Te damos la bienvenida a la comunidad de T!Estás a un paso de acceder al mejor contenido, creado por personas como vos.

O iniciá sesión con
¿No tenés una cuenta?


Hola



Rajoy pide que ningún lugar del mundo refugie riqueza de evasores






El presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy, ha apelado hoy al G20 a trabajar para que ningún lugar del mundo sirva de refugio a la riqueza de quienes no tributan en su país y ninguna autoridad fiscal proteja a los evasores fiscales. Rajoy ha planteado esta demanda en su intervención en la segunda jornada de la cumbre del G20 que se celebra a puerta cerrada en Brisbane (Australia) y en la que ha exhibido el "compromiso moral" de España contra el fraude.

El jefe del Gobierno, según han informado fuentes españolas, ha expuesto los esfuerzos fiscales que ha realizado España en los últimos años y que ha dicho que han sido de los más importantes que se han llevado a cabo entre los países desarrollados.

En consecuencia, ha reconocido que han comportado "un gran sacrifico" para los españoles y, por ello, luchar contra la evasión fiscal tiene ese carácter de compromiso moral además de ser un requisito para la mejora de la eficacia y la capacidad de recaudar.

El presidente del Gobierno ha enumerado las medidas aprobadas en España para luchar contra el fraude fiscal, entre ellas la limitación del uso de dinero en efectivo, nuevas obligaciones de información, que no prescriban las rentas no declaradas o la tipificación de nuevos delitos.

Además, ha explicado que España ha aumentado su capacidad recaudatoria, lo que sumado a las medidas anti-fraude, representan los objetivos de la reforma fiscal que entrará en vigor el año que viene.

Rajoy ha advertido de que los esfuerzos nacionales deben ir acompañados de una mayor cooperación internacional.

Por ello, ha señalado que España respalda todas las medidas del Plan de acción para evitar la evasión fiscal y está entre los países que antes adoptarán el sistema de intercambio automático de información fiscal. "España será uno de los primeros países en aplicar el intercambio automático de información fiscal previsto en el plan de acción elaborado en el G-20".

Sin embargo, este intercambio automático no comenzará hasta 2017 o incluso finales de 2018, según se establece hoy en la declaración final de la cumbre de Brisbane.

Las grandes empresas podrán seguir aprovechando hasta entonces las posibilidades del sistema para evitar el pago de impuestos, pese al compromiso que subraya el grupo de los principales países desarrollados y emergentes de que "las ganancias deben pagar impuestos allí donde se realizan las actividades económicas que generan esas ganancias".

El presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, anunció que quiere conseguir una regulación para la Unión Europea (UE) antes de ese plazo, en vista de que cuenta con el apoyo de la mayoría de miembros de la Unión Europea (UE). Fuentes diplomáticas dijeron que en cambio se mostraron en contra de una rápida implementación países como Australia, Japón y Reino Unido.

El interés de Juncker se debe a las presiones que enfrenta tras conocerse las prácticas fiscales de Luxembugo, que permitían a las empresas evadir millones en impuestos. Juncker fue primer ministro de ese país desde 1995 a 2013.

Mariano Rajoy ha puesto en valor durante su intervención que Europa también está dando pasos para reforzar la lucha contra el fraude fiscal con medidas como la aprobación el pasado mes de marzo de la directiva de fiscalidad del ahorro y la futura directiva de cooperación administrativa para adaptar la legislación europea al nuevo estándar mundial.

Asimismo, ha recordado que los países europeos del G20 han impulsado, mediante acuerdos bilaterales, la implantación de la normativa estadounidense (FATCA) para fijar un modelo de información para entidades financieras extranjeras respecto a las cuentas en el exterior de personas físicas y jurídicas de sus nacionales.

Posteriormente y durante su discurso ante la prensa al cierre de la cumbre ha dicho sentirse "orgulloso" de que España sea un ejemplo "en todo el mundo" por sus medidas económicas ante la crisis económica.
"Ejemplo de superación"

"Para mi es un orgullo que los españoles sean vistos en el mundo como un ejemplo de superación y como un modelo de sociedad capaz de dar la vuelta a una situación muy difícil", ha dicho este domingo el mandatario español, quien insiste en que "cuando se habla de superar la crisis en todo el mundo se pone como ejemplo el caso de España".

Asimismo, Rajoy ha señalado que el G-20, que congrega a las veinte principales economías del mundo, "coincide con el planteamiento de política económica del Gobierno de España", con "reformas estructurales" y el "refuerzo de las políticas macroeconómicas en Europa".

"Hemos pasado momentos muy duros, pero estamos recogiendo los primeros resultados de una tarea bien hecha", ha añadido el presidente, después de recordar que "la experiencia española y sus reformas han abierto la primera sesión plenaria del G-20".

En cualquier caso, Rajoy ha dicho que más allá de lo que tengan que hacer todos los países de forma individual "resulta importante coordinar políticas para salir con fuerza de la crisis". En este punto, ha apuntados los cuatro ejes de las reformas estructurales marcadas por el G-20: animar la inversión, estimular la creación de empleo, aumentar competencia y potenciar el comercio.



Gracias por pasar