Check the new version here

Popular channels

¿Quién parió esta represión? Pacto PRO-K

En el día de hoy se ha conocido la noticia sobre el desalojo y la represión sufrida por trabajadores del borda, a continuación dos notas periodísticas sobre la antesala de este negociado inmobiliario.
El desalojo producido en el Borda no comenzó esta mañana, sino en la madrugada del 2 de noviembre. Cuando el Pro y el Kirchnerismo, excepto Lubertino, aprobaron un paquete de 11 leyes inmobiliarias, puro negociado . Es cierto que la militancia kirchnerista ha salido en defensa del Borda, lo que resulta irónico porque su dirigencia es la que pacta en desmedro de los trabajadores.




El acuerdo entre el Pro y el kirchnerismo podría no haber terminado (7 de noviembre de 2012)


En un pacto sin precedentes entre el FpV y el PRO, se votaron 11 leyes claves en la legislatura porteña: se construirán algunas viviendas sociales, pero avanza la privatización de la Ciudad y terrenos del Hospital Borda corren peligro. El acuerdo alcanzaría al Polo Audiovisual y a la “Dubai de la Costanera”, que podrían ser votados en la próxima sesión de la Legislatura porteña, posiblemente el 22 de noviembre. El Grupo IRSA, principal inmobiliario del país, y aliado del macrismo y el kirchnerismo, es el gran ganador. Por Nicolás De Mestico, para ANRed.


En la madrugada del viernes 02 de noviembre, en la Legislatura porteña tuvo lugar un acuerdo bochornoso. El interbloque kirchnerista (Frente para la Victoria, Nuevo Encuentro y Frente Progresista y Popular) y el PRO, negociaron 11 leyes que dejan como saldo para la Ciudad de Buenos Aires la designación de algunos terrenos para la construcción de viviendas sociales, a cambio de múltiples negociados para empresas privadas y la posible quita de terrenos pertenecientes al Hospital Borda.

La negociación no resultó sencilla: el kirchnerismo debía aceptar algunos proyectos que venía criticando desde hacia tiempo, y otros en los que el móvil promotor era evidente: el avance de la privatización en la Ciudad. Es por eso que funcionarios como Diego Bossio y Axel Kicillof, viceministro de Economía y titular de la ANSeS, respectivamente, se hicieron presentes en la Legislatura para convencer a los legisladores kircheristas y aliados.

Lo que logró imponer el macrismo

El PRO consiguió la aprobación de la venta del Edificio del Plata (zona obelisco) para la construcción de un nuevo Centro Cívico en el sur de la Ciudad. La idea original es la de mover la sede gubernamental a terrenos que pertenecen a los Talleres Protegidos del Hospital Borda. Sin embargo, el conjunto de la comunidad del Hospital viene defendiendo esos espacios, irónicamente con apoyo activo de militancia kirchnerista. Recientemente, desde la Junta de Delegados del Hospital presentaron un amparo para suspender la construcción, y la Justicia ordenó suspender el proyecto. La medida ha sido apelada por el Ejecutivo porteño.

Otro proyecto aprobado fue el de la creación de un Distrito de las Artes, en el barrio de La Boca y parte de Barracas y San Telmo. Aquellos lugares de interés cultural en la zona tendrán exenciones impositivas y facilidades para tomar créditos. Sin embargo lo que representa este proyecto es un negociado más. Así lo explica la diputada Susana Rinaldi (del bloque ibarrista que decidió no acompañar con el voto este proyecto). En declaraciones publicadas en Pagina /12 dijo que es “un negociado inmobiliario enmascarado, que no está dirigido a favorecer a los artistas, sino a distintos empresarios que se beneficiarán con la exención impositiva que les permitirá deducir ingresos brutos en cualquier otra zona de la Ciudad”.

Además, se autorizó a que el Gobierno porteño tome una deuda por USD 250 millones para ejecutar obras en la cuenca del arroyo Vega en el marco del Plan Hidráulico, para prevenir inundaciones. Desde el kirchnerismo, anteriormente, habían acusado a Macri de subejecutar $ 40 millones y paralizar las obras en el arroyo.

Por últimos, entre los proyectos más importantes, y a la vez controversiales, se trató la cesión, por 30 años, de 37,5 hectáreas del Parque Roca a la empresa Centro de Transferencia de Cargas Administradora SA. Este espacio actualmente se destina a actividades deportivas y recreativas, pero pasará a ser un centro concentrador logístico. Estos capitales también serán beneficiados con exenciones impositivas.

Lo que logró imponer el kirchnerismo

A cambio, el kirchnerismo logró que se aprueben dos proyectos, adelantados por la presidenta Cristina Fernández en un discurso el 21 de septiembre pasado, que resultan claves para intervenir en la Ciudad. A partir de la rezonificación de terrenos ferroviarios en Nueva Pompeya, Parque de los Patricios, Caballito, Palermo y Liniers, se construirán viviendas sociales y se podrá financiar el soterramiento del Ferrocarril Sarmiento.

Los terrenos comprendidos en Caballito, Palermo y Liniers, serán destinados en un 65% al gobierno de la Ciudad para espacios verdes, y el 35% restante, se venderán a empresas privadas: por un lado, mediante fideicomisos se construirán edificios privados, por otro lado, se legalizará el Centro Comercial a cielo abierto que la empresa IRSA está construyendo en Palermo (ubicado entre las calles Godoy Cruz y J. B. Justo, a lo ancho; y Santa Fe y Paraguay, a lo largo). Con la caja que entre por la concesión de los terrenos, el kirchnerismo busca cumplir la promesa del soterramiento del Ferrocarril Sarmiento.

La empresa IRSA, no sólo se beneficia con la legalización del Centro Comercial, sino también con las 4.500 viviendas que se construirán en Nueva Pompeya y Parque de los Patricios. Las mismas se enmarcan en el Plan Pro.Cre.Ar, cuyos créditos otorga el Banco Hipotecario. IRSA es dueña del 30% del mismo, siendo su dueño, Eduardo Elsztain, el presidente de ese banco.

Tanto los proyectos del kircherismo, así como la venta del edificio del Plata, necesitan una segunda lectura, por lo que luego de una audiencia pública tendrán que volver a ser aprobados.

Lo que se viene

Así como los bloques políticos que denuncian el acuerdo (Proyecto Sur, Buenos Aires para Todos, Coalición Cívica – ARI, MST) afirman que este comenzó con la votación de la nueva Ley de ART en el Congreso Nacional, pareciera que la novela aún ha terminado.

El último martes, se aprobó en la comisión de Presupuesto porteña la autorización para contraer un préstamo, por un valor de USD 216 millones con el Banco Nacional de Desarrollo Económico y Social (Bndes) de Brasil, para adquirir 120 coches para la línea H del subterráneo.

Pero mucho más jugosos son dos proyectos que pueden ser tratados en los próximos días en la Legislatura porteña, y que tendrían al mismo beneficiario: la empresa IRSA.

Por un lado, se podría tratar próximamente la tan postergada aprobación de la construcción del barrio exclusivo Solares de Santa María, conocida como “Dubai de la Costanera”. Se pretende construir un barrio de lujo en las 70 hectáreas linderas a la Reserva Ecológica que pertenecen a la empresa inmobiliaria de Eduardo Elsztain. El proyecto está preparado desde el 2010, momento en el que fue enviado a la Legislatura, y en el cual IRSA se comprometía a invertir la gigantesca suma USD 1.000 millones, pero el macrismo hasta el momento no ha tenido los votos suficientes para aprobarlo.

Por otro lado, en la Isla Demarchi, muy cerca de los ex terrenos de la Ciudad Deportiva de Boca Juniors, en donde está programado el barrio exclusivo, está pendiente la construcción del Polo Audiovisual en un terreno de 112.000 m2. Elsztain, estuvo en el anuncio de del proyecto, y participó en la elaboración del mismo. Una posibilidad, que aún no se ha confirmado ni desmentido, es que, además de un estudio de cine, se construyan viviendas; las que quedarían, en parte, en manos privadas. Esto beneficiaría, sin dudas, todavía más a IRSA.

El primer proyecto es impulsado por el macrismo, el segundo por el kircherismo. Ambos deben ser aprobados en la Legislatura porteña, que se reúne el próximo 22 de Noviembre. Sin embargo, ninguno de los dos partidos tiene los votos propios para que se lleve adelante. La última coincidencia, es que ambos proyectos benefician fuertemente a la empresa IRSA.


-

Continúa el acuerdo PRO-K (14 de noviembre de 2012)



El pacto entre el PRO y el kirchnerismo en la Legislatura porteña parece no tener fin. A la batería de leyes tratadas hace menos de dos semanas, ahora se suman el traspaso del subte, la urbanización de los parques de la Comuna 8, de las villas 31 y 31 bis, y la construcción de la “Dubái de la costanera”; y la lista puede continuar. Por Nicolás De Mestico, para ANRed


En la madrugada del viernes 2 de noviembre, en el Parlamento de la Ciudad de Buenos Aires, el interbloque K y el macrismo aprobaron, en tiempo récord, 11 leyes. A cambio de la construcción de 4500 viviendas sociales, se votó por los negociados para las grandes empresas –en especial para IRSA, el mayor grupo inmobiliario del país-, en detrimento de los espacios públicos y terrenos del Hospital Borda.

Aunque, tal como había adelantado ANRed hace una semana, el acuerdo no quedó ahí.

Enhorabuena, Macri aceptó el traspaso

Tuvo que darse un acuerdo bochornoso para que, luego de 10 meses de tensión entre el Ejecutivo porteño y nacional -con los usuarios y trabajadores como rehenes-, el conflicto por el traspaso del subte, al parecer, haya llegado a su fin.

En el día de ayer, Mauricio Macri anunció que enviará un proyecto de ley a la Legislatura para que el traspaso se haga efectivo a partir del 1 de enero de 2013.

A pesar de que el Jefe de gobierno no escatimó en críticas hacia la gestión kirchnerista en materia de transportes, este hecho entraría en el acuerdo PRO-K. Además, hay que sumarle un proyecto de ley que podría ser votado el jueves 15, en donde se aprobará un préstamo por 216 millones de dólares para adquirir 120 coches para la línea H del subterráneo.

La Dubái de la costanera

El lunes de esta semana, se trató en una reunión conjunta de las comisiones de Planeamiento Urbano y Presupuesto, el proyecto para construir el barrio “Santa María del Plata”. En el predio, que está ubicado entre la reserva ecológica de la Costanera Sur y el barrio Rodrigo Bueno, se propone la creación de una especie de extensión de Puerto Madero pero con embarcadero propio, lagunas artificiales y edificios de 160 metros de altura.

Durante dicha reunión de comisiones, se vivieron algunos incidentes fuera de la Legislatura, que incluyeron golpes por parte de efectivos de la Polícía Metropolitana y el impedimento de ingreso a casi todos los vecinos de los barrios afectados, de los cuales sólo lograron entrar al recinto en una pequeña comitiva. Estas situaciones favorecieron a que se llame a cuarto intermedio. El tratamiento de este proyecto se continuará este miércoles 14 de noviembre, desde las 12 hs.

El proyecto es presentado conjuntamente entre la empresa IRSA, dueña del predio, y Mauricio Macri. Es la tercera vez que pasa por la Legislatura: anteriormente no había tenido los votos suficientes, pero ahora confían obtener los votos del interbloque K.

La novedad es el artículo 8: en contraparte de las ganancias millonarias -que se estiman en 1000 millones de dólares-, IRSA aportará, al gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, la módica suma de 15 millones dólares en tres cuotas. A pesar de que el oficialismo prometió que el dinero se destinaría a la urbanización de la villa, esto no está especificado en el proyecto.

Los vecinos del barrio Rodrigo Bueno que se acercaron a la reunión de las comisiones denunciaron que no existe un estudio sobre el impacto ambiental que generaría la construcción del barrio, y afirman que existiría riesgo de inundaciones porque se efectuarían trabajos de calado sobre el curso del agua. Además, se expresaron en contra de la cláusula que restringiría su ingreso al centro urbano y, por último, alertaron sobre la posible relocalización de algunas familias del barrio.

El Plan Maestro

Otros de los proyectos que habría entrado en el acuerdo entre el kirchnerismo y el PRO, y que se planea tratar el 22 de noviembre en la Legislatura, es “El Plan Maestro para la Comuna 8”. El mismo, rezonifica una veintena de predios de Soldati, Lugano y Villa Riachuelo que actualmente están catalogados como “urbanización parque”, que impiden construcciones.

Con este proyecto, no sólo se permiten las construcciones, sino que también se contempla un beneficio a las empresas que allí radiquen su domicilio, con exenciones a los impuestos de Ingreso Brutos, Sellos e Inmobiliarios.

A cambio de la concesión de los parques, el macrismo propone la urbanización de la villa 31 y 31 bis. Sin embargo, en vez de trabajar con el proyecto de 3 años de trabajo de los vecinos, y con la asistencia técnica de la Facultad de Arquitectura (UBA), lo hicieron con uno propio.

Notas relacionadas:

El acuerdo entre el Pro y el kirchnerismo podría no haber terminado

Tratamiento a puertas cerradas del proyecto que plantea el desalojo del Barrio Rodrigo Bueno y la urbanización de las villas 31 y 31 bis

-
0
0
0
1
0No comments yet