Noticias

¿Re-reelección o Jueza 2015? Cristina busca una "no s

EL TEMOR DE SER INVESTIGADA

¿Re-reelección o Jueza 2015? Cristina busca una "no salida"
¿A la Presidencia o a la Justicia? ¿Re reelección o "Cristina jueza 2015"? Hace poco más de un año, lo dijo la propia mandataria en un arranque de sarcasmo por un fallo de la Corte Suprema. Ahora, mientras evalúa cómo resistir en el poder, analiza plan B: sabe que si se va, varias investigaciones caerán sobre su figura...
17/11/2014|12:29 -
r

CIUDAD DE BUENOS AIRES (Urgente24)


 
"-¿Usted cree que Cristina competirá el año próximo?
 
-No puedo responder por la Presidenta. De lo que estoy convencido es de que Cristina es el puente político hacia el futuro de nuestro proyecto. Es el punto ordenador del espacio; por lo tanto, cualquiera de los compañeros que cree que puede conducir el destino de la Argentina está estrictamente vinculado a la suerte de la Presidenta y de nuestro gobierno."
 
La respuesta la dio hace una semana el presidente de la Cámara de Diputados, Julián Domínguez.
 
"Cristina va a ser la gran electora en 2015", dijo hace unos 10 días el diputado nacional y dirigente de La Cámpora, Eduardo Wado de Pedro, sobre la discusión por las candidaturas del Frente para la Victoria para los comicios, que aclaró: "todavía no se está dando".
 
Este fin de semana, la consultora Centro de Estudios de Opinión Pública (CEOP) difundió una encuesta que muestra una imagen positiva de Cristina de casi al 50%. "Este cuadro demuestra que es un error hablar de fin de ciclo", sostuvo el director de la consultora, Roberto Bacman.
 
Según difundió 'Infonews', además del 49,3% de imagen positiva, un 54% de los consultados tiene una apreciación satisfactora los 11 años de gobiernos kirchneristas.
 
"Es un buen momento de la imagen presidencial", señaló el director de la consultora, y agregó que "con algunos altibajos, viene mejorando desde la crisis con los fondos buitre". De hecho, la franja del 33% que tiene "muy buena" imagen de la mandataria, dentro de ese 49,3 de nota positiva global.
 
La imagen positiva de la Presidenta se apoyaría en los menores de 35 años, donde treparía al 54%, y en la base tradicional del peronismo, los sectores de menos poder adquisitivo. "Yo diría que en el Gran Buenos Aires la imagen positiva de Cristina está por arriba del 60%", añadió el "optimista" consultor.
 
En cuanto a los 11 años de gestión K, una mayoría del 54% opina que este período fue positivo, mientras que 43% lo evalúa como negativo.
 
"Este cuadro demuestra que es un error hablar de fin de ciclo", sostuvo Bacman. "El modelo es un modelo que se conoce y terminó pesando mucho a la hora del voto. El candidato del FpV no necesitará hablar de lo que va a hacer, sino de lo que ya se hizo. Del otro lado hay una cruzada épica, orientada hacia lo anti K, pero todavía no se sabe bien con qué modelo", finalizó.
 
¿Cuál es el problema? Lo dijo el propio Eduardo Duhalde: Cristina "no tiene heredero" para 2015.
 
"Es evidente que no tiene ningún heredero" la jefa de Estado para sucederla, expresó Duhalde en declaraciones a radio Mitre y manifestó que "del kirchenrismo que la acompaña, es evidente que ninguno puede tener pretensiones".
 
Pero ninguno se baja de la carrera. En efecto, todos buscan potenciar sus figuras. Daniel Scioli es el postulante  que aparece hoy mejor instalado en las encuestas aunque siempre fue resistido por el núcleo duro del oficialismo.
 
El Movimiento Evita es el principal bastión de apoyo de Jorge Taiana. Para Sergio Urribarri, gobernador de Entre Ríos, sólo dos arribarán a la final: Scioli y, obvio, él. 
 
"Yo no me bajo", se apuró a decir en diálogo con 'La Nación', el senador Aníbal Fernández. "Voy a seguir fortaleciendo mi candidatura", aseguró Agustín Rossi, ante la consulta. Lo mismo hizo el ministro del Interior, Florencio Randazzo, rankeado segundo en la mayoría de los sondeos y cada vez más crítico de Scioli. 
 
"La que va a definir es Cristina. No hay que apurar los tiempos; es como querer marcarle la cancha a ella", interpretan cerca del funcionario.
 
En tanto, todos descartan que estén pujando para quedarse con otro premio que no sea el mayor. Ni la vicepresidencia, ni la gobernación, ni la jefatura de gobierno. 
 
El mes pasado, la diputada oficialista Diana Conti aseguró que no ve a la presidenta Cristina Fernández "con ganas" de competir por un "cargo electivo" en 2015, aunque estimó, un tanto exagerada, que la mandataria "seguirá siendo un actor político definitorio en la Argentina, en la región y en el mundo" y no se quedará "en la casa planchando o lavando".
 
Sin duda, por la irrefrenable voluntad de poder que siempre ha demostrado Cristina, y claro está, por los millones que ha sabido acumular (¿por ser una "exitosa" abogada?), ni un solo argentino sospecharía que se quedaría haciendo las tareas del hogar. 
 
Sin embargo, existe otro "detalle" que mantiene atenta a la mandataria. Cristina sabe que si se va, además de poner en riesgo cualquier ápice de todo el poder que ha sabido acumular, existe un altísima probabildad, casi un hecho cantado, de que sufra intensas investigaciones en su contra.
 
Hace poco más de un año, el sarcasmo la llevó a decir la siguiente frase: "Cuando hablan de tanta reforma constitucional, de reelección... La verdad es que en 2015 yo quiero ser jueza. Para que pueda tener simplemente una lapicera, un papel, una cautelar. Firmar, y ¡qué me importa lo que vota la gente! (...) Así que ya saben: Cristina jueza 2015".
 
Pese a las ironías, parece que, en cualquier frente, habrá Cristina para rato...