Check the new version here

Popular channels

Reconoció a su hijo y lo entregó por un asesinato

Giro en el crimen de la estudiante chilena.Lo acusan de haber apuñalado a Nicole Sessarego Bórquez. Su hermana sospechó que era él y le contó a su padre. Ambos lo interrogaron y el joven, de 22 años, se quebró y confesó.




-"Papi, miralo, para mí es Lucas".-"No puede ser Lucas, hija".-"Sí, papi, es Lucas".

La presunción que tuvo Milagros Azcona fue la peor. Acababa de ver la filmación de las cámaras de seguridad que registraron por última vez con vida a la estudiante chilena Nicole Sessarego Bórquez (21) cuando volvía a su departamento, en el barrio de Almagro, y un joven la seguía. El rostro le pareció familiar: era el de su hermano.
Desesperada, se lo fue a contar a su papá, Roberto, quien primero tuvo dudas, quizás por la conmoción, pero luego se terminó convenciendo, más aún cuando ambos fueron a interrogarlo y el muchacho, de 22 años, se largó a llorar. El padre decidió entregarlo a la Policía el sábado a la noche.

El caso dio así un giro impensado que podría terminar con casi cuatro meses de misterio. Hasta el momento, habían quedado bajo sospecha cuatro jóvenes. El último, un turco de 31 años que había tenido un fugaz romance con la estudiante, estuvo unos días preso. La familia de la víctima lo había señalado por sus celos. Pero, en realidad, no había ninguna prueba en su contra. En los cuatro casos dieron negativo respecto del ADN hallado en la escena del asesinato, ocurrido poco antes de las seis de la mañana del 15 de julio pasado, frente al edificio de Don Bosco al 3600.




"Para mí es él, por la forma de caminar y de vestirse", admitió ayer, con la voz quebrada por el llanto, Roberto Azcona. El hombre recordó que el viernes, luego del diálogo con su hija, fue a hablar con Lucas y le dijo: "Ese sos vos. No te falta nada, plata, nada. Siempre estuve a tu lado, siempre peleé por vos. ¿Por qué hiciste eso?". Y añadió: "No podés hacer eso, una pobre pibita, tu hermana va a la facultad, también estudia". La respuesta de Lucas fue el llanto.

Fuentes del caso contaron a Clarín que el joven trabaja en una empresa de limpieza, en Caballito. Vive en Bernal, partido de Quilmes, con sus abuelos. Tiene un balazo en una pierna que le provocó una fractura y se está recuperando. Él aseguró que le quisieron robar.



Milagros, su hermana, escuchó de boca de Lucas la confesión. "Se quebró en llanto, le reconoció, le dijo que fue" el autor del crimen, añadió el padre de ambos a C5N. En su cuenta de Twitter, el joven dejó un mensaje sugestivo nueve días después del hecho. "Hace días que estoy por la ART por 2 puntos en el dedo", escribió. La sospecha es que se lastimó en pleno ataque.

El sábado, su papá fue a jugar al fútbol, pero se volvió porque lo atormentaba el cargo de conciencia. "Mili, vamos a tener que entregarlo a tu hermano", le aseguró a su hija. Lucas, a esa altura, había intentado cortarse las venas con un cuchillo y se tajeó un brazo con la leyenda "Papá te amo". Los tres fueron a la comisaría cuarta de San Francisco Solano. "Con todo el dolor del alma vengo a decir que para mí es él", le dijo al policía que lo atendió.

Nicole, de Valparaíso, Chile, estaba en cuarto año de Periodismo y había ganado una beca para un intercambio con la Universidad de Buenos Aires (UBA). Recibió 11 puñaladas y no le robaron nada. Para los investigadores, el joven la siguió al azar tras salir de la estación Castro Barros del subte A y luego la mató. Una de las hipótesis es que el asesino actuó como un "psicópata depredador impulsivo". El papá del sospechoso cree que enloqueció. "No puedo creer que mi hijo sea el que hizo esto, era mi bebé, lo tuve en mis brazos", apuntó y agregó: "Si me equivoqué en algo quiero pedir perdón a la madre de la chica, sé que no va volver más".

La mujer, Shirley Bórquez Cáceres, le contestó poco más tarde: "Sólo puedo agradecerle infinitamente y entender su dolor como padre. Debe ser tan terrible como lo que estoy pasando yo", dijo. Luego de la detención, la Policía allanó la casa de Azcona y secuestró varias prendas de vestir de similares características a las que se observan en las imágenes de video, una notebook y una tarjeta SIM que serán sometidas a distintos peritajes en busca de pruebas.

Hoy, el juez porteño Luis Zelaya indagará al joven. A él también le sacarán sangre para compararla con la muestra que se encontró en la escena del crimen.
0
0
0
0No comments yet