Recomiendan la retirada de Estados Unidos de Irak

(Télam) Una comisión independiente de expertos que evalúa las opciones estadounidenses en Irak recomendará un repliegue gradual de las tropas de Estados Unidos, según fuentes cercanas al debate citadas en la noche del miércoles el diario "The New York Times".

Se prevé que el grupo sugiera "un repliegue gradual de las 15 brigadas estadounidenses de combate ahora en Irak", reportó el periódico en su página web, en un artículo que se publicará este jueves en la versión impresa, informó la agencia DPA.

El diario citó a una fuente cercana al reporte, a la que no identificó, al decir que si no hay presión sobre el presidente estadounidense, George Bush, para retirar las tropas, el primer ministro iraquí, Nuri al-Maliki, tendrá "cero sentido de urgencia para alcanzar un acuerdo político que es necesario lograr".

Varias fuentes indicaron al periódico que el reporte implica un retiro de tropas a comenzar el año próximo.

El grupo, presidido por el ex secretario de Estado norteamericano James Baker, tiene previsto dar a conocer sus recomendaciones el 6 de diciembre, informó el Instituto de la Paz.

La publicación del informe se ha convertido en uno de los eventos más esperados en Washington en años, especialmente después de que el Partido Republicano de Bush perdiera las elecciones legislativas en noviembre, que fueron consideradas un referéndum por la política estadounidense en Irak.

El informe contendrá las propuestas de la comisión, que no son vinculantes para el mandatario estadounidense, quien a su vez encargó otros dos estudios sobre el tema al Consejo de Seguridad Nacional y al Estado Mayor.

Bush destacó recientemente su interés en el reporte del panel, pero rechazó con insistencia los llamados a fijar un plazo para la retirada de las tropas estadounidenses de Irak.

La comisión de 10 miembros, formada por antiguas y actuales figuras públicas, fue establecida en marzo como un esfuerzo conjunto de demócratas y republicanos.

Después de su victoria electoral, los demócratas controlarán ambas cámaras del Congreso a partir de enero, lo que aumentará su influencia para presionar a Bush por un cambio en Irak.

Es probable que el grupo proponga conversaciones directas entre Estados Unidos y los vecinos iraquíes Irán y Siria, aunque se encuentra dividido sobre la necesidad de instar a un plan de retirada, según informaron medios locales esta semana.