el colapso social y económico, y en una guerra civil con grandes pérdidas".

Calificando las sanciones impuestas por Estados Unidos y la Unión Europea a Moscú como un "fallo", ha alegado que "Rusia no se va a sentir ofendida ni va a pedirle nada a nadie; es autosuficiente". Prácticamente ha pasado por alto el declive de la economía rusa, que se encuentra en peligro de entrar en recesión según su moneda cae junto al precio del petróleo, su principal valor exportador.

Desde el 5 de septiembre, la determinación de un alto al fuego ha sido forzada en Ucrania, pero ésta ha sido violada diariamente. Según Occidente, Moscú sigue teniendo soldados y armas en el este del país, algo que Rusia niega.