Popular channels

Rafaela sacó pecho en Rosario

BIENVENIDOS A MI VIRGOCRAP







Rafaela sacó pecho en Rosario



En el Gigante de Arroyito, venció 2-0 a Central con goles de Vittor y Bastía. Los de Sensini se recuperaron de la derrota ante River y subieron al sexto puesto.







El clásico fue un oasis en este desierto canalla. Una alegría grande para esos hinchas que celebraron en este mismo Gigante de Arroyito en el que anoche Central volvió a ser pequeño. Antes de vencer a Newell's, había encadenado tres derrotas. Después de aquel éxito, sumó otras dos caídas. La semana pasada, en Córdoba, y ayer, frente a Rafaela.

Quedó corto el resultado. Debió ser una goleada del equipo celeste y blanco, que recién en el final pudo marcar el segundo, con un zapatazo a la carrera de Adrián Bastía. Los rosarinos ya se aferran a la Copa Argentina, al cabo, la única esperanza de este semestre gris.

Sobraron las razones para explicar el triunfo de Rafaela. Es que mientras los rafaelinos se mostraron como un equipo prolijo, ordenado, con un libreto que respeta a rajatabla, Central fue ordinario, anárquico, sin un patrón de juego. Por eso salta de un partido brillante, como fue el clásico, nada menos, a un encuentro descolorido. Padece su propia irregularidad.

Es que Central abusó del pelotazo. La búsqueda constante de Sebastián Abreu fue contraproducente. El uruguayo se transformó en un imán negativo. Porque más allá de que aporta variantes en el juego aéreo, cuando no marca la diferencia en el área rival, el equipo se nubla y se queda sin variantes. Los rosarinos llegaron con un bombazo de Barrientos que explotó en el travesaño. No obstante, el dominio siempre fue de Rafaela.

Albertengo, a contramano de Abreu, no sólo tiene juego aéreo; también, se mueve por los costados, pivotea, se retrasa 30 metros para empezar la jugada. Y le generó problemas atrás a Central. Después, el orden de Adrián Bastía en el medio resultó fundamental. Y el gol llegó a través de una pelota parada: córner de Rodríguez Rojas y cabezazo goleador de Vittor.

En el segundo tiempo, entró Valencia, pero Central no mejoró ni un poquito. En ese contexto, Caranta se esforzó por evitar un mal mayor, pero nada pudo hacer nada con el golazo del Polaco Bastía.


FIN DEL POST
0
0
0
0No comments yet