Canales populares

Radiación a tope para desarmar el reactor 1 en Fukushima

CONTAMINACIÓN

Radiación a tope para desarmar el reactor 1 en Fukushima


El tifón que golpeó las costas de Japón la semana pasada elevó a tope los niveles de radiación del agua subterránea en Fukushima. Mientras el nivel de cesio radiactivo en el agua de un pozo situado en la costa y próximo a la central asciende a 251 mil becquereles por litro la operadora de la central comenzará un largo y delicado proceso para retirar una cubierta que envuelve el reactor 1 con el que se pretende evitar la dispersión de material radiactivo en el aire antes de proceder al desmantelamiento total de la unidad.






CIUDAD DE BUENOS AIRES (Urgente24) - El nivel de contaminación radiactiva detectado en el agua subterránea cerca de la accidentada central nuclear de Fukushima se disparó tras las lluvias torrenciales causadas por un tifón la semana pasada, informó la operadora de la planta.

El nivel de cesio radiactivo en el agua de un pozo situado en la costa y próximo a la central ascendía a 251 mil becquereles por litro, el más alto observado hasta ahora en este punto, según las muestras tomadas por Tepco Electric Power Company (TEPCO) los pasados días 8 y 9, precisó la cadena NHK.

La presencia del isótopo radiactivo es tres veces superior a la medida cuatro días antes, un aumento que según los técnicos de la central se debe a las abundantes precipitaciones registradas en la prefectura de Fukushima, provocadas por el paso del poderoso tifón Phanfone el pasado 6 de octubre.

El agua de lluvia se filtra al subsuelo y se mezcla con el líquido contaminado procedente de los reactores dañados. Los responsables de la planta prevén tomar muestras de agua subterránea de la zona con mayor frecuencia para analizar la evolución de las radiaciones, según dijeron al citado medio. Por el momento, se descartan medidas adicionales, ya que se desconocen la profundidad y el alcance de las filtraciones de agua contaminada, y TEPCO ya tiene en marcha varias medidas para tratar de controlar este problema, como el bombeo de agua subterránea o la construcción de muros de contención bajo tierra.

Desmontando el reactor

La central nuclear de Fukushima comenzará un largo y delicado proceso para retirar una cubierta que envuelve el reactor 1 con el que se pretende evitar la dispersión de material radiactivo en el aire antes de proceder al desmantelamiento total de la unidad.

Según informó la operadora de la planta, Tokyo Electric Power (TEPCO), varios operarios perforarán medio centenar de agujeros en el techo de esta cubierta.

Este revestimiento de poliéster se colocó hace tres años sobre el edificio del reactor, que sufrió una explosión por concentración de hidrógeno en el accidente de 2011, para ayudar a reducir sus emisiones radiactivas.

A través de esos agujeros, rociarán un producto químico para fijar el polvo que tapiza el edificio y evitar así que se difuminen sus partículas radiactivas en el aire cuando se retire el revestimiento de poliéster.

TEPCO anunció inicialmente que la retirada de la cubierta empezaría el pasado mes de julio, pero decidió retrasarla porque ese mismo mes se detectó la presencia de material radiactivo en arrozales cercanos a la planta, aparentemente por el polvo que levantó la retirada de escombros que circundaban el reactor 3.

La operadora de la central ha ideado este proceso, más complejo, para evitar que la situación se repita.

El siguiente paso será retirar la semana que viene parcialmente la parte superior de la cubierta para comprobar si el polvo se dispersa o no.

Hasta marzo de 2015 no comenzarán las operaciones a gran escala para quitar el revestimiento.

La retirada de los escombros que dejó la explosión de hidrógeno se comenzará a realizar en 2016, mientras que en 2017 el objetivo es empezar a retirar barras de uranio de la piscina de combustible gastado que hay en el edificio del reactor.

Aún restará la parte más difícil, retirar el uranio parcialmente fundido de la unidad de fusión, a cuyo interior aún no se ha podido acceder debido a los altísimos niveles de radiación.

En total, se calcula que el desmantelamiento total de los reactores de Fukushima no concluirá hasta dentro de entre 25 y 35 años debido a la enorme complejidad del proceso.

El accidente en Fukushima, provocado por el terremoto y tsunami de marzo de 2011, ha sido el peor desde el de Chernóbil (Ucrania) en 1986, y sus emisiones y vertidos radiactivos aún mantienen evacuadas a miles de personas que vivían en torno a la central y han afectado gravemente a la agricultura, la pesca y la ganadería local.
0
0
0
0No hay comentarios