Check the new version here

Popular channels

¿Quien era realmente el periodista?






Quién era realmente Steven Sotloff, el reportero decapitado por Estado Islámico



Este miércoles se confirmó la autenticidad de un video en el que militantes del grupo yihadista Estado Islámico (EI, antes conocido como ISIS) muestran la decapitación del periodista estadounidense Steven Sotloff.



A finales de agosto pasado, Sotloff había aparecido en otro video de EI en donde la organización se adjudicaba la muerte del también periodista estadounidense James Foley. Al final de ese video, un militante encapuchado amenazaba a Sotloff con un cuchillo y advertía que su vida dependía de las decisiones que tomara el mandatario estadounidense Barack Obama respecto a Irak.
Contenido relacionado
¿Quién era el periodista estadounidense James Foley?
EE.UU. dice que el video de la decapitación de James Foley es auténtico
Las dificultades para bloquear videos de decapitaciones en internet
Steven Sotloff nació hace 31 años en Miami, Florida, y estudió periodismo en la Universidad Central de Florida.



Sotloff fue secuestrado el 4 de agosto de 2013 en las cercanías de Alepo, Siria.


Viajero y reportero autónomo para medios como Time, Foreign Policy o National Interest entre otras publicaciones, su última residencia estable la tenía en Bengasi, Libia, desde donde se trasladó a Siria en una asignación de trabajo a finales de julio de 2013.
Quien desea conocer mejor a Sotloff enseguida se encuentra con uno de sus elementos característicos, y es su afición por el baloncesto y, sobre todo, su preferencia por el equipo de su ciudad natal, los Heat de Miami.
Precisamente, el último tuit que aparece en su cuenta de la red social Twitter, con fecha de 3 de agosto de 2013, hace mención a la llegada a Miami del jugador Greg Oden para la temporada 2013-2014. Sotloff se preguntaba el impacto que tendría en el equipo la incorporación del "gran Oden".




Al día siguiente, desapareció.
Se cree que fue secuestrado cerca de la frontera entre Turquía y Siria, en los alrededores de Alepo, y que fue retenido en la localidad siria de Raqqa.

Admirador de la cultura árabe

Sotloff llevaba tiempo fuera de Estados Unidos.
Una de sus amigas, Anne Marloe, escribió en Twitter que el periodista vivió años en Yemen, tenía un buen conocimiento del árabe y adoraba el Islam.
En julio de 2013 narró desde Egipto los acontecimientos que siguieron al derrocamiento del entonces presidente Mohamed Morsi por parte del ejército, y durante los meses anteriores siguió de cerca el desarrollo de la guerra civil en Siria y la situación en Libia.
El último artículo que publicó en Time tiene fecha de 26 de noviembre de 2012 y trataba sobre "La nueva crisis de Libia".
Sotloff solía compartir en redes sociales las imágenes que capturaba durante sus estancias en los distintos países de la región, fotografías en las que predominan las personas comunes y corrientes que se encontraba a su paso.



Siria, un peligro real para los periodistas

Según el Comité para la Protección de los Periodistas (CPJ, por sus siglas en inglés), organización con sede en EE.UU., Siria se convirtió en los últimos 3 años en el país más peligroso para desempeñar el periodismo.
Decenas de reporteros extranjeros han sido secuestrados desde el levantamiento de grupos rebeldes contra el régimen del presidente Bashar al Asad en marzo de 2011. Algunos han recuperado la libertad, otros permanecen desaparecidos.
Sin olvidar a los más de 30 periodistas que han muerto, la mayoría de ellos en el fuego cruzado o a causa de las bombas, aunque se sabe que seis de las muertes fueron intencionadas.
El 80% de los periodistas que actualmente trabaja en Siria lo hace en calidad de freelance, lo que se traduce en una mayor vulnerabilidad y desprotección.




Lejos del radar mediático
Antes del estremecedor video difundido por EI, el secuestro de Sotloff no era de conocimiento público.
Siria, un peligro real para los periodistas
Según el Comité para la Protección de los Periodistas (CPJ, por sus siglas en inglés), organización con sede en EE.UU., Siria se convirtió en los últimos 3 años en el país más peligroso para desempeñar el periodismo.
Decenas de reporteros extranjeros han sido secuestrados desde el levantamiento de grupos rebeldes contra el régimen del presidente Bashar al Asad en marzo de 2011. Algunos han recuperado la libertad, otros permanecen desaparecidos.
Sin olvidar a los más de 30 periodistas que han muerto, la mayoría de ellos en el fuego cruzado o a causa de las bombas, aunque se sabe que seis de las muertes fueron intencionadas.
El 80% de los periodistas que actualmente trabaja en Siria lo hace en calidad de freelance, lo que se traduce en una mayor vulnerabilidad y desprotección.
Muchos de los casos de periodistas capturados en Siria, bien por fuerzas leales al régimen del presidente Bashar al Asad o por alguno de los grupos rebeldes que lo combaten, se manejan en privado, por recomendación de las autoridades.
En este sentido, el nombre de James Foley era más conocido que el de Sotloff, si bien en el caso de Foley hubo también mucha prudencia y confidencialidad en cuanto a las gestiones que se abordaron para lograr su liberación, de las que poco a poco comienzan a conocerse algunos detalles.
Los padres de Steven Sotloff –Arthur y Shirley- y su hermana, Lauren, residentes en Florida, habían seguido el consejo del gobierno de EE.UU. de no hacer pública la desaparición de su hijo y hermano.Los padres de Steven Sotloff –Arthur y Shirley- y su hermana, Lauren, residentes en Florida, habían seguido el consejo del gobierno de EE.UU. de no hacer pública la desaparición de su hijo y hermano.
Los Sotloff pidieron al presidente Obama que salve a Steven "por los medios que sean necesarios".
Frank Castle, novio de la hermana del periodista, escribió en la red social Facebook un mensaje en el que explica la situación y le pide a la gente no sólo que firme la petición por la liberación de Sotloff sino también que comparta el enlace lo máximo posible.
"Gracias de antemano y recen por su regreso seguro a casa", concluye Castle.
Tras conocerse la muerte de Sotloff, su familia pidió privacidad para guardar el luto en paz.
0
0
0
0No comments yet