Check the new version here

Popular channels

"Quiero adoptar un nene y una nena"


















José María Muscari: "Quiero adoptar un nene y una nena"



El favorito de ExtraShow.La gente eligió al director/actor en una votación en Clarín.com. "La fama me hizo más fácil el sexo y más difícil el amor", confiesa.




Antes de la popularidad, ¿eras el favorito o el marginado?

Siempre fui líder, que no es lo mismo que favorito. Siempre tuve una condición para manejar masas. Me pasa algo energético, soy un poco alquimista de las energías. Fui el hijo del verdulero, pero el líder. Vivía en Villa Devoto y manejaba toda la cuadra. Nunca me tocó el bullying. O quizá fue un acto de defensa ser el cabecilla.



Tenés un nombre muy bíblico. ¿Lo eligieron con esa connotación?

Iba a llamarme Lautaro Muscari. Qué bien suena. Pero a mi papá no le gustaba y me pusieron el nombre de mi abuelo paterno. Cero bíblico todo. Imaginate que tenía un padre verdulero y una madre que limpiaba casas, que nunca me juzgaron.



¿Pensás en que tu “yo” tan marcado puede llegar a ser insoportable para muchos?


Te puedo gustar o no, pero no hay especulaciones. Soy éste. No me creo ni muy cool, ni muy grasa, ni muy intelectual ni muy popular. Eso me acerca a la gente.


Hay una idea tuya como de tipo superado. ¿Cuál es tu gran talón de Aquiles, tu zona más vulnerable?

Soy fuerte, pero tengo un costado vulnerable. Por eso voy a terapia. Soy vulnerable en el amor. El público y la prensa creen conocer mi intimidad porque expongo mi cotidiano, pero no. El amor, la durabilidad del amor, la complejidad que tiene mi psicología para enamorarse y sostenerlo es mi parte más dolorosa.


¿Cuál es mayor, tu miedo a enamorarte o a sostener eso?

Tengo 37 años, 10 de mi vida estuve en pareja con personas maravillosas. No le temo al amor, pero si le tengo respeto a eso que me parece patético: los que se aferran a otro por no bancársela solos. Condenados de por vida a estar con alguien para no estar en soledad. Tengo una vida tan hermosa que no me dan ganas de compartirla con cualquiera. En eso soy riguroso. Se me complica la elección del amor en la Era en que el amor está relacionado al Whatsapp.



¿Por qué te cuesta mantener por mucho tiempo una pareja?

El máximo fue cuatro años para mí. Lo dificil es encontrar y que el otro me encuentre. No me dan ganas de rellenar un espacio.


¿Encontrar pareja te cuesta más a partir de la fama?

La fama me hizo más fácil el sexo y más difícil el amor. ¡Igual no me voy a quejar! Antes de ser famoso no me fue difícil el sexo. Ahora la cartilla es más amplia.



Querés ser padre. ¿Empezaste a plantearte cómo?

Voy a ser padre. No sé si solo o si enamorado de alguien. El método que más me cierra es la adopción, porque creo más en la ley del amor que en la de la sangre. Y me parece un buen negocio propiciarle una familia a quien no la tiene. Soy muy clásico y quisiera tener una familia tipo, hija e hijo, pero sin esposa. Adoptar un nene y una nena. Ya fui al RUAGA (Registro de Adopción) y averigué. La mala prensa que tiene la burocracia me frena, pero no voy a dejar de hacerlo.



Tenés un ego marcado, pero sin embargo pagaste la hipoteca de la casa de Nazarena Vélez en su peor momento. Eso habla de que no siempre te mirás el ombligo...


Detesto la falsa modestia. Pero siento que tengo el ego muy bien colocado. El otro me importa mucho, no soy solo yo. Mi trabajo, de hecho, consiste en eso. Y es cierto: Fabián Rodríguez señó una casa y ella debía pagarla después de lo que pasó. Como no era un momento en el que Naza pudiera tomar decisiones, tomé la decisión unilateral de aportar el dinero y después arreglarlo con su papá. Naza me lo va a seguir devolviendo.


Ese drama, la muerte de Norma Pons, que era tu íntima amiga. Todo en pocos meses. ¿Cómo te relacionás con la muerte?

Lo primero fue antinatural, Norma en cambio se fue en un momento luminoso. No me quiero morir, pero no tengo fantasmas con mi muerte. Ya los sublimé.


¿Con el fútbol cómo te llevás? Parecen mundos opuestos y sería un hallazgo que ahondaras en eso en una obra.

Me llevo con la tele apagada. Me cuesta comprender el fenómeno de 22 detrás de una pelota. Fui de Vélez y después de Chicago, pero sin pasión. Quizás el fútbol me va a llegar como la paternidad. ¿Quién te dice? Quizá el padre de mi hijo sea un futbolista. ¡Yo podría ser botinero! (se ríe). Uno me anduvo revoloteando, pero no accedí. Fue en época de ShowMatch. Futbolista de equipo grande. Pero mejor... lo dejamos ahí.







Bueno, eso fue todo! Espero que les haya gustado.

Y gracias por visitar mi post






0
0
0
0No comments yet