Check the new version here

Popular channels

Reciclar el plástico, clave para el ambiente



Cuando se habla de reciclar plástico, el acento debería ponerse en “cómo generar cada vez menos residuos”. La reducción en la fuente de plásticos se refiere directamente al diseño y a la etapa productiva de los productos -principalmente envases- antes de ser consumidos. Minimizar el volumen y peso de los residuos es el primer paso para resolver el problema global de los mismos.

Reciclar es una manera de concebir los productos con un nuevo criterio ambiental, generar menos residuos. Y esto es aplicable a todas las materias primas; vidrio, papel, cartón, aluminio, plásticos, etc.
En el caso de estos últimos residuos, la reducción en la fuente es responsabilidad de la industria petroquímica -fabricante de los diferentes tipos de plásticos-, de la industria transformadora -que toma esos plásticos para fabricar los diferentes productos finales- y de quien diseña el envase.
Reducir en la fuente significa referirse a la investigación, desarrollo y producción de objetos utilizando menos materia prima. De ahí su denominación porque se aplica a la faz productiva. Al utilizar menos materia prima se producen menos residuos y además se aprovechan mejor los recursos naturales.
Minimizar el volumen y peso de los residuos es el primer paso para resolver el problema global de los mismos. Todo gerenciamiento de los residuos sólidos urbanos debe comenzar por la reducción en la fuente.
Esta reducción tiene varias ventajas. Disminuye la cantidad de residuos, es mejor no producir residuos que resolver qué hacer con ellos. Ayuda a que los rellenos sanitarios no se saturen rápidamente. Se ahorran recursos naturales como energía y materia prima y recursos financieros. La reducción en la fuente aminora la polución y el efecto invernadero. Requiere menos combustible quemado, lo que implica a su vez menos agresión al ambiente.
Todo sistema de recolección diferenciada que se implemente descansa en un principio fundamental, que es la separación en el hogar, de los residuos en dos grupos básicos: residuos orgánicos por un lado e inorgánicos por otro. En la bolsa de residuos orgánicos irían los restos de comida, de jardín y en la otra bolsa los metales, madera, plásticos, vidrio y aluminio.
Estas dos bolsas se colocarán en los lugares indicados especialmente en la vía pública, que luego serán recolectados en forma diferenciada, permitiendo así que se encaucen hacia sus respectivas formas de tratamiento.
En el centro de reciclado se reciben los residuos plásticos mixtos compactados en fardos que son almacenados a la intemperie. El reciclado mecánico es el más difundido en la Argentina, sin embargo este proceso es insuficiente por sí solo para dar cuenta de la totalidad de los residuos.
El reciclado mecánico es un proceso físico mediante el cual el plástico post consumo o el industrial es recuperado, permitiendo su posterior utilización. Los plásticos que son reciclados mecánicamente provienen de dos grandes fuentes: Los residuos plásticos proveniente de los procesos de fabricación, es decir, los que quedan al pie de la máquina, tanto en la industria petroquímica como en la transformadora.
A esta clase de residuos se la denomina scrap, que es más fácil de reciclar porque está limpio y es homogéneo en su composición, ya que no está mezclado con otros tipos de plásticos.
El reciclado químico trata de diferentes procesos mediante los cuales las moléculas de los polímeros son rotas, dando origen nuevamente a materia prima básica que puede ser utilizada para fabricar nuevos plásticos.
Algunos métodos de reciclado químico ofrecen la ventaja de no tener que separar tipos de resina plástica, es decir, que pueden tomar residuos plásticos mixtos reduciendo de esta manera los costos de recolección y clasificación, dando origen a productos finales de muy buena calidad.
0
0
0
0
0No comments yet
      GIF
      New