Popular channels

Reclamará Sindicato y ART? Personal de empresa hizo cumbre

Ahora va a venir el sindicato a reclamar, que les paguen las horas extras y la ART a decir que los posibles accidentes no pueden tomarse como accidente de trabajo,

NOTA DE CLARIN

Un empresario y todos sus empleados llegaron a la cima del volcán Lanín

Proeza en las alturas.Hugo Acito, de 53 años, invitó en junio a su personal y se pusieron a entrenar. El martes lograron el objetivo.




Existe más de una razón para alcanzar la cumbre de una montaña o la cima de un volcán en la Patagonia.
El legendario escalador George Leigh Mallory recurrió a una frase simple para explicar su obsesión por conquistar el monte Everest en la década del 20: “Porque está ahí”, cuentan que respondió durante un tour en los Estados Unidos. Al empresario constructor neuquino Hugo Oscar Acito (53), los motivos profundos que lo llevaron a empujar a todo su personal, y a él mismo, hasta cumbre del volcán Lanín, a 3.747 metros de altura, siempre le resultaron claros aunque difíciles de explicar. Acito estaba convencido de que una travesía de tal envergadura iba a servir como un nexo indeleble entre la gente de San Agustín S.A., su constructora de Neuquén capital. El recuerdo de la aventura podría alimentar una relación más fuerte entre cada uno de ellos, conjeturaba el hombre de negocios. Las primeras veces en que comentó su idea, obtuvo devoluciones pesimistas. Muchos veían el viaje como una competencia entre operarios. También hubo familiares de los empleados que discreparon con el proyecto. ¿Cual era el sentido?, se preguntaban. Pero Acito no se conformaba con el tradicional asado de fin de año. Sus sueños tenía una estatura mayor.

Acito trabaja con ellos desde hace dos décadas y es testigo de su capacidad. Desde el momento en que le propuso la aventura a sus trabajadores, en junio de este año, hasta su concreción, todos debieron someterse a un estricto entrenamiento. Las horas sacadas a fines de semana, familia y amigos cercanos, tuvieron su recompensa. Acito y 12 de sus 13 empleados, de entre 24 y 57 años, hicieron cumbre en el Lanín a las 10.30 del martes. El ascenso duró dos jornadas completas. En la cumbre, festejaron con carteles de la empresa y soltaron globos bajo el cielo penetrante del Sur, a una temperatura de 10 grados bajo cero. “Se apoyaron unos a otros durante la escalada. A unos les costó más pero todos se esforzaron mucho. La idea sirvió. Como empresa es muy importante tener un vínculo fuerte y logramos eso, motivarnos todos”, explica a Clarín Acito. Acito no se imaginaba que el hecho tendría tanta repercusión. “Tuve que dejar de atender el celular. Llamaban de muchos lugares y jamás fue un emprendimiento publicitario, fue una actividad de puertas adentro”, agrega. La lista de los que llegaron a la cima dirá hoy y siempre que fueron: Mariano Baeza, Esteban Baeza, Marcos Claros, Luis Claros, Fernando Sosa, Richard Vargas, Víctor Queupumil, Juan Carlos Cruz, Oscar Cruz, Miguel Moreira, Alan López y Víctor Hugo Claro. “Yo quería que fuera una actividad memorable, que no se pudiera borrar con el tiempo. Que fuera especial”, reflexiona el empresario y concluye: “Sin duda sellamos un lazo profundo de amistad”.
0
0
0
0No comments yet