Putin inicia una caza de brujas contra McDonald's




link: http://fc01.deviantart.net/fs70/f/2014/043/b/1/rial_by_afterlife77-d768dal.swf

La cadena estadounidense de comida rápida sufre una persecución en medio de las malas relaciones entre el Gobierno de Obama y el de Putin.


Primer McDonald's en Rusia tras caída de la URSS.

McDonald's sufre una persecución en Rusia. El Gobierno de Vladimir Putin obliga a cerrar otro restaurante en la región de Volgogrado, una nueva maniobra ante el empeoramiento de las relaciones entre la Casa Blanca y el Kremlin. Es el cuarto local que ha cerrado en lo que va de año en esta zona, del que sólo queda uno.

"El tribunal ha ordenado el cierre temporal de esas empresas. No estamos de acuerdo con el veredicto y recurriremos, de acuerdo a la legislación, en un tribunal superior", ha asegurado McDonald's este miércoles en un comunicado.

Hasta ahora, el Gobierno de Putin ha obligado al cierre de diez restaurantes en Rusia, los cuatro en Volgogrado -del que sólo queda uno-, otro más en Yekaterimburgo (Urales), tres en Moscú y uno en Sérpujov, en las afueras de la capital rusa. Para llevar su cierre se ha esgrimido el mismo argumento: Se incumplen las normas sanitarias.
Según el Ejecutivo de Putin, todas las órdenes han llegado después de decenas de denuncias de ciudadanos, mientras las autoridades sanitarias continúan investigando a esta cadena.

Entre ellos destaca el McDonald's de la plaza Púshkinskaya de Moscú, el primero en abrir sus puertas en territorio ruso en 1990, un año después del derribo del muro de Berlín y un año antes de la desaparición de la URSS, un acontecimiento que para muchos moscovitas fue precursor de la caída del telón de acero.

McDonald's anunció en abril el cierre temporal de sus tres restaurantes en Crimea por la "suspensión de los necesarios servicios financieros" debido a las sanciones occidentales a Moscú en respuesta a su anexión de esa península ucraniana. En la actualidad tiene 450 restaurantes en territorio ruso, en un total de 75 regiones.