Check the new version here

Popular channels

Reaparecen las barricadas en Venezuela por la crisis

Fue en Táchira. Hubo choques con la policía y bombas molotov.





Otra vez volvieron las protestas callejeras en Táchira contra la crisis social que se abate sobre Venezuela, pero ahora fue un grupo reducido que cortó calles y se enfrentó con la policía. La barricada se produjo a lo largo de la madrugada del lunes y hasta el martes en un punto del noreste de San Cristóbal, donde estallaron las protestas antigubernamentales de febrero que dejaron un saldo de 43 muertos.

La manifestación comenzó pasadas las cuatro de la mañana local cuando estudiantes bloquearon las calles con bolsas de basura y escombros e iniciaron un enfrentamiento lanzando bombas incendiarias caseras contra la militar Guardia Nacional y la Policía, que les respondió con balas de goma y bombas lacrimógenas. En el enfrentamiento al menos un agente acabó prendido en llamas por una bomba casera.

Al igual que en el proceso anterior, durante la protesta se escucharon reclamos en contra de la creciente escasez de productos básicos, la inflación que supera el 60% y la inseguridad callejera. Se sumaron a ello las críticas al extravagante plan gubernamental de supervisar la compra de alimentos a través de un sistema electrónico de toma de huellas digitales. Otro de los enojos se refiere a los recurrente cortes de la energía eléctrica en la ciudad.

Las protestas estudiantiles de febrero, cuyo punto de arranque fue el reclamo contra la inseguridad callejera por el intento de violación de una estudiante, fueron rápidamente tomadas por la oposición política. De ese modo se convirtieron rápidamente en un movimiento de denuncia de la crisis social generada por el gobierno de Nicolás Maduro.

El gobernador y ex candidato presidencial de la alianza opositora Mesa de Unidad, Henrique Capriles, reivindicó ayer una de las banderas de esta última protesta e instó a los venezolanos a rechazar el sistema de control de compras mediante lectores de huellas dactilares. El político, en general con posiciones moderadas, advirtió que el gobierno tendrá que “movilizar tanques de guerra a cada supermercado” del país para establecerlo.

“El querer un cambio pacífico, democrático, electoral y constitucional precisamente significa que no aceptaremos el ‘captahuellas’ y punto. Tendrán que mover los tanques de guerra a cada bodega, abasto, mercado, porque es inconstitucional y no hay que aceptarla”, dijo en mensajes colgados en su cuenta de Twitter.

El gobierno sostiene que el desabastecimiento no es una consecuencia de la crisis económica, cuya existencia niega, sino que se debe a una confabulación de los supermercadistas y supuestos golpistas para generar escasez e inflación.
0
0
0
0No comments yet