¿Qué preocupa a los argentinos en Google?



¿Qué nos pasa a los argentinos? Si uno recurriera a Google para buscar respuestas a esta pregunta nacional y existencial, la conclusión sería que las argentinas están cansadas y preocupadas por la soltería, mientras que muchos argentinos se sienten solos y tristes.

¿Por qué estoy tan cansada?

y ¿Por qué estoy soltera?

son las dos primeras sugerencias que ofrece el buscador en el país cuando el usuario escribe “ Por qué estoy...

”. Al “ autocompletar ” la búsqueda, Google revela cuáles son las inquietudes más comunes entre las personas que recurren a la web para encontrar respuestas. La tercera pregunta más común es existencial: ¿Por qué estoy aquí?

En cuarto y quinto lugar aparecen ¿Por qué estoy solo?

y ¿Por qué estoy triste?.

“Es interesante que las dos primeras preguntas son femeninas. El cansancio es más común entre las mujeres por su doble tarea, fuera y dentro del hogar. Sabemos que la fatiga crónica es más frecuente en las mujeres, y el cansancio es uno de los síntomas de esa fatiga”, explicó a Clarín Harry Campos Cervera, psiquiatra y miembro de la Asociación Psicoanalítica Argentina.

Campos Cervera advierte que el factor común a todas estas preguntas es la soledad: “El hombre se pregunta por qué está solo , y la mujer por qué está soltera : en el primer caso hay una necesidad de compañía, mientras que en el segundo se alude al compromiso del matrimonio ”. Para el psiquiatra, esto tiene que ver con “una cultura de amores líquidos, como diría Zygmunt Bauman, en la que hay mucho miedo al compromiso y predominan las relaciones tipo toco y me voy ”. Por otra parte, “el solo hecho de hacerle estas preguntas a Google ya es un indicador de que se trata de una persona que está sola o aislada. Las preguntas hablan de una soledad extendida y de la fragilidad de los vínculos ”.

La psicoanalista Diana Litvinoff, autora del libro El sujeto escondido en la realidad virtual , interpreta que estas búsquedas “muestran una característica de la subjetividad de los argentinos, que tiene que ver con la valoración de la amistad, la compañía y la sociabilidad ”. Para Litvinoff, es interesante que entre las inquietudes aparezcan preguntas existenciales : “A contramano de la idea de que vivimos en una sociedad superficial, estas búsquedas revelan que la gente se interroga acerca de sí misma y sus objetivos en la vida”.

En otros países las preocupaciones varían. En Francia, por ejemplo, encabeza el listado ¿Por qué soy gay?

En Japón se preguntan: ¿Por qué me caso, por qué soy adoptado y por qué soy feliz?

En Italia, ¿por qué nací, porque estoy siempre triste y por qué soy antisocial?

Entre los alemanes, las preguntas más repetidas son ¿ por qué soy tan alegre, por qué soy tonto, y por qué estoy cansado?