Ramsey sospechoso de matar a Robin Williams

Pobre Ramsey. El estigma de “mufa” que las estadísticas le agigantan parece no tener fin. Desde 2011, con la muerte de Osama Bin Laden, comenzó a rodar la desafortunada fama: cada vez que el jugador del Arsenal convierte un gol, un famoso pasa a mejor vida a las pocas horas. Robin Williams, su “última víctima”.

Todo comenzó en mayo de 2011: el galés del Arsenal convirtió para la victoria de su equipo ante el Manchester United y al día siguiente Obama, presidente de los Estados Unidos, confirmaba la muerte de Bin Laden.

La segunda “víctima” en el prontuario de Ramsey fue nada más ni nada menos que el creador de Apple, Steve Jobs. Tres días antes del fallecimiento de este genio de la informática, el galés le marcaba un gol al Tottenham.

Para cerrar el año, Ramsey le hizo un gol al Olympique de Marsella por la Champions League y la maldición volvía a repetirse un día más tarde: el dictador libio Moammar Kadafi era asesinado por la milicia rebelde.

En 2012 se le endilgaron dos fallecimientos de famosos más al jugador del Arsenal, producto de sus goles: en febrero Whgitney Houston tras un tanto al Sunderland y en marzo el pianista cubano Bebo Valdés luego de un gol con su selección ante Escocia.

Se dice que en mayo de 2013 hizo un “doblete”: tras un gol que mandó al descenso al Wigan, al día siguiente murió el cantante español Manolo Galván y a los dos días el dictador argentino Jorge Rafael Videla.

Hasta ayer, Ken Nortton, el boxeador que se hizo famosos por vencer al gran Muhammad Ali, era la “última” víctima -tras otro gol al Olympique de Marsella- de Ramsey.

El domingo, el Arsenal ganó la Community Shield ante el Manchester City goleándolo por 3-0 con un tanto de Ramsey. Ayer se confirmó la triste noticia para el mundo del espectáculo del fallecimiento de Robin Williams, un nombre más que entra

En septiembre del año pasado, Ramsey convirtió en el triunfo de los Gunners ante el Olympique de Marsella (una de sus víctimas favoritas) y luego se supo de la muerte del boxeador Ken Norton, quien supo vencer a Muhammad Ali.

El domingo anterior, el Arsenal se consagró en la Community Shield frente al Manchester City, al que vapuleó por 3-0 con un tanto suyo. Horas más tarde se confirmó el deceso del actor estadounidense Robin Williams, una nueva “víctima” que se suma a la larga lista del pobre Ramsey.